jueves, 7 de enero de 2010

Libros..., los Reyes de mi casa

Libros..., los Reyes de mi casa


Recuerdo que cuando era pequeña, el primer día de clase, después de las vacaciones de Navidad, los niños solían llevar al colegio los juguetes que les habían traído los Reyes Magos. Yo nunca lo hice. No sé dar razón de ello: simplemente, nunca lo hice. Hoy, sin embargo, voy a romper esa norma y traer al blog parte de los regalitos con que me han premiado Sus Majestades este año. Me refiero, naturalmente, y puesto que Finis Terrae nació siendo Los libros de S. Cid, a las lecturas con las que abro el lote del año 2010.

De las esperadas, porque habían sido debidamente encargadas por mí en la carta a los Reyes Magos, están dos: Ha estallado la paz (a la cual ya hice mención hace pocos días en un articulito en el que traje a colación la novela Los cipreses creen en Dios) y Las paradojas de Mr. Pond, de Chesterton, un librito del que supe a través del blog de Posodo y que me había llamado la atención. Respecto a este último, por cierto, no puedo dejar de contar que el Rey encargado de traérmelo se las ha visto y deseado para encontrarlo. En todas partes, al parecer, estaba descatalogado. Sólo después de mucho inquirir pudo, a través de Internet, saber de una extraña librería (que yo no conocía pero que me he prometido visitar en cuanto pueda) que gusta de esconderse a la mirada rutinaria. Según me han contado, se encuentra situada en la calle Goya, en un piso que no está a pie de calle y con un extraño horario de apertura al público. Por cierto que, con el librito entre las manos y con ganas de empezarlo (aunque ha de esperar aún algún tiempo, que primero en la lista están otros), me sentí doblemente feliz: una felicidad se debía a la que cualquier libro me proporciona y otra, a la grata sensación de poseer algo que... no es fácil de tener ;-). Así pues, a mi Rey laborioso, que tanto ha trabajado para encontrármelo, me parece que le va a caer cada Navidad un nuevo encargo de difícil ejecución. Me voy a apuntar, creo yo, a encapricharme cada año de un librito curioso que me dé esa doble felicidad... Gracias, Rey Mago Especial..., que siempre te molestas tanto por mí y me cuidas tan bien ;-)

Esperado también -puesto que el Rey encargado de traérmelo fui, en esta ocasión, yo misma- era un libro, de nuevo de Chesterton, de título Los relatos del padre Brown, que recoge todas las historias de este atípico detective. La edición que ahora reposa junto a mí "recoge los cinco libros publicados por Chesterton, e incluye algunos relatos del padre Brown rescatados en fecha reciente y nunca antes publicados en español". Hay uno en concreto, según he podido leer en la "Nota a esta edición", titulado La máscara de Midas que fue escrito por Chesterton cuando la muerte ya le mordía los talones, pero que no se descubrió hasta el año 1991. "El texto (que se halló en forma de fotocopia) había sido mecanografiado por Dorothy Collins, en tiempos secretaria de Chesterton, e incluía numerosas correcciones de puño y letra y varias notas del propio escritor. En el encabezamiento, Collins escribió las indicaciones 'Nueva serie, nº 2' y 'No publicar'."

De entre los no esperados, están tres títulos: uno, continuación de Los pilares de la tierra, es Un mundo sin fin. Los otros dos constituyen los dos primeros volúmenes de los ¿5..., 6..., 7...? -me han dicho esta mañana el número, pero ahora no lo recuerdo- que conforman la historia de la antigua Roma escritos por Colleen McCullough (sí, la autora de El pájaro canta antes de morir, conocida aquí la novela gracias a la famosa serie titulada como El pájaro espino). El primer hombre de Roma y La corona de hierba son los títulos de estos dos primeros volúmenes.

Y, por fin, y para acabar, el libro absolutamente inesperado porque era en realidad el regalo que yo hacía a una de mis hermanas es el de título El caballero del templo, de José Luis Corral (de quien ya está en mi biblioteca y leí hace tiempo -lo recomiendo, por cierto, porque es buenísimo- El Cid). Ha resultado que mi hermana ya lo tenía. "No importa -le dije- tengo el ticket. Puedo cambiarlo por otro". Sin embargo..., no he encontrado el ticket. Así que no he tenido otro remedio... que quedármelo para mí ;-)

11 comentarios:

Guido Finzi dijo...

Chesterton siempre es un lujo....Por desgracia, aún cuando cada vez se editan más títulos, antes se descatalogan los ya existentes. Esto, te lleva a la búsqueda esperanzada por La Cuesta de Moyano y algunas librerías de lance desparramadas por Madrid.
Sobre la librería que nombras, no tengo el gusto de conocerla pero con la descripción que has hecho, despertaste mi curiosidad. Me vino a la mente que semejante lugar quizás sea más propio de New York que de aquí....
A mí, por Jánuca (el equivalente a los Reyes) rara vez me traen libros dado que éstos, me los paso comprando todo el año. Así que, siempre me cae ropa.
Un saludo.

posodo dijo...

Lamento haber dado tanto trabajo a un Rey Mago.
...
Pero bueno, cuando pueda ponerme bien a ello,... seguiremos dando ideas... y trabajo.

