domingo, 13 de marzo de 2011

El círculo alquímico

El círculo alquímico   Paco Gómez Escribano

Tal y como dije en la entrada en la que hablé sobre su presentación en Toledo, aquí está la reseña de la novela de Paco Gómez Escribano. En la contraportada del libro tenemos un breve resumen del argumento, mucho mejor del que yo pudiera escribir, de modo que me permito copiarlo: 

La aparición de un fresco del siglo XVI en las obras de restauración de la capilla de San Idelfonso de la catedral de Toledo, hace que el Arzobispado se ponga en contacto con la UNED para pedir asesoría. La universidad envía a Carlos, un profesor que empieza a trabajar en la capilla junto al canónigo obrero encargado de la restauración. La pintura aglutina a su alrededor a personajes diversos. John Turner, un detective que sirve los intereses de un mafioso de Nueva York, consigue integrarse en el equipo, pero el destino propicia que se enamore de Reham, amiga de la hermana del profesor, pasando a desempeñar un rol distinto. Carlos consigue restaurar el fresco, que fascina a todo el grupo por su belleza y por su simbología alquímica. Y a partir de ahí comienza un viaje iniciático que afecta a cada uno de una forma distinta. El fresco les lleva a Jerusalén, a El Cairo y, de nuevo, a Toledo, para cerrar el círculo. Después de esta experiencia sus vidas no volverán a ser las mismas.

Efectivamente, el elenco de personajes es abundante y variado. Cada uno de ellos está retratado con unas carácterísticas que Paco logra definir bien, de manera que, a medida que avanza en la lectura y los va conociendo, el lector se encuentra inmerso en un grupo de personalidades heterogéneas, que dan vida a la novela y la vuelven verosímil. 

La acción es rápida, salvo en aquellos momentos en los que se tratan temas de arte o alquimia, necesarios, por  otra parte, para el lógico desarrollo y comprensión de la historia, e interesantes, en cualquier caso, de manera que no vuelven la lectura tediosa. Todo lo contrario, a veces dan ganas de detenerla e irse a investigar sobre determinados asuntos que Paco cuenta, entretejidos en la trama, y que llaman poderosamente la atención.

El final sólo se presume cuando se está muy cerca de él y, desde luego, es ciertamente sorprendente y extraordinario, al estilo Shangri-La... (y no cuento más al respecto para no destripar la novela). Sí puedo decir, sin embargo, que me dejó el mismo, absolutamente el mismo regusto que me provocó Horizontes perdidos cuando la leí, allá por los años de la adolescencia: bien, porque así es como acaba, pero... con una cierta sensación de pérdida. Sobre todo porque ya sabemos lo que ocurrirá en el futuro, desvelado en el capítulo XLVI, y cómo será el reencuentro de las dos amigas, Marta y Reham.

No quiero hacer de esta reseña un texto largo y tedioso, de modo que voy a ir acabándola diciendo lo que Caraguevo ya dijo en su blog sobre ella y que bastaría para estar contenta con su lectura: me ha gustado.

- - - - - - - - - - - - - - 

Añadido para los curiosos:

La novela tiene un par de detalles singulares. Por ejemplo, junto a cada número de página hay impreso un pequeño círculo. O, por ejemplo, en la primera página, impresa sutilmente, el lector se topa con esta frase: O, flexamina atque omnium regina rerum, oratio. Otra más, impresa con igual sutileza, aparece en la última página: Dulcedo quedam mentis advenit. Mis investigaciones no me han llevado a lograr la traducción, pero sí a percatarme de que son dos frases que aparecen en variadas publicaciones de la editorial Ledoria. ¿Tal vez alguien sabrá más sobre ello y podrá explicárnoslo...?

11 comentarios:

Carlos dijo...

Está consiguiendo buenas cifras de ventas, y todos esperamos que Paco tenga mucha suerte con su primera novela. Tengo ganas de leerla, a ver si la pillo por aquí.
Muy buena la crítica.
Besos.

caraguevo dijo...

Los personajes no son políticamente correctos porque se pasan todo el rato fumando. Cuando llevaba pocas páginas y me di cuenta consulté en la Conselleria de Sanidad si podía seguir leyéndolo sin incurrir en alguna falta o delito porque a menos de 200 metros de mi casa hay parques infantiles y colegios. Aunque me dijeron que sí podía, la lectura, agradable y entretenida como ya dije, adquirió un puntito de morbo por lo quasi prohibido.
S. Cid: ¿Has visto como tú has hecho mejor la crítica? Enhorabuena

Sue dijo...

