viernes, 18 de marzo de 2011

Deseos

Deseos

Hace algún tiempo que dos amigas y yo (aunque del trío ya se ha borrado una de ellas) teníamos una... ¿porra? (no estoy muy segura de que se diga así) y comprábamos cupones de vez en cuando a compartir en gastos y en ganancias, si las hubiere (que nunca las hubo). 

Esta tarde, cargando conmigo misma por un supermercado (casi como el perro abandonado que se mueve por inercia) en lugar de estar en casa proporcionándome los cuidados que tan necesarios me son, hemos comprado un cupón para hoy y otro para el sorteo super-especialísimo-de-la-muerte que se celebrará mañana (que debería ser el día de San José pero que poco a poco se va convirtiendo en el día del padre... exclusivamente). Mi amiga y yo, cansadas después de una larga semana de duro laborar, hemos mirado el cupón ese de los 15 milloncejos de euros y hemos suspirado hondamente. De repente, me lo ha tendido y me ha dicho: "Sopla", y yo, que soy de natural obediente, he soplado, pero lo he mirado con desgana y he sentenciado: "Puestos a elegir, prefiero tener salud a esos 15 millones". 

Ya sé que nadie me da a elegir, pero aun así (¿se me oye, se me oye?) yo sigo escogiendo tener salud, la cual, últimamente, anda un poco achacosa y frágil.

10 comentarios:

Carlos dijo...

Es muy importante la salud y no te equivocas lo más mínimo. Es cierto que el dinero da también las felicidad de tener lo que deseas, pero sin salud, ¿para qué te sirve?
Muy acertado el post, S. Cid.
Besos.

caraguevo dijo...

Fíjate si es importante que hace 80 años ya lo decían nuestros abuelos, incluso el de Z (es la única "persona humana" con un solo abuelo) antes de que los malos se lo mataran:
¡Salud y República!
.
Pero primero salud.

Paco Gómez Escribano dijo...

Desde luego es mucho mejor tener salud, dónde va a parar. El dinero es importante, claro, pero lo más importante es estar bien para poder disfrutar de las buenas cosas. Un beso.

posodo dijo...

No te voy a dar la razón... pues ya la tienes.
En cambio, te traslado mis deseos de que tu salud se enmiende y refuerce. Y lo primero para ello, es el ánimo.
Venga: ¡una sonriiiisssaaaa!

GUIDO FINZI dijo...

La salud, la damos por supuesto, así que sólo la apreciamos cuando nos falta.

Un saludo

S. Cid dijo...

Carlos: Además, el dinero (aunque no 15 millones del ala, claro) se lo gana una día a día, pero la salud..., si viene torcida, a ver...

Caraguevo: Pues no te digo yo que, con este rey que tenemos, no fuera de las que harían suyo el lema: ¡Salud y república!. Claro que, no la república aquella! Aunque, la verdad, aun con monarquía, los tiempos que vivimos van pareciéndose más y más a lo de entonces. En cualquier caso: ¡salud!

Paco: Sin salud, la vida se reduce, a veces a mínimos insufribles. Sí, definitivamente: salud, salud, salud...

Posodo: :-)))))))))))))))))))))))

Guido: Cuánta razón tienes: hasta que no la perdemos, no nos damos cuenta de lo importante que es.

Salud(os), amigos.

Ana Laura dijo...

Tú piensa, que si tienes los 15 millones, te va a resultar mucho más fácil comprar medicamentos...


(no te quiero desanimar, pero lo más probable es que sigas pobre y con tus achaques, aunque ya llega la primavera y se te van solitos gracias al clima más benigno)

S. Cid dijo...

Ana Laura: Sí, la primavera ayuda. Hoy (segundo día después del cambio de hora), después de mi consulta al médico, me fui a dar un paseo campestre. Lloviznaba, pero a las siete y media de la tarde era totalmente de día. Volví con el ánimo repuesto. Y eso hace mucho bien a la salud...

En fin, ojalá cayeran los 15 milloncejos, pero lo que ahora espero de verdad es que todos los análsis que me tienen que hacer próximamente salgan bien.

Ana Laura dijo...

Bueno, si algo sirve de ayuda, uno mis deseos a los tuyos. Qué todos tus análisis salgan bien :)

S. Cid dijo...

Ana: Gracias ;-)

Belén 2013

Belén 2011