martes, 24 de agosto de 2010

Soy una turista perezosa

Soy una turista perezosa

El viernes (creo que 20 de agosto, aunque no estoy segura, porque en vacaciones pierdo totalmente la noción del tiempo), tocó el turno de Pau, cuyo famoso castillo se puede observar en la foto de la izquierda. Había oído decir de ella que era una ciudad preciosa, y aquellos que lo dicen tienen razón: lo es. No la pateamos de arriba abajo, sin embargo, entre otras cosas porque, como reza el título de esta entrada, soy una turista muy perezosa y, además, ese día hacía un calor (como todos los otros días, excepto el del Tourmalet), que echaba p'atrás al más pintado. Sin embargo, para todo existe solución, que no quieres andar mucho…, pues toma el trenecito… Jajaja. Nos dio un paseo muy agradable por Pau con las correspondientes explicaciones en francés… ¡y en español! Así que, sin problemas :-) Y, por supuesto, pudimos hacer una gran cantidad de fotos, algunas de las cuales se pueden ver a continuación:




Por la tarde le tocó el turno a Tarbes. La verdad es que no sabíamos absolutamente nada de esta ciudad. Echamos un ojo en internet y nos dio alguna idea sobre lo que íbamos a encontrar ahí, pero la verdad es que no merece mucho la pena, salvo quizá por su Mairie (pero eso en casi todos los pueblecitos franceses, que la cuidan mucho y suelen tener un ayuntamiento bonito) y, eso sí, por una razón especial que, sin embargo, no encontraréis (si es que visitáis Tarbes) cualquier día del año. Me refiero a esto:



Y es que, amigos, si observáis con cuidado la foto de la Mairie, veréis unas carpas delante del edificio en las que se estaba celebrando (aunque luego vimos que en otras zonas de la ciudad también lo hacían) una especie de festividad tanguera que supuso un agradable rato de risotadas para mí, porque no podéis imaginar el lío de piernas que se hacían las parejas que allí bailaban, además de que, de repente, acabado un tango, comenzó la música de lo que ellos creían otro, y de hecho así lo bailaron (es un decir), pero, creedme, amigos, aquello que sonaba tenía de tango lo que yo de japonesa. Se trataba, ni más ni menos, que de ¡¡¡un fado!!!

Eso sí, la ciudad de Tarbes rinde un sincero homenaje a Danton, cuya estatua preside la placita que se encuentra ante la Mairie. Aunque…, pobre hombre…, al parecer no fue suficiente con que le despojaran de la cabeza que parece haber quedado para servir de solaz a las palomas.




28 comentarios:

bate dijo...

¿Perezosa dices, S.Cid?…, ¡por Dios, S.Cid!, si en una semana y pico llevas recorrido más kilómetro que el baúl de la Piquer cuando esta, su dueña, tenía contrato por varias temporadas con el teatro Colón de Buenos Aires.

Sue dijo...

¿Perezosa por qué? yo estoy satisfecha con tus crónicas, aunque... bueno, echo en falta la foto de algún delicioso manjar (gabacho o español, lo mismo me da) que hayas probado en la tourné y te haya sorprendido gratamente (o que vayas a probar :)

Muy bonita la María, o la Mairie.

Qué chulos los Taberneros (o como se llamen), como el fado no se baila le meten un tango! jajaja!

caraguevo dijo...

¡Qué pequeño es el mundo! Me he encontrado con un comentario tuyo sobre Carlos Salem en el blog de Paco Gómez Escribano, y ahora me doy cuenta que lo tienes entre los blogs que sigues.
Sigue, sigue contando anécdotas sobre la aldea de los irreductibles galos y contorná, que disfruto mucho, son una especie de vacaciones virtuales.
Un saludo.

GUIDO FINZI dijo...

Siempre he sido un gran admirador de lo bien que vivís los burgueses.

