martes, 30 de julio de 2013

¡¡¡Repetimos!!!

¡¡¡Repetimos!!!

Como con las natillas Danone.

Un año después, Castle vuelve a casa:


Y parece que hasta con OVNI incorporado, según parece augurar esa luz cegadora con que se hace acompañar.

domingo, 28 de julio de 2013

Ni siquiera ella sobrevivirá

Ni siquiera ella sobrevivirá:

Seguro que hay quien se acuerda de mi cruzada antihormiguil del año pasado (estos arquitectos son tan torpes que las hormigas se me colaban hasta por los enchufes).  Pues bien, este año las hormigas y yo hemos vuelto a tener movida. Mira que hay campo por ahí fuera donde pueden vivir cómodamente, eh. Pues nada, les encanta mi cocina. 

No saben ellas con quién se las tienen que ver. El año pasado fui ganando batalla tras batalla hasta echarlas al patio otra vez; este año de nuevo he ganado esa batalla, pero soy muuuuucho más ambiciosa y voy a ganar la guerra: ¡ las aniquilaré! ¡Acabaré con ese maldito nido de una vez para siempre!

Pacientes horas de observación me han llevado a descubrirlo y he colocado mi artillería en formación:




La caballería:




Mi servicio de contraespionaje:




La aviación:





Y, por supuesto, para las escaramuzas fuera de la línea de combate, tengo a mis agentes especiales:




Además, el perímetro de defensa preventiva estará bien, muy bien, muy requetebien sellado (una vez que los ingenieros vuelvan de vacaciones):



 Así que, después de este año, amigos, ¡¡¡ni siquiera ella sobrevivirá!!!







viernes, 26 de julio de 2013

...la del que huye del mundanal ruido

...la del que huye del mundanal ruido

En esta descansada y retirada vida que llevo no alcanzan los ecos de fuera. Ni siquiera los más negros.

Ayer quedé a comer con unos amigos. A los postres, mientas cada cual elegía qué tomar, yo decidí hacer una visitita a otros amigos. Lo primero que encontré fue esta críptica entrada en casa de la Arquera. ¿Ein?

Pasé luego por el hogar del amigo sátiro y me encontré con esta anotación, que aclaraba un poco más.

En mi ignorancia de lo ocurrido, pregunté en voz alta: ¿Es que ha habido un accidente de tren? Y sentí clavadas sobre mi pobre persona todas las miradas de la mesa. ¿Pero tú en qué mundo vives, hija? Fue la respuesta.

En el mío, y es obvio que anda un poco desinformado. Creo que si se acabara el mundo no me enteraría hasta que, por aquello de seguir mejorando mi inglés, lo viera en versión original en un documental de National Geographic

Hoy estuve en Madrid y la cosa andaba de luto. Por todas partes las banderas estaban a media asta:

En Correos:






En La Cibeles:





Y, por supuesto, en el Cuartel General del Ejército:




¡Dichosa tragedia que nos brinda un único consuelo! El de comprobar que nuestra bandera todavía tiene un uso.

Descansen en paz.

miércoles, 24 de julio de 2013

Finis también es friki

Finis también es friki

Pero con estas lecturas cuaderneras, ¿cómo no serlo?

Queda anotada en la lista de futuras adquisiciones.

Gracias, Urumo :-)

The logical song, Supertramp

The logical song, Supertramp


Que who I am?

Tengo una ligera idea, pero estamos en proceso de averiguarlo (modo descubrimiento activado). Mientras tanto:



¡Y aquí no tira la toalla nadie!

Hala, hagamos todos el juramento escarlatiense: A Dios pongo por testigo... 

(¡Que estamos en la entrada número 800! Eso seguro que quiere decir algo en plan esotérico y tal) ;-)


Castillos de España III

Castillos de España III














lunes, 22 de julio de 2013

Hey, soul sister, Train

Hey, soul sister, Train

Una canción animosa para los que tienen que trabajar este lunes.

domingo, 21 de julio de 2013

Stana Katic

Stana Katic

MGae me dijo que una serie que probablemente me encantaría sería The closer, así que ayer me invitó a su casa a ver los dos primeros capítulos. Hoy ha vuelto a decirme que me suba y me ha puesto el tercero.

