miércoles, 3 de febrero de 2010

Librería Opar

Librería Opar


Ya hablé sobre ella, aunque brevemente, en la entrada Libros..., los Reyes de mi casa. Hoy toca un comentario un poco más extenso.

Conocí la librería Opar gracias a que un Rey Mago se tomó muy en serio su labor de tal y se empeñó en encontrar el libro que le había encargado esta pasada Navidad: Las paradojas de Mr. Pond, que se divertía jugando a esconderse de sus esfuerzos. Finalmente, y después de escuchar de forma incesante, aquí y allá, que estaba descatalogado, tuvo mi Rey Mago un primer atisbo de triunfo, vía Internet, en esta dirección. En esa página, encontró mi Rey Mago una dirección: C/ Goya, 99 - ESC C - 2º D (Madrid), y un teléfono: 91 575 45 20, tras una llamada al cual, mi Rey Mago supo del extraño horario de apertura al público que tiene la Librería Opar: L-V 10:00-14:30 y M 17:00-20:30.

Obviamente, ese horario hacía imposible mi visita a esta librería salvo que se diera un caso como el que ocurrió el pasado viernes, 29 de enero, en el que, merced a la fiesta de Santo Tomás de Aquino que se celebró con un día de retraso a como viene señalado en el santoral, tuve el día libre y pude hacer la deseada visita a esta extraña librería que, por cierto, yo imaginaba de forma muy diferente porque la suponía en un entresuelo o incluso en un primero, pero no en un segundo y además interior.

No obstante, lo que una encuentra nada más entrar en la librería la deja estupefacta: se trata de una casa que ha dedicado un par de habitaciones a montar un negocio de venta de libros. Sí, sí, forre con estanterías las paredes del recibidor de su casa y de una de las habitaciones, llénelas de libros de su propia editorial (en este caso Editorial Valdemar), abra estas dos estancias al público... y ya tiene su librería. Si, además, quiere añadir un detalle que lo haga todo más exótico, permita que una enorme gata siamesa se pasee por las dos habitaciones y salte de estantería en estantería... De este modo, su librería será una copia casi exacta de la librería Opar, de la cual, por cierto, me he traído algunos libros, como El hombre que sabía demasiado y Fábulas y cuentos, ambas de G. K. Chesterton, La historia de Plattner y otras narraciones, de H. G. Wells, y El barón de Ballantrae, de R. L Stevenson.

El dueño es muy amable, amigable y cercano. La atmósfera es muy acogedora (vamos, te encuentras como en casa) y los libros con los que te topas allí no se pueden encontrar fuera de esas extrañas paredes. Os animo a visitarla. Os aseguro que veréis algo diferente.

5 comentarios:

Guido Finzi dijo...

Gracias por lo datos. Para aquellos que amamos los libros y siempre andamos a la búsqueda de ellos, supone un placer conocer lugares como éste.

Un saludo.

Miguel Baquero dijo...

Curioso sitio. Esto con Guido que siempre son un placr estas recomendaciones... y muy bueno, por cierto, lo que publica Valdemar.

S. Cid dijo...

Guido: Es una librería muy, muy curiosa, de verdad. Aunque no se compre nada, merece la pena pasarse por allí para echar un vistazo.

Miguel: A mí también me pareció que los títulos que publican son buenos. Me gustó la visita, la verdad. Tanto por la librería como por los libros con que me encontré.

Saludos.

S. Cid

@scen dijo...

Bueno, apuntada queda para una futura visita.

Scherzo dijo...

Buenas, sólo indicar que la Librería Opar actualmente se encuentra en una nueva dirección, aunque muy cerca de la anterior. Su dirección actual es C/ Alcalá, 94, 2º izda., prácticamente al lado del intercambiador de autobuses de Felipe II.

Por lo demás, sigue siendo igual, hasta el megagato Gastón, más parecido a Godzilla que a un gato al uso, sigue por allí danzando entre las estanterías. :)

Saludos

Belén 2013

Belén 2011