Un saludo

S. Cid dijo...

Bate: Chico, pero me comparo con esos turistas todoterreno que no se dejan una calle sin patear. Soy perezosa para esos esfuerzos... ;-)

Sue: Pues no se me ha ocurrido hacerle una foto a la comida..., salvo un día, pero no sé si te llamará mucho la atención (ya tengo preparada la foto en la entrada correspondiente) porque consistía en un sandwich comprado en un Carrefour... ;-)

Caraguevo: Pues sí es chiquitín el mundo, sí... Están bien los comentarios de Paco y me paso con frecuencia por allí. Y..., seguiré aún un par de días más contando cosillas de mi tour por la France. Ya me llegará a mí el turno de las vacaciones virtuales cuando empiecen las vueltecitas por Berlín o lugares similares... ;-)

Guido: Jajajajaja..., Guido, ¿burguesa? Jajajaja. De momento, y hasta que salde el último céntimo de mi hipoteca, sólo soy una propiedad más del banco. Pero, no, burguesa no:mal que me pese, soy proletaria hasta la médula, porque vivo gracias a la venta de mi trabajo. Eso sí, proletaria liberal ;-)

Saludos, amigos.

Sue dijo...

¿Un sandwich del Carrefour? ... no me convence, pero bueno, si no hay otra cosa... :(

Guido, si quieres te enseño mi nómina de burguesa para que te rías un rato.

bate dijo...

Que hay de malo en ser un burgués, e incluso, un pequeñoburgués.

¿Que busca una vida de comodidad y relajo?.
Eso hoy en día, amig@s, lo busca hasta la proletaria Belen Esteban.


Pd: Por cierto, Sue, sales muy favorecida en la foto nueva. Te da un aire aristocrático que casa mal con tu párvula nómina.

GUIDO FINZI dijo...

Sue:
Nómina? es que vosotras no sois rentistas...?

Sue dijo...

Gracias Bate, pero yo me veo más como una hija de Bernarda Alba, toda de negro y en esa silla de pueblo... claro, Alba, aristocracia pura y dura! ...ups, espero que no se me ponga la voz de la duquesa ¡jajajaj!
En fin...
Yo prefiero no ponerme etiquetas.

GUIDO FINZI dijo...

A mí me gustaba mucho más aquella foto donde sales frente a un suculento chuletón...

bate dijo...

¿La foto del chuletón? ¿Cual foto es esa que no la conozco?. ¡La quiero ver...!

Ya puesto, a mi la que me agrada es la del vestido verde, aunque Guido siempre comente, el sabrá porqué, que se trata de una rebequita de mallas.

En esa imagen sales fresca como un tulipán holandés, serena como una dama aristocrática, y se percibe bajo el trasluz del dintel gráfico, un aurea que indica una buena predisposición a las cosas bellas.

S. Cid dijo...

¿Burguesa? Yo lo que quiero es ser millonaria y tener una pasta gansa que me asegure una vida de retiro y lectura, paseos por el campo y un château gigantesco (que me ahorrara los problemas espaciales de Posodo) donde poder colocar todos mis libros y de los cientos y cientos que compraría, con todo ese tiempo del que iba a disponer para leer.

Sue dijo...

Eso es lo que yo quiero también Cid. Yo me la pasaría viajando y aprendiendo cocina de todo el mundo. Y comiendo, claro. Bueno, también leería algo :)

¿Rentista? jajaja muy bueno Guido. La única renta que tengo es la que pago todos los meses a mi casero, ¡el rentista es él! (cabrón).
En cualquier caso, en la foto de marras, no estaba frente a un chuletón sino frente a una bistecca fiorentina. ¡Más rica! Y antes me había comido unos gnocchis que ummm... Yo creo que engordé un kilo ese día. O dos.

Lo que no he entendido Bate y Guido es lo de la "rebequita de mallas" ¿qué es eso? ...

Bate, te dejo para el final porque me ha sorprendido tu capacidad para adornar"me" con palabras tan barrocas. Gracias (aunque ya te estés preparando para darme cera en otra ocasión).
En esta foto estoy frente a la casita que, si me toca la lotería, me compraré. Ahí, como una señora.

Algún día.

GUIDO FINZI dijo...

Yo de rebequita no dije nada, pero ya sabes cómo es la imaginación de este muchacho...
La verdad es que esta foto nueva tuya, me trajo a la mente el precioso pueblo de Óbidos.

Sue dijo...

Bueno, entonces ya que nos lo explique él si eso...
Y ya que estamos hablando de fotos, Guido, de blanco mucho mejor.

Sue dijo...

Se me olvidó comentar la foto de Bate! ...pero es que con esa luz no se te ve... ¿estás frente a un espejo?

bate dijo...

