miércoles, 10 de noviembre de 2010

¡No, no y mil veces no!

¡No, no y mil veces no!

Desde luego, hay que admitirlo: estos tiempos convulsos que nos han tocado en gracia son esforzados y laboriosos, y no cejan en su empeño de hacer de nuestra vida un trémulo revoltillo de días difícil de sobrellevar.  Pocas son las cosas que me dan un menguado respiro y escasas, también, aquéllas sobre las que me siento segura, pero alguna hay, para bien y descanso de mi alma fatigada. Una de ellas es la ortografía, de cuyas trampas, aunque sin aspirar a la perfección absoluta, bien es verdad que me defiendo con cierta autoridad, de manera que suelo salir airosa de las trabas y dificultades que esta ladina traidora tiende a nuestras plumas.

Pero ahora, ¡ay, amigos!, ahora me siento temblar las piernas porque no es pequeño el enemigo al que he de enfrentarme. Toda una Real Academia Española de la Lengua... contra un tan minúsculo ser como el mío.  "Cuántos tropezones di -sollozo- cuando la ch y la ll fueron arrojadas a las simas abisales de la nada". "Con lo bien que le ponía yo las tildes a los pronombres demostrativos", me digo, y tuvo que venir ese monstruo a desbaratar mis esfuerzos infantiles, de los que, como el Sancho de la Ínsula Barataria, no mengua el mérito de mi éxito decir: "si buenas tildes ponía, buenos azotes ortográficos me costaba". Pero no, no ha tenido el monstruo alimento suficiente con la sangre que me ha hecho derramar. Tal que un draculilla insaciable, quiere más. Ahora:

-la z se escribirá ceta y no zeta. ¿Alguien la reconoce así escrita? Yo, lo confieso, al leerla siento un vacío que me acogota. Se me queda coja la palabra y viene enseguida mi mente a defenderme del vacío y lo llena con lo que cree que falta: ceos. No, amiga mía, mente querida, no te esfuerces. Ahora ya es ceta. Vete acostumbrando.

-Fuera la tilde de la conjunción disyuntiva o cuando va entre cifras. Justo, justo lo que le había explicado la semana pasada a mis alumnos. -Borrad, chicos, ya no vale. / -¿Y ahora en el examen, qué? / -Poned lo que os dé la gana. Sea lo que sea, seguro que el monstruo lo admite.

-Muerte a las tildes diacríticas en el adverbio "sólo", momento a partir del cual probablemente comenzará a sentirse solo.

-Y, al lorito (sí, sí, mostruo asqueroso, al lorito, expresión coloquial que uso porque me sale de las narices), abominación horrible, aversión plena, odio mortal a sus inventores: ¡¡¡declarada la defunción de nuestra i griega!!!, que a partir de ahora será... ye. ¡Toma, Jeroma, pastillas de goma!

Y díganme, hórridos caballeros, ¿para cuándo el asesinato de la ñ?

¿Pero a qué juegan los señores académicos? ¡Se han vuelto locos estos romanos! Váyanse a freír espárragos los doctos merluzos: no me da la gana, académicos de pacotilla. Seguiré incluyendo la ch y la ll en mi recitado del abecedario, dibujando una tilde sobre el adverbio sólo y sobre la o entre cifras. Y, sobre todo, jamás, jamás, jamás pronunciará mi lengua esa ye hortera. Caiga sobre mí la maldición divina si alguna vez me retractara.

Hala, ya me he desahogado. Me voy.



22 comentarios:

Señor De bate dijo...

Siempre enredando los jodidos.
Qué país de gilipollas, S.Cid.

GUIDO FINZI dijo...

Para mí, que todo esto tiene su origen en algún virus. De lo contrario, no consigo explicármelo.

Un saludo

Sue dijo...

Cid, en realidad casi nadie hace caso a las reglas ortográficas de los académicos. De hecho, todas estas modificaciones ya estaban aceptadas desde hace años por los señorones de la RAE, solo que no eran "obligatorias" (todo lo obligatoria que puede ser una norma lingüistica en un país como éste, claro).
A ti te afecta sobremanera por tu trabajo, pero a la mayoría de la gente le va a dar un poco igual.
Ánimo!

Carlos dijo...

Con lo que me costó poner la tilde al adverbio sólo cuando equivalía a solamente.
Bueno lo de la z clama al cielo. ¿Entonces se dirá carrapastoso en vez de zarrapastoso? Jo, qué lío.
Estos académicos cada vez están peor. A ver si Antonio Muñoz Molina, que es un autor que me encanta tiene voz y puede parar esta barbarie.
Besos.

Señor De bate dijo...

Esta tricentenaria institución perdió el prestigio y su verdadero cometido (su eslogan: Limpia, fija y da esplendor) cuando nombró graciosamente al periodista ex-franquista y hoy totem de la progresía Juan Luís Cebrián.
Uno de los personajes, por cierto más siniestro y temido de esta estúpida ((a la que tanto colabora su grupo editorial) Expaña.

Señor De bate dijo...

Disculpa, S.Cid, por cambiar ligeramente de tercio.
Porque para tipo sin escrúpulos que mete miedo y acojona hasta el chirriar de dientes y mandibula, Rubalcuervo(Copyright Bate):

"El Sindicato de Comisarios de Policía ha acusado al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de haber 'politizado' el cuerpo y de haber tenido en cuenta otros méritos distintos a los profesionales en la designación de los nuevos mandos, que ayer tomaron posesión de su cargo.

El sindicato ha destacado que el ministro continúa con el 'burdo clientelismo' y sigue 'despreciando' a multitud de 'magníficos profesionales', mientras que elige a 'recién ascendidos' que, en su opinión, aún no han demