lunes, 1 de febrero de 2010

¡No!

¡No!

No, no me da la gana. No lo admito, no señor, no, no y no. Siempre fui tonta de remate, -que así me educaron en mi casa: "hija, sé delicada; hija, educación, ante todo educación; hija, piensa en los demás; hija..."-, pero la vida me enseñó, ya ven qué cosas, y ahora digo que no. ¡¡¡Que no, que no y que no!!! Que no me da la gana. No, señor. ¡¡¡No!!!

¿España? España es de todos, oiga, y ya se sabe que lo que hay en España es de los españoles, así que cuidémoslo, ¿no?, como una cuida su casa. Cuidado por aquí, cuidado por allá, pisar la patria con delicadeza, esmerarse una con la limpieza de sus campos, sus playas y sus ríos, conservar su belleza... Porque España es de todos (y el planeta, también, que no del viento, como dicen ahora). Es mi país, ¿cómo no quererlo, cómo no desearle lo mejor, cómo no cuidarlo?

¿Impuestos? Pues, ya ve, no me molesta(ban). Claro, hubiera preferido que los billetes nacieran de las ramas de los árboles, cómo no, pero quien algo quiere, algo le cuesta, es de cajón, oiga, y si nos gustan firmes carreteras por las que viajar y hospitales bien provistos donde recuperar la salud, pues habrá que aflojar el bolsillo, ¿o no? ¿De dónde cree usted que salen todas esas cosas si no de los impuestos? Ya, ya, ya..., me dice usted que muchos aprovechan los servicios a los que damos vida y mantenemos algunos con nuestros impuestos, mientras ellos miran para otra parte y, silbando, silbando, se escaquean y engañan al fisco.

Antes, ya lo dije, era tonta y ante esta situación me decía: "allá ellos con su conciencia", consuelo éste que les haría morir de risa, sin duda, pero que a mí, sin calmarme del todo, me dejaba más tranquila. Sin embargo, oiga, es que la categoría de tonto a la que nos están haciendo bajar escuece ya tanto que una empieza a rebelarse. ¿Cómo van los políticos a acabar con el fraude fiscal si los primeros que dan el timo son ellos? Y delante de tus narices, oiga, sin cortarse ni un pelo. Con estos tipos la cosa ha alcanzado tal punto en que no le queda otra a las tragaderas del pobre españolito que hacerse ilimitadas o morir por obstrucción. Porque..., a ver, que alguien me explique ¿por qué tengo que estar trabajando 35 años de mi vida, alargada ahora en su aspecto laboral hasta los 67, y los desvergonzados políticos que nos gobiernan (y que están ahí porque los hemos votado) se han guisado un sistema especial por el que tras 7 añitos de estar calentando el escaño en el Parlamento (y eso cuando aparecen por allí) ya tienen su pensión máxima?

En 2006, sí, en 2006 votaron los diputados por unanimidad, ¡¡¡por unanimidad!!! (van ahí todos juntitos, el PSOE, el PP, IU, los nazionatas y demás) adjudicarse un pensión máxima con sólo 7 años de cotización (o sea, con poco más de lo que a mí me cuesta tener dos trienios).

Pero ¿a qué estamos esperando los españolitos? ¡Se impone una involución ya! Hay que acabar con tanto majadero caradura, vago e inepto que está viviendo de mi esfuerzo para, encima, ponerme las cosas cada día peor. Mi revolución, atisbada por el alma ya desde hace tiempo, comienza hoy de forma patente y definitiva: Señores, yo no les digo como Calvo Sotelo: mi vida podrán quitarme, pero ya más no podrán, porque de mi vida no van a tocar ni un pelo; pero sí les aseguro: señores, me podrán freír a impuestos y empobrecerme hasta hacer de mí una zarrapatrosa, pero mi voto, señores, mi voto..., ¡ja!, mi voto me lo voy a comer cada elección que se celebre de aquí hasta que me muera.

9 comentarios:

Guido Finzi dijo...

Una vez, hace años, leí la entrevista a un escritor (no recuerdo quién era) en un periódico y en ella decía que, lo que más temía en el mundo, era "la dictadura de los débiles".
Me pareció comprenderlo entonces y lo tengo totalmente asumido hoy en día. Sin embargo, no puedo hacer demasiado. Como apuntó otro amigo de las letras; el mundo no es un buen lugar para quienes piensan y sienten.
Para mi consuelo, sigo esperando esos seis aciertos en la Primitiva que me permitan irme a vivir a Calgary, o algún otro remoto rincón de Canadá o Australia.

Un saludo

posodo dijo...

Tranquila. Seguro que ahora mismo están negociando una proposición de ley para anular con efecto retroactivo esa disposición, y dedicar el dinero de sus dietas y pluses al fondo general de las pensiones.

Pasión dijo...

¿"Gilipotiqueces"?, muy bueno el post, hay que decirlo o escribirlo sin miedos.