Gracias por lo del barroco, será que de vez en cuando me sale la cantidad de horas que le he dedicado, y le dedico, a este señor.

En realidad, el que sale en esa foto es mi avatar, Sue.

Guido, si no dijiste que Sue llevaba una rebequita, dijiste un chalequito, o algo parecido, yo qué sé...
Lo que si tengo claro es que me aclaraste(valga la re-dun-dan-cía)que Sue no llebava en esa ocación vestido.

Acláralo pues, Sue.

S. Cid dijo...

Yo creo que fue Sue la que aclaró en su momento que la prenda en cuestión no era un vestido, sino un... no recuerdo qué, pero desde luego no una rebequita de malla. ¿De dónde te has sacado eso Bate/avatar de Bate?

bate dijo...

....una camiseta palabra de honor??

bate dijo...

Me encanta la palabra rebequita, será por eso, S.Cid.

Lo que daría yo por tener una novia de toda la vida que se llamase Rebeca.
En la intimidad le diría:

-Cariño, Rebequita, te impota apagar la luz del aseo, porfa..

-Rebequita, cielo, que mañana hemos quedado con los Martinez de Hinojosa en su casa...

-Gordi... ¿me escuchas..?, mírame Rebequita, que es muy serio lo que te tengo que decir....

¡¿No es maravilloso?!

Vale, me acuesto

GUIDO FINZI dijo...

Lo de Gordi me mató. Eso es muy sevillano...

Sue dijo...

Es muy pijo (lo de "gordi"). Es la palabra que más se oye entre las madres que van a comer a El Goloso (y que conste que yo solo he ido tres veces y porque se come de miedo. Y ya).

Aclaro: no es un vestido, es un top.

¿Me aclaras tú ahora lo de avatar? Tiene algo que ver con los replicantes de Blade runner. Perdón, yo también me acuesto.

bate dijo...

Lo que es sevillano, Guido, es llamar a tu parienta, chocho. En euskera, txotxo.

Y a la hija, pues , chochito.

Esa niña que está en el chiringuito "El pez espada", de Punta Umbría, y se le escucha decirle a la madre:
"omá.., que yo me quiero da un bañito en el agua con el isa".
Y la madre cogiendo una sardina asá con una mano y en la otra el tinto de verano con Casera de limón que le grita como una condená: "¡¡Vale, yessi, hija, pero que el agua no te llegue hasta aquí -hace un gesto con la mano-, hasta el chochito!!"

bate dijo...

Sue, tiene que ver con los avatares de Avatar.
Jijijiji. Uno, que es muy diver.

bate dijo...

Se me olvidó, chochito en catalán es chochet.

Vale, me acuesto....

GUIDO FINZI dijo...

jajaja, y yo que me reía de esos que llaman a su pareja "cari"...

Sue dijo...

Bate, ¿y una sevillana como llama a su contrario? ... (ya por curiosidad)

bate dijo...

Sue: Te lo puedes imaginar...

De todas maneras, y esto lo digo en serio, los sevillanos no somos muy dados a los gestos cariñosos en público. Es muy raro ver en Sevilla a una pareja dirigirse entre ellos con arrumacos fonéticos tipo; cariño, amor, cielo, etc...

Tenemos un sentido del ridículo muy marcado, aunque esto, pueda parecer que lo digo con guasa, y algo de retranca.

El sevillano que se aparta del folklor/lucismo, por lo general, es un tipo serio. El prototipo de sevillano serio y fino, lo encuentro plenamente en Cernuda. O en Rafael Montesinos, sevillano desterrado en Madrid, igual que yo, o sea.

------------------------

En el patio, mi padre, con su túnica
negra, en la madrugada más profunda
de la clarísima ciudad, se ha puesto
solemnemente el negro capirote.

Silencioso es el rito, no aprendido,
sino heredado, yéndole en la sangre,
pues los siglos se ven hasta en la forma
de sujetarse el antifaz al rostro.

(Y silencioso y sin hablar con nadie,
el nazareno escogerá el camino
más corto...)

Oh padre mío,
cuánto silencio hay en este Viernes
tan lejos de mi vida,
cerrada para siempre la cancela
que a nadie espera ya.

Hoy la memoria escoge
el camino más corto para herirme.

(Viernes del 82)

Rafael Montesinos

Belén 2013

Belén 2011