miércoles, 2 de junio de 2010

Historia negra de los papas

Historia negra de los papas (Javier García Blanco)

Libro curioso que hace un rápido repaso por la historia del papado, en especial por su primera época, y enfoca la lupa sobre aquellos ocupantes del trono de Pedro que destacaron por la traición a los postulados de Cristo, por su malvado corazón, su afán desordenado de poder y riquezas o su perfidia.

El libro no está mal, sin embargo, en algunos momentos da la sensación de que el autor ha escrito un poco a vuela pluma y presenta capítulos faltos de investigación y sobrados, tal vez, de cierto sentir personal.

Son numerosas las veces que el lector se tiene que tapar las nariz a lo largo del libro, pero precisamente el hecho de que la Iglesia siga en pie a pesar de la perversidad que ha movido las intenciones de estos malos papas, cuya siniestra labor debería haber socavado peligrosamente los pilares de San Pedro hasta provocar, incluso, su derrumbamiento, para un creyente puede llegar a ser, precisamente, la evidencia incontestable de que Dios verdaderamente existe y cuida de su Iglesia :-)

22 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Yo no creo que Dios cuide de su Iglesia. No creo en el catolicismo. Sin embargo, me fascina la institución, con sus luces y sus sombras. Y en mis novelas siempre se me cuela algún personaje que es cura y que es muy listo, porque esa es la impresión que tengo del Vaticano y sus ramificaciones por todo el mundo, que son personas inteligentísimas y faltas de escrúpulos, por eso perduran.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pues yo creo que tienes toda la razón del mundo S. Cid. Que a pesar de las cosas por las que ha pasado la Iglesia esta siga en pie me parece algo fascinante, pero lo que no soporto es que por esos "papas oscuros" y demás hechos que se han llevado a cabo por la Iglesia durante su existencia y que se pueden calificar como inapropiados para tal institución (cruzadas, Inquisición, etc) ya se la tache como hipócrita, no teniendo en cuenta la labor que ejerce en la actualidad (que es lo que realmente importa) con ayudas humanitarias y demás, en las que ni siquiera el gobierno se molesta en participar.

P.D. Me encanta tu blog :)

GUIDO FINZI dijo...

Este tipo de temática, engancha. A la gente, le encanta todo lo que tenga que ver con tramas ocultas y el secretismo del poder.

Un saludo

bate dijo...

-¿Cuantas Divisiones acorazadas tiene el Vaticano?, preguntaba jocosamente Stalin cuando le mencionaron el rechazo que el Vaticano sentía por su ideología asesina y marxista, o asesinamente comunista. Es probable que aquéllos que critican con tanta vehemencia a la iglesia católica nunca necesiten un plato de sopa, espero que siempre sea así, ni unos zapatos con los que poder caminar por esta pedregosa vida.
A nadie se le ocurre ir a la Casa del Pueblo del PSOE ni a la agrupación regional del PP cuando se haya en la más absoluta de la miseria, o a pedir algo de dinero porque te han cortado la luz. La vida real es una cosa, y la novelería de cuatro plumillas que escriben de lo que no saben, otra.
Al final cuando la miseria aprieta, uno no tiene ganas de escuchar las pajas mentales de cuatro mamarrachos ahíto de publicidad. Son como esos artistas imbéciles que crucifican a un pollo para denunciar la perversión de la Iglesia. O esos otros que critican el patrimonio artístico que posee la Iglesia. ¿No saben que si esas obras de arte estuvieran en manos de un particular no podrían volver a verlas como ahora? Nunca se les verá mofándose de los musulmanas.Son unos héroes, y saben que cualquier ataque a la Iglesia sale gratis, y le dan una manita de compromiso a su "Arte. ¡¡Que arte!!.
Conozco algo la Iglesia, y no se me escapa que hay pastores que se salen del redil de Cristo. Tienen una deuda con los tribunales debidamente formados, y con el Señor celestial que rige nuestras vidas, por lo menos, la mía. La mayoría de la Iglesia está formada por gentes que en un momento de sus vidas, la figura de Cristo, les sedujo de una forma tan potente que lo dejaron todo por Él.

