sábado, 12 de octubre de 2013

¿Por qué nos besamos?

¿Por qué nos besamos?

Seguro que esta entrada atrae cientos de visitas, jaja, pero, lo siento, señor visitante, aquí no va a encontrar la respuesta a esa pregunta.

Para contestar esta cuestión, hay que apellidarse algo tan sencillo como Wlodarski y ser estudiante de doctorado en Filosofía, en el Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford.

Tantos años pensado que una sabía ciertas cosas y resulta que no, que ahora hay que empollarse un doctorado para enterarse.

4 comentarios:

Dama Camelias dijo...

Una caricia, un beso...

;)

S. Cid dijo...

Dama: Y, eso: puntos suspensivos...

;-)

Dama Camelias dijo...

Esos puntos suspensivos significan: otra caricia, otra beso, y así hasta el fin del mundo mundial e infinito con café incluido.

¿No había hace años un anuncio de no sé qué, Heno de Pravia a lo mejor, en el que decían eso?

Yo por si acaso, os mando muchos besos.

:)

S. Cid dijo...

Dama: El café al final. bueno, o en medio y después más puntos suspensivos. ;-)

No me acuerdo del anuncio, pero ése era el jabón que utilizábamos en mi casa. ¡Qué recuerdos! ¿Sabes? Hace unos años pasé unas vacaciones en Galicia y estuve en Pravia. Es una zona bonita. ¡Y huele a heno! ;-)

Belén 2013

Belén 2011