(Y espero que te guste en este feliz y nuevo año)

S. Cid dijo...

Guido: Eso es cierto: desaparecen algunos buenos títulos y, a cambio, son multitud las novedades que no merecen mucho la pena, la verdad. En cuanto a la librería, ya te daré más datos (me dijeron dónde estaba: Goya 87 ó 99 -no recuerdo bien, frente a un Pre-mamá-). Pediré su dirección web y también te la daré. En cualquier caso, si me paso por allí algún día, a lo mejor escribo una entradita sobre ella, que estas cosas curiosas hay que relatarlas :-)

Memorizo lo de Jánuca (que hay que saber de todo y de esto no tenía ni idea) ;-). Bueno, en mi caso, también voy comprando libros a lo largo del año (a veces tropecientos al mismo tiempo -ya que entra una en una librería..., ¿cómo no va a salir cargada de libros? ;-) Sin embargo, a mí no me gusta mucho que me regalen ropa. Prefiero comprármela yo. Ahora bien, no le hago ascos a un Frasco de la Y de Ives Saint Laurent... Por el contrario..., siempre es bien recibido..., jejeje (y lo cierto es que, de vez en cuando..., son generosos conmigo y me cae alguno). Eso sí, son caritos (aunque me he enterado que por e-Bay..., están mucho más baratos).

Posodo: No te preocupes por el Rey..., la culpa del trabajito hercúleo que ha tenido que realizar me la echa a mí ;-). Y, sí, tú sigue aportando ideas..., que ya le daré yo trabajo con ellas al Rey ;-). Feliz año nuevo para ti también.

Saludos.

S. Cid

Guido Finzi dijo...

Gracias por el dato.
Justamente hoy, en la Cuesta de Moyano, me compré tres libros completamente nuevos de editorial Belacqva, al increíble precio de 2.95 euros c/u (uno de Horacio Vázquez-Rial, otro de Alfred Andersch y un tercero de Gabriel Trujillo Muñoz). Además, por 9 y también nuevos me llevé dos más para regalar (yo ya los tengo): "Los peces de la amargura", de Fernando Aramburu y "Sin destino", de Imre Kerstesz. Y finalmente, antes de volver a casa, "Los nuevos centuriones", de Joseph Wambaugh, por tres euros.
Así que, con esto queda desmontado eso de que los libros son caros, algo que curiosamente, siempre esgrimen los que no leen. Los mismos que salen el viernes o sábados y se toman 7 cubatas.
Lo de Jánuca, no hace falta que te lo aprendas porque, de aquí a poco, todos musulmanes por decreto.

Un saludo.

S. Cid dijo...

La Cuesta de Moyano es una de mis próximas visitas, porque verdaderamente allí se pueden encontrare auténticos chollos.

En cuanto a lo de la librería, ya te puedo dar la dirección exacta: Goya, 99, 2ºD. No es frente a un Pre-mamá, sino junto a él. También te puedo dar la dirección web, que es ésta: http://www.bibliolimpo.com/opar.php. Como verás..., no abren los sábados :-(

Y en lo que se refiere a tu último parrafito, en concreto a lo de "de aquí a poco, todos musulmanes", comprendo que venimos un poco quemados por los comentarios vertidos en el blog de Bate (eso de la islamofilia -¿existe esa palabra?- me pone de muy mala uva), pero ¿musulmana yo? ¡Jamás! Sólo bajo tormento y aun así renegando por lo bajo. Así que voy a repetírmelo mil millones de veces: Jánuca, Jánuca, Jánuca, Jánuca... y que se jorobe el Islám ;-)

Saludos, Guido.

S. Cid

PD: Ah, échale también un vistazo a esta página: http://www.bibliolimpo.com/index.php

bate dijo...

A mi me gusta que los Reyes me traigan dinero. Cuando mis padres decidieron contarme que los Reyes como tal ya habían acabado -tenía 14 tacos, hay cosas que me cuesta aceptar-, me dijeron que quería para Reyes, les dije que dinero. Tambien me gusta que me sorprendan, puede ser un billete de 50, o 10 de 5 .
Este año no he tenido ningún regalo, solo carbón.
El regalo más preciado que tuve en mi vida fue una guitarra que me regalaron con 8 años.
Me la partieron en la plaza de toros de Pamplona un grupo de paletoides aberchales vascos por cantar sevillanas de Los Amigos de Gines. Ya saben, el grupo que sacó la de.. "..Algo se muere en el alma, cuando un amigo se vá"

*Guido; Horacio Vázquez-Rial es de lo mejorcito que tenemos en España, y Argentina.

Saludos.

Guido Finzi dijo...

S.Cid:
Muchas gracias por la información.
Un saludo

Bate:
Sí, conozco a este escritor aunque sólo leí "La capital del olvido". Por otro lado, es uno de los participantes en el libro "En defensa de Israel".
Un saludo.

Miguel Baquero dijo...

Yo me leí uno titulado César, de la serie de McCullough, y me pareció una novela magníficamente ambientada, una lectura muy recomendable. Y a Chesterton lo recuerdo siempre muy agradablemente

S. Cid dijo...

Bate: ¿Sólo carbón? ¿Es que has sido malote? ;-) Lo de los "aberchales" da pena. ¿Qué mal hará cantar una sevillana? Vamos, digo yo...

Por cierto que no he leído nada de eso autor del que habláis Guido y tú. ¿Algún título en concreto que recomendéis?

Miguel: Sí, eso me han dicho de estas novelas, que son muy buenas, muy bien escritas, interesantes y en las que, además, aprendes mucha historia de Roma. De Chesterton..., pues eso, estamos todos de acuerdo.

Saludos.

S. Cid

Guido Finzi dijo...

No sabría decirte. Yo sólo leí el citado y aún no comencé el que me compré ahora.
Seguramente, Bate, esté más informado.

Un saludo.

Guido Finzi dijo...

Aquí puedes encontrar más información:

www.vazquezrial.com

Belén 2013

Belén 2011