Ahora no están es su planes una guerra incivil como la del 36, no, ahora se trata de: "SIN CAMBIAR EL PAISAJE, CAMBIEMOS LAS MENTES".

Hay que Votar, pero en BLANCO. Nos tratan así porque somos unos "consentidos jovencitos", de democracia no sabemos nada.

La casta política nos han llevado al huerto sin darnos cuenta, una ingeniería social hecha por muy malas personas. Han convertido a España en una república bananera y lo más gracioso con un Rey católico.

Un beso

sue dijo...

Mi voto es mio y no se lo doy a nadie desde hace muchos, muchos años.

Carlos dijo...

Al final se demuestra que los políticos se preocupan de ellos mismos, pero que se acuerdan de nosotros cuando se acercan las elecciones.
Pero ahí los veremos: en las elecciones.
S. Cid, ¿Nos presentamos a un partido? Piensátelo, porque si salimos, tenemos asegurado nuestro futuro...

dandy, un tipo elegante y educado dijo...

LE HE CONOCIDO A USTED POR CASUALIDAD, COMENTANDO EN EL BLOG DE LEONA CATALANA
Y AHORA, CUANDO VEO COMO ESCRIBE LE DIGO:
CIERRE SU BLOG, SOLO PUBLICA TONTERIAS

S. Cid dijo...

Guido: Pues, desde luego, ahora mismo vivimos en un mundo regido por caraduras a los que sostienen el voto de los débiles mentales. A ver si hay suerte con esa Primitiva ;-)

Posodo: Seguro, Posodo, seguro que lo están haciendo ahora mismo. Son tipos que generan tanta confianza...

Pasión: Tengo que ponerme un día a pensar si es mejor el voto en blanco que el no ir directamente a votar. En cuanto haya decidido cuál de los dos ilustra mejor mi desprecio hacia ellos, sabré lo que hacer las próximas elecciones.

Sue: En esas estoy yo... Creo que al mío le van a salir telarañas.

Carlos: Exactamente, ahí los veremos: en las elecciones. A quién no verán ellos es a mí. Oye, Carlos, pues no es una mala idea... Nos presentamos, aguantamos 7 años y luego nos vamos a Calgary con Guido, a quien para entonces ya le habrá tocado la Primitiva :-)

Señor Dandy,

Primero: puede que su aspecto sea el de un tipo elegante, asunto sobre el cual me es imposible pronunciarme puesto que no lo conozco, pero desde luego no es un tipo educado: ¿por qué me grita? ¿Acaso imagina que estoy sorda?

Segundo: sin duda su educación no solo falla en la cuestión de los modales, sino que también lo hace en lo académico: ¿por qué se dirige a mí con ese doloroso "le" cuando debería hacerlo con un "la" (o "lo", si es que se ha dado el caso de que usted haya imaginado un varón tras la "S" con la que firmo)? El uso incorrecto que hace del lenguaje muestra a las claras que es usted de corta instrucción, puesto que su leísmo pone a la vista que no diferencia un CD de un CI, además de ignorar que el verbo "conocer" es transitivo y necesariamente necesita un "lo, la, los, las" al pronominalizar el CD que debe acompañarlo.

Tercero: visito muchos y variados blogs, y en algunos dejo comentarios. El que usted menciona no lo recuerdo en absoluto, lo que no significa que no lo haya visitado en alguna ocasión. Para refrescar la memoria, he buscado en Google sobre la tal "Leona catalana" y lo que he encontrado no evoca ninguna remembranza en mi cerebro. Si usted dice que por casualidad allí me conoció, a tal afirmación puedo darle el beneficio de la duda (tal y como ahí arriba se lo regalé a su supuesta elegancia) u otorgarle el mismo valor que le concedo a su educación (ya sea la que hace referencia a sus escasos modales, ya la que remite a su limitada instrucción; tanto da una como otra).

Cuarto: no me da gusto de cerrar mi blog, "señor" Dandy, y si por casualidad alguna vez albergó mi mente tal idea, desde este instante la arrojo al fondo de la sima más profunda sólo por causarle fastidio y disgusto. Si tiene usted ardor de estómago, tómese algo de bicarbonato y no venga aquí a expectorar su amargura.

Ya ha gozado usted de su minuto de gloria en este humilde blog. Ahora márchese por donde ha venido y no vuelva a perturbar mi casa nunca más, que bastantes pirados, a los que no queda otro remedio que aguantar, pone el mundo en la calle como para que tenga una que cargar también con ellos en su universo particular. No es usted bienvenido en esta casa, "señor" Dandy, de modo que con Dios.

bate dijo...

S. ando muy ocupado estos días, bastante. Sólo quería decirte que es un placer y un honor visitar tu universo particular. Ni cuenta al pirao este.
Que arte tienes.
Besos.

S. Cid dijo...

Bate: Hola Bate. También para este universo particular también es un honor y placer tener visitas como la tuya :-)

Belén 2013

Belén 2011