Ora Pro Nobis Mater Amantísima

Carlos dijo...

Un libro que me gustó mucho fue "El Papa Rojo" La gloria del olivo, de J.J.Benítez. En modo de ficción trata sobre los poderes ocultos de la Iglesia y desentraña el entramado que suele haber en organizaciones como ésta.
Como me escuche mi madre que es de las que van todos los domingos a misa....

posodo dijo...

Estoy con Guido. La gente tiene necesidad de que le cuenten lo malos que son los demás (especialmente, los cristianos).

bate dijo...

Carlos; tu madre no te ha escuchado, pero yo, si.

Miguel Baquero dijo...

La historia del papado a lo largo de los siglos es fascinante, está llena de vericuetos, de perversiones, de intrigas, de personajes oscuros... pero creo que debe de ser muy complicado contar esa historia en un tono pretendidamente distanciado y neutral, porque es muy fácil que por algún lado se cuelen todo tipo de prejuicios, buenos o malos.

S. Cid dijo...

Yo estoy bastante de acuerdo con lo que dice Miguel. Bueno..., "bastante", no; estoy totalmente de acuerdo.

bate dijo...

La Iglesia Católica ha tenido muchos enemigos, lo que nunca llegué a pensar es que esos enemigos formasen parte de la Iglesia. ¿Las Cruzadas, la Inquisición? No sabeís de lo que estaís hablando. Juzgar el pasado, lo que ocurió en el Medievo, bajo la mirada de alguien del Siglo XXI, es solamente una forma de hipócresia. Según vuestra teoria, la lucha contra el imperio Otomano, por poner un ejemplo, es una cuestión de cuatro Papas reacionarios. Los Catolicos se enfrentaron contra los moros en muchas ocasiones, y vencieron. De esas batallas ganadas, con la Cruz por delante, parten vuestra Libertad; que no se os olvide, desagradecidos.

bate dijo...

LA RABIA Y EL ORGULLO (II PARTE)
Los hijos de Alá
Por Oriana Fallaci

En esta segunda entrega, Oriana Fallaci reflexiona, al hilo de su vivencia de los ataques del 'Martes Negro', sobre el mundo islámico y sus diferencias con la cultura occidental. «En cada experiencia dejo jirones de mi alma», escribió la prestigiosa periodista italiana hace años. Una vez más, es absolutamente cierto.

NUEVA YORK.- ¿Que por qué quiero hacer este discurso sobre lo que tú llamas 'contraste entre las dos culturas'? Pues, si quieres saberlo, porque a mí me fastidia hablar incluso de dos culturas.

Ponerlas sobre el mismo plano, como si fuesen dos realidades paralelas, de igual peso y de igual medida. Porque detrás de nuestra civilización están Homero, Sócrates, Platón, Aristóteles y Fidias, entre otros muchos. Está la antigua Grecia con su Partenón y su descubrimiento de la Democracia. Está la antigua Roma con su grandeza, sus leyes y su concepción de la Ley. Con su escultura, su literatura y su arquitectura. Sus palacios y sus anfiteatros, sus acueductos, sus puentes y sus calzadas.

Está un revolucionario, aquel Cristo muerto en la cruz, que nos enseñó (y hay que tener paciencia si no lo hemos aprendido) el concepto del amor y de la justicia. Está incluso una Iglesia, que nos dio la Inquisición, de acuerdo. Que torturó y quemó 1.000 veces en la hoguera, de acuerdo. Que nos oprimió durante siglos, que durante siglos nos obligó sólo a esculpir y a pintar cristos y vírgenes, y que casi asesina a Galileo Galilei. Pero también contribuyó decisivamente a la Historia del Pensamiento, ¿sí o no?

Y, además, detrás de nuestra civilización está el Renacimiento. Están Leonardo da Vinci, Miguel Angel, Rafael o la música de Bach, Mozart y Beethoven. Con Rossini, Donizetti, Verdi and company. Esa música sin la cual no sabemos vivir y que en su cultura, o en su supuesta cultura, está prohibida. Pobre de ti si tarareas una cancioncilla o los coros de Nabucco.

