miércoles, 26 de octubre de 2011

Beleneando 2011 I

Beleneando 2011  I

Llevo unos días, amigos, absolutamente vacía en cuanto a ideas para este blog. Bien es verdad que ando algo atareadilla y quizá, con el ajetreo, se van las ganas de idear nuevas entradas. Bien es verdad, asimismo, que he intentado colocarme delante del ordenador para escribir una historia... de miedo. Unos cuantos párrafos ya están esbozados y listos para un trabajo más fino, pero se han quedado aguardando a que encuentre ánimos para continuar. No tengo ganas de pensar, amigos. Me siento con la neurona laxa, qué le voy a hacer. De modo que he buscado un entretenimiento que deje tranquilo al cerebro, pero que me relaje y distraiga. Y hete aquí que me he puesto a belenear, visto que se acerca la Navidad y, si no me apresuro, no daré cumplida respuesta a mi propósito de mejorar mi Belén de este año.

Los lectores que llevan ya un tiempo viniendo por aquí saben que hace casi 12 meses les hablé de lo muy divertido que es belenear. Lo saben, claro, si es que no lo han olvidado, de modo que por si acaso anda alguno con la memoria floja, les remito a aquellos días y aquellas (mis) palabras en Hoy, dos opciones.

Han pasado diez largos meses desde entonces y... no he avanzado nada, nada en aquel proyecto. Un proyecto concreto que tenía muy bien pensado. De hecho, si echamos un vistazo a una fotito que apareció por aquí hace muy, muy poco...



podrá observarse (al menos el indio Ojo de Lince podría hacerlo) que en la estantería de la izquierda aparecen dos figuritas... que bien podrían tomarse como de adorno, pero que no lo son. Pertenecen a mi Belén y son una señora que lleva en el mandil granos que va arrojando a las gallinas y un labrador que ha detenido su trabajo y, apoyado en el azadón, mira hacia algún lugar indefinido. 

Pues bien, cuando recogí los adornos navideños, una vez acabada la Navidad, dejé estos dos monigotes fuera de sus cajas porque quería construir dos pequeños dioramas con ellos para colocar en el Belén de este año. Uno, obviamente, sería un corral con su gallinero; y el otro, naturalmente, un huerto. Hasta la semana pasada lo único que han hecho los pobres es darme el trabajo de quitarles el polvo, pero desde hace unos días me he puesto manos a la obra con el asunto: el gallinero ya está diseñado y probablemente este puente empiece a cobrar vida. El huerto de mi labrador ha comenzado a ver surgir sus hortalizas de forma espontánea... Y he aquí el principio de los resultados hortícolas:

Belén 2011



Belén 2011

Seguiremos informando...

7 comentarios:

Alawen dijo...

Oh, oh, qué bonito, me vas a tener que dar un curso express sobre las verduritas para el belén...
Yo también estoy de beleneo, a ver si en cuanto tenga algo hecho lo subo al blog.

Estás hecha una artista ;)
Abrazos y hasta pronto.

GUIDO FINZI dijo...

Cuando empecé a leer, creía que iba sobre alguna noticia sobre Belén Esteban. Es bueno equivocarse de vez en cuando

Un saludo, belenista

caraguevo dijo...

Guido: Yo también pensé lo mismo al leer "No tengo ganas de pensar y me pongo a belenear", lógico pensé.

S. Cid: Un recordatorio o aviso, hasta la Purísima no se empieza a montar el Belén según la tradición y aunque el 20-N no vayas a salir de casa contente.
Por cierto, las figuritas del belén se llaman así, figuritas, en diminutivo, no monigotes, por Dios.

;-p

creo que es así.

carlos dijo...

Se ve que tienes sangre artesana...¿quieres darle un toque de modernidad a tu Belén?,podrias meter una figura del caganet con el rostro de Rajoy- me parece que los venden - y ten por seguro que tu Belén triunfaría estas Navidades entre la familia,conocidos y amigos.
Abrazos

S. Cid dijo...

Alawen: ¿Te gustan? :-)) Es poco lo que sé, pero ese poco está a tu disposición cuando lo necesites. Tengo la dirección de algunos sitios majetes donde encontrar ideas y donde te enseñan a hacer cositas de éstas. Pero, no, no creas que soy yo muy mañosa, sólo le pongo voluntad.

Guido: Guido, Guido, Guidoooo, ¿cómo pudiste pensar de mí que iba a belenear en ese sentido? Aunque, bueno, también la Esteban sería un buen tema para parlotear. Anda que no se le puede sacar punta a la chica ni nada, jejeje.

Gracias por llamarme belenista. Soy sólo aprendiz, pero me ha hecho mucha ilusión, así que la sonrisa de la semana esta vez es para ti :-)))))))))))))))))))))))))))))))))))

Caraguevo: Otro que tal anda... ¿Pero qué concepto tenéis de mí, muchachos?

En cuanto a la nomenclatura que utilizo para referirme a las figuritas del belén, verás que esta palabra (figuritas) aparece en mi texto, pero si a mí me sale de mi santo apéndice nasal decir que mis figuritas son monigotes, lo digo: monigotes, monigotes, monigotes, ea. :-p

Jejejeje, sí, es así, pero yo también te saco la lengua y sin guiñarte el ojo, hala.

Ah, que me olvidaba: yo no estoy montando el Belén pues, como todo el mundo, no lo haré hasta ese puente que apuntas. Lo que estoy haciendo es preparar los dioramas. Más :-p

Carlos: ¿Sangre artesana? ¡Qué va! Soy más bien manazas, la manazas de la familia. Mis hermanos son todos muy artísticos y mañosos, pero yo debí perder el gen por algún lugar durante la gestación.

En cuanto al caganet, no tengo ninguno y no estoy muy segura de si lo pondría. Aunque seguro que en mi belencito irán apareciendo (con los años) algunos detalles curiosones porque, ¿ves?, mañosa no seré, pero imaginativa..., me llevé la imaginación de toda la familia ;-)

Saludos, amigos. Me alegro de que os hayan gustado mis calabazas y mis coles (bueno, menos a uno que no dice nada de ellas...).

posodo dijo...

¡Ah! ¿Son coles y calabazas?
¡Entonces ya lo entiendo!
¡Estás preparando lo de jalogüín!

caraguevo dijo...

No es por criticar, o sí, pero podías haberte estirado un poquito y cambiar la foto, poniendo una nueva en la que ya no se vea el hueco de las novelas de Julio Verne.
Con el trabajo que costó ir a Cantabria, encontrar a los que saben leer, despistar los libros y que pareciera un accidente.
Un saludo

Belén 2013

Belén 2011