jueves, 13 de octubre de 2011

Libros raros y malditos

Libros raros y malditos

Hace ya algunos días que escribió Carlos (el de los sonetos y el sextante, juajuajuajua, qué tipo más ingenioso) un comentario en estas páginas finisterraenses acerca de los libros raros y malditos que me llamó la atención. Sobre todo me capturó ese sintagma nominal... tan evocador... De modo que, ni corta ni perezosa, tecleé en Google las palabras que de forma tan sugerente se me habían aparecido y husmeé por la Red...

Uno de los blogs a los que primero me condujo Google fue el de Libros malditos. Es la mar de singular esta bitácora (lástima que no parece actualizada desde hace largo tiempo) y he pasado unos cuantos días muy entretenidos rastreando entre sus curiosidades, como:
-Una historia de amor o el misterio de la biblioteca menguante
-¿Puede la literatura volver realidad la ficción?
-¿Y la muerte...? ¿Se detiene ante el poderoso influjo de la poesía?

Creo que en la misma entrada también Posodo mencionó un libro raro, aunque bastante famoso... para Lovecraft: el Necronomicón, de curiosa historia.

Una lista con 18 títulos de libros raritos la encontramos aquí.

Y un libro sobre un libro maldito ya apareció por esta casa: El libro de Nobac.

Y luego también está El libro de Fenn, pero ésa es otra historia ya narrada.

12 comentarios:

Old Nick dijo...

juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua
Amiga S_Cid.

OLDNICKETITA DE ARTE MENOR
PARA UN TEMA ROMPEDOR.

No Existen "LIBROS MALDITOS"
Sólo "LECTORES CORTITOS"
Pues No Siempre Está en Leer,
la Clave Para en CONOCER...
¿Y Cuantos Saben lo Que És,
Una Clave?¡Pues Eso!Ya lo Vés...

Moraleja de la Cual se Infiere
que No Entiende,a Veces,Quien Leyere,
Lo Que el Autor Decirnos Quiere.

Un Cordial Abrazo y un Brindis
¡Ladran Luego Cabalgamos!
¡¡RIAU RIAU!!

Bate dijo...

Creo que unos de los libros más raro y extraño que le leído en mi vida fue el "Viajes por el Scriptorium" de Paul Auster.
Aparte de "raro, raro raro", que diría el Doctor Iglesias, un auténtico coñazo.

Un saludo (2ª día de la victoria)

carlos dijo...

Hace un tiempo escuché un programa sobre éste tema y me hizo gracia la mención de un tratado sobre los pedos-con perdón - del s.xix,"El arte de tirarse pedos o Manual del artillero socarrón",para demostrarte lo sesudo del tratado te dejo la aristotélica clasificación que hace:pedos plenos,vocales,semivocales,simples y compuestos,normales ,corrientes,nerviosos,pegajosos,de vendaval,con presión y furtivos....perdón por lo escatológico del tema pero me llamó la atención tan peregrino libro.
Respecto a mis libros malditos favoritos,seré politicamente correcto y me los callaré,máxime estando en casa tan cristiana y decorosa como la vuestra.
Abrazos

carlos dijo...

Se me olvidaba...muy interesante la pagina que nos enlazas sobre el tema.

S. Cid dijo...

Old Nick: Yo tampoco creo que existan libros malditos y también estoy de acuerdo con eso de los "lectores cortitos", sobre todo en estos tiempos que corren, jajaja.

Bate: Yo ése no lo he leído, pero visto lo que dices de él, tachado.

Carlos: Verdaderamente el libro puede tomarse como ejemplo ¿escatológico?, sí, pero sobre todo de cómo hay gente rara que se dedica a to. ¿Pero a quién demonios [ufff, qué palabra en este blog tan cristiano. ¡Anatema, anatema! ;-)] puede dedicarse a escribir un libro con ese asunto?

En cuanto a tus libros malditos que no puedes comentar por ser ésta casa tan cristiana y decorosa, no te preocupes, seguro que Jesucristo ya se los ha leído, que a Él no se le escapa na ;-)

Saludos, amigos.

Bate dijo...

Carlos, apúntate el pedo potajero, mortalmente sonoro y suntuoso.
Tremendo oiga.

GUIDO FINZI dijo...

A mí, uno que me pareció singular sino raro, fue uno del polaco Patrick Huelle: "¿Quién mató a David Weiser?". También alguno de Bruno Schulz y de Alexandre Vona.

Un saludo

S. Cid dijo...

Bate: Por más que lo he intentado..., hoy no encuentro respuesta para ti, de modo que tendrás que conformarte sólo con mi saludo ;-)

Guido: Leer tus comentarios siempre es un placer, aunque con ello sufra la ignominia que mi ignorancia me produce: casi nunca he oído hablar de los autores que mencionas :(

Saludos y buen fin de semana a todos, amigos.

caraguevo dijo...

Bate: Yo también sufrí a Paul Auster en ese libro. Se lo dejé a un amigo y después de leerlo me preguntó si me había hecho algo por lo que yo estuviera enfadado con él.

Ja, ja, ja, a Papuchi lo vi un día en la playa de Peñíscola. Una momia andante era.

Bate dijo...

Caraguevo, en cambio, para equilibrar y ser justo con el progre Paulino Auster, te diré, querido amigo, que disfrute bastante leyendo Brooklyn Follies . Papuchi, que gran personaje.

S.Cid, te agradezco sinceramente que no comentes nada sobre el "pedo potajero". Vamos a dejarlo ahí ;-)

Guido, !!qué alegría!!. Encuentro trabajo, Zp se va a tomar por culo, Alfredo tiene menos futuro que un pigmeo en la NBA y para colmo de la dicha, das señales de vida.

NO, si al final acabo votando a Alfredo...

Miguel Baquero dijo...

En el siglo XVII o XVIII(ya no recuerdo, ¡han pasado tantos años!) se inundó la biblioteca de Venecia. Todos los libros a tomar por saco, te lo puedes imaginar. ¿Todos? ¡No! entre los pocos que sobrevivieron destacaba "Cómo proteger a los libros de la humedad".

S. Cid dijo...

Miguel: Jajajaja, qué bueno. No conocía esta anécdota.

Belén 2013

Belén 2011