¡Qué casualidades tiene la vida! Mira tú por dónde, va Stana Katic y aparece en este tercer capítulo:





Y la Stana actual:





Con actual quiero decir la Stana Katic posterior a su problema respiratorio, ¡pobre!, que tantos problemas debió de darle para tener que sufrir una operación de tabique nasal.

- - - - - - - - - - - - - - -

Nota: esto no se lo haría a Beckett (perdón, Stana, pero éste es un mensaje subliminal sobre la irrealidad de la perfección)

viernes, 19 de julio de 2013

Lecturas veraniegas I

Lecturas veraniegas I

De momento, un fiasco.

Un hotel en la Toscana,  Imogen Edwards-Jones

Belinda se trasladó a la Toscana hace cinco años, después de sorprender a su marido en la cama con su vecina. Decidida a cambiar de vida, monta un hotel rural en un pueblecito toscano donde pronto se convierte en imprescindible. O eso cree ella hasta que aparece Lauren, una encantadora norteamericana que también monta un hotel. La competencia inicia la batalla, y la guerra estalla definitivamente cuando el hijo de Lauren se enamora de la hija de Belinda.

Decepcionante. Necesitaba una lectura desestresante y sin complicaciones, y me he encontrado con un aburrimiento mortal. La novela tiene sus puntos de humor y el personaje de Belinda que podría haberse hecho simpático no llega a conseguirlo. Únicamente al final, y sólo porque los lectores aburridos tienen su corazoncito, Belinda logra arrancarte un ramalacillo de afecto. He logrado acabar la novela sin resoplar demasiado porque la he ido leyendo entre terapia y terapia rehabilitadora, donde no había cosa mejor que hacer.


Walden, Henry David Thoureau

Una de las lecturas que tuve que hacer durante la carrera. Me gustó bastante entonces (y aún recuerdo que fue ahí donde aprendí la palabra pond). Ahora, sin embargo, me está costando digerirla. El libro está en modo lectura desde el pasado mayo o junio, no recuerdo, y ni aun imponiéndome la lectura de 10 páginas diarias (imposición con la que no cumplo) logro avanzar. 

No está el momento para tanta filosofía. Mala elección por mi parte.



Moby Dick, Herman Melville

Otra de las lecturas en inglés para el verano. Ésta en concreto forma parte, junto a To the lighthouse, de Virginia Woolf, y Heart of darkness, de Conrad, de la trilogía de los horrores a la que hube de enfrentarme como estudiante y cuyo recuerdo aún me produce temblores (como muestra un botón: sólo he estampado dos libros contra el armario de mi habitación en toda mi vida. Uno fue un libro de cálculo de COU y el otro, To the lighthouse.  Debería avergonzarme por ello, pero sólo yo sé la cantidad de frustración que ambas lecturas me causaron. Heart of darkness se libró por un pelo).

A Moby Dick le he dado una segunda oportunidad y esta vez parece que me está entrando mejor... (quizá es que mi inglés ha mejorado desde entonces y la cosa va más fluida), pero aun así la narración se me hace demasiado pesada. Sólo llevo ciento y pico páginas, quizá a medida que avance la cosa se haga un poco más ligera. No pierdo la esperanza de que Melville logre conquistarme, por fin.

Seguiremos con más lecturas desafortunadas otro día.

miércoles, 17 de julio de 2013

Rubia lectora

Rubia lectora


Con esta foto queda demostrado que las rubias leen los libros como todo el mundo: de arriba a abajo y de izquierda a derecha.

Si esperabas encontrar otra cosa, éste no es tu blog. Para mujeres objeto (sea cual sea el color de su pelo) pincha sobre el enlace.

Swing IX



















Nil satis nisi optimum

Belén 2013

Belén 2011