Y por último está la ciencia. Una ciencia que ha descubierto muchas enfermedades y las cura. Yo sigo viva, por ahora, gracias a nuestra ciencia, no a la de Mahoma. Una ciencia que ha inventado máquinas maravillosas. El tren, el coche, el avión, las naves espaciales con las que hemos ido a la Luna y quizás pronto vayamos a Marte. Una ciencia que ha cambiado la faz de este planeta con la electricidad, la radio, el teléfono, la televisión... Por cierto, ¿es verdad que los santones de la izquierda no quieren decir todo esto que yo acabo de enumerar? ¡Válgame Dios, qué bobos! No cambiarán jamás. Pues bien, hagamos ahora la pregunta fatal: y detrás de la otra cultura, ¿qué hay?

Anónimo dijo...

ole bate

S. Cid dijo...

Estuve fuera el fin de semana.

Bate: Leí "La rabia y el orgullo", parte I, y me encantó. La segunda está en mi lista de espera, que cada vez se hace más y más larga... Dan mucho miedo estos islámicos/istas o como se llamen.

Anónimo dijo...

¿No le faltará un tornillo a este bate?

S. Cid dijo...

Anónimo: Por favor, Sr. Anónimo, no acaban de gustarme esas expresiones en este blog. Discrepe usted todo lo que quiera, pero mantengamos las formas. Gracias. :-)

Anónimo dijo...

estos son de los peores el señor dijo,no es con espada sino com mi espiritu que venceras y es EL el unico representante delante de DIOS dejense de versos y no me mientan mas

Francisco dijo...

con todo respeto, esta empresa(solo vean el anillon de oro que lleva Benedicto) no es una hoja blanca con manchas negras, sino mas bien una hija negra con manchas blancas, mi tia es la unica junto con 5 añigas suyas quien sinceramente se interesa por la biblia-los demas van por ir; en los pueblos que piso la gente es muy salvaje, a causa de sus tradiciones sus frutos salen podridos y si no me creen juzgen por uds mismo, personalmente yo creo que si Dios Todopoderoso estuviera con ellos no ubieran aprobado el geocentrismo, se acordarian de "Amar al projimo" en la Santa Inquisicion, ubieran sido tolerantes con el nuevo continente...siento que su fin muy pronto llegara, Asesinar en nombre de Dios es algo malo

Bate dijo...

Oiga, Francisco, no lea usted tantas revistillas de Ovnis y extraterrestres para subnormales profundos, que le sienta muy mal.

Hágame caso, y ya de paso, dele sinceros recuerdos a su beata tía de mi parte, que estará mala la buena señora con semejante borrico de sobrino.

S. Cid dijo...

Francisco: Considerar a la Iglesia una empresa me parece bastante desacertado. Que algunos integrantes -y por si fuera necesario, recordaré que los integrantes no son sólo los curas, sino todos los bautizados- la utilicen para hacer negocio no es descartable (de todo hay en la viña del Señor), pero le aseguro que hay muchos más entre los que dan -incluso hasta la vida- que entre los que se aprovechan.

En cuanto a los colores con que se adorna..., sin duda hay lunares negros, negros, renegríos, pero Dios nada tiene que ver en ellos, al fin y al cabo, aparte de la vida, el mayor regalo que nos hizo fue el del libre albedrío. Somos libres para decidir qué queremos hacer con nuestra libertad, si el bien o el mal, de modo que Dios, en realidad, no pinta nada en el asunto del geocentrismo, las Cruzadas, la Inquisición y demás. Él, simplemente, deja que tú decidas.

En una cosa sí estamos de acuerdo: asesinar (en nombre de Dios o con cualquier otra excusa) es malo.

Bate: ¿Te quedaste de retén? ;-) Así puede una irse tranquila unos días, que el blog siempre está asistido :-)))

Bate dijo...

Ya ves, al pie del cañón, para que luego digas..

libro dijo...

guaaa!! me ha encantado espero que os guste el mio

noticias dijo...

muy interesante el articulo, mi enhorabuena sigue asi

Belén 2013

Belén 2011