lunes, 20 de febrero de 2012

Literatura juvenil III

Literatura juvenil III

A fin de continuar con la serie de entradas que comenzó el pasado diciembre con Literatura juvenil I y continuó en enero con Literatura juvenil II, viene esta tercera entrega en la que se van a tratar dos títulos: La mansión de los abismos y Endrina y el secreto del peregrino.

La mansión de los abismos, Joan Manuel Gisbert
Planeta - Oxford
268 páginas

¿Qué fatídica obsesión lleva a Théodore Bertrand a buscar mujeres solitarias? ¿Cuál es el drama que une las vidas del misterioso y atormentado seductor, sobre quien recaen las más graves sospechas, y las de sus elegidas?

Esta insólita novela de intriga explora regiones asociadas al crimen y al misterio. El lector no conocerá descanso hasta que la culminación de los hechos le descubra el reverso de una trama implacable, imaginativa y trágica.

El autor: Joan Manuel Gisbert es uno de los más destacados escritores de la actual narrativa fantástica, de misterio y aventuras. Traducido a más de diez idiomas, ha sido galardonado con los más pretigiosos premios de literatura juvenil.

Es ésta una novela recomendada para lectores con una edad a partir de 14 años. Yo la he mandado en clase (3º ESO) en varias ocasiones -de esto hace ya varios años- y, si bien no puedo recordar las opiniones exactas de mis alumnos de entonces con respecto a la novela, sí creo que no había demasiadas quejas por ella, luego debía de gustarles. A mí la historia me parecía curiosa, además, la redacción era bastante buena (para lo que se ve por ahí en novelas juveniles actuales) y, sobre todo, mi interés en la novela se refería al papel importantísimo que desempeña el espacio dentro de la historia, con lo cual me aseguraba de que se estudiara y analizara a fondo uno de los elementos de la narración en la ficha que tenían que presentar mis alumnos tras la lectura.

El ejemplar que tengo fue publicado en aquellos tiempos en que Oxford y Planeta trabajaban juntos. Tras la separación, el título se lo ha quedado Planeta, de modo que, si alguien está interesado en comprar la novela, es en esta editorial donde debe buscarlo.


Endrina y el secreto del peregrino, Concha López Narváez
Planeta
282 páginas
Incluye glosario al final.

Endrina, una joven pastora de los valles pirenaicos, oye gritos en la niebla poco antes de volver a casa. Dos extraños peregrinos, joven y fuerte uno, anciano y débil el otro, solicitan su ayuda. Pero ¿quiénes son? ¿De quién se esconden? ¿A qué temen? ¿Qué ocultan en la pequeña bolsa de cuero por la que darían la vida? Un misterio que se mantendrá a lo largo de un camino, el de Santiago, lleno de sobresaltos, aventuras y peligros, pero también de solidaridad, amistad y amor.

La autora: Concha López Narváez (Sevilla, 1939), licenciada en Filosofía y Letras, ha escrito más de cuarenta novelas infantiles y juveniles. Ha sido premio Lazarillo, candidata al Premio Andersen y finalista del Premio Nacional de Literatura en cuatro ocasiones.

La historia que se narra en la novela tiene lugar en el siglo XII, a lo largo del Camino Francés que conduce a Compostela. Nuestros personajes: Endrina, Henri y don Guillaume, junto a otros secundarios que se irán añadiendo a la historia a medida que ésta avanza, recorren tal camino en su pergrinaje hacia Compostela, arrostrando diversos peligros y con un interrogante sobre ellos que sólo al final podrá el lector, junto a la misma Endrina, conocer.

La novela me resultó pasable y, según lo que me han trasladado mis alumnos  de 2º ESO después de haberla leído, es del gusto de jóvenes de 13 ó 14 años. No obstante, el detallado inventario y exposición de cada uno de los lugares por los que van pasando vuelve un poco pesada la lectura, además de restar ritmo a la narración. Tal es la opinión de mis alumnos y también la mía.

La novelita, en fin, no está mal y, desde luego, al menos desde mi humilde opinión (muy influenciada por mi propio gusto, obviamente), es mucho más recomendable que otras novelas también para jóvenes que tratan temas más actuales, pero, quizá por ello, demasiado cotidianos como para despertar en mí (que ya no soy adolescente, para mi desgracia) otra cosa que no sea la retahíla de un buen puñado de bostezos.

Puedes encontrar Endrina y el secreto del peregrino aquí.

2 comentarios:

URUMO, bocetólogo dijo...

Creo que Joan Manuel Gisbert tiene verdaderas joyas así que voy a recomendar una muy especial, aunque ignoro si puede encontrarse con facilidad pues yo tengo una primera edición de Labor Bolsillo Juvenil de 1984. A partir de 12 años, reza el librito, de "La noche del Viajero Errante". Buscaré esta mansión que no conozco.

S. Cid dijo...

Urumo: A mí también me parece que Gisbert es de lo mejor que hay (al menos en literatura juvenil actual, porque no sé si ha intentado alguna otra cosa, aparte de esta).

Me haré con esa "La noche del Viajero Errante", que suena muy atractiva (el título, digo).

Saludos.

Belén 2013

Belén 2011