Tal y como lo cuentas Cid tiene una pinta estupenda, así que no voy a cometer la majadería de preguntar cuántas páginas tiene, como hacía una compañera de intstituto cada vez que un profesor nos exigía y/o sugería un libro.

En cuanto despeje el atasco librero que tengo me pondré a ello. Además, Toledo es una ciudad fabulosa. Leerlo allí sería lo más.

Cid, gracias por traernos este retazo tan bien contado. Yo me he hecho una idea bastante clara de la novela y tu reseña no me ha parecido tediosa para nada.

Paco Gómez Escribano dijo...

Muchísimas gracias, S.Cid. Como ya te dije, me alegro mucho de que te haya gustado. Para un autor, que te digan eso es lo más. Y la reseña no es tediosa, al contrario. Además, para una primera novela, toda ayuda es poca. Gracias de corazón. Un beso.

Paco Gómez Escribano dijo...

Se me olvidaba. En cuanto a lo de las frases en latín, aparecen en todas las novelas de la Editorial Ledoria. Mi editor es muy majo, así que si tienes interés, mándale un mail. Dile que te has leído la novela y que desearías saber el significado de las frases, con toda confianza. Se llama Jesús Muñoz (info@editorial-ledoria.com)

don vito andolina dijo...

Hola, bello blog, íntimas entradas,si te gusta la palabra en el tiempo,la poesía, te invito al mio,serça un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen lunes, besos adoquinados...

S. Cid dijo...

Carlos: Pues me alegro mucho de esas cifras y espero que vayan aumentando hasta hacerse astronómicas :-)). Sí, si puedes hacerte con la novela, leela. Creo que te gustará.

Caraguevo: Sí, en ese sentido, los personajes de Paco son políticamente incorrectos, porque se pasan el día fumando. Pero ten en cuenta que la novela se escribió antes de que entrara la ley en vigor. Eso la exime de la multa, ¿no? ;-)

Sue: Te animo a que la leas, sí, que creo que te gustará. Las páginas son un porrón (casi 500) y sorprende una novela tan larga para ser la primera (bueno, la primera publicada). Eso sí, las páginas pasan en un pispas porque la acción es rápida y la lectura ligera.

Paco: Y yo me alegro de que, según dice Carlos, esté teniendo buenas ventas. Me alegro también de haberla leído y de asistir a la presentación en Toledo, donde lo pasé muy bien. Y, por supuesto, me alegro de contribuir un poquito a darla a conocer, aunque, para tu información, que sepas que cada vez que hablo de tu novela en el blog, se dispara el número de visitas. ¡El público te adora, Paco! ;-)

Le mandaré un correo a tu editor y le preguntaré por los latines. Ya me había dado cuenta de que aparece en todas las publicaciones de la editorial, ahora quiero saber por qué y también su significado. Curiosona, que es una ;-)

Don Vito Andolina: Gracias por su visita y por sus palabras. Eché un vistazo a su blog y veo que es de poesía... Prefiero la prosa, pero pasaré con tiempo por allí para leer alguno de sus poemas.

Un saludo, amigos, con mis mejores deseos para la novela de Paco.

Ana Laura dijo...

Me interesó mucho esta novela, voy a tratar de leerla. Me gusta mucho ese estilo y si además la recomiendas, con más razón.

!Espero que tenga muchas páginas!!! Adoro los libros gordos y pesados -sobre todo cuando los he empezado a leer y me están gustando, auspician más tiempo de goce.

¡Y qué bueno poder comentar con el propio autor de la novela por este medio! Es maravillosa la dinámica de los blogs :)

S. Cid dijo...

Ana Laura: Pues si estás interesada, te informo de que Paco sortea un ejemplar de su novela. Pasa por su blog y encontrarás las bases. Bueno, además de poder hablar directamente con el autor que, sí, como bien dices, es un lujo ;-)

Ana Laura dijo...

Me pasaré, sin la menor duda. Me interesa conocerlo, aparte del sorteo :)

Paco Gómez Escribano dijo...

Si la lees, Ana Laura, deseo que te guste y que disfrutes tanto como yo disfruté escribiéndola. Y si participas en el sorteo, suerte.

Belén 2013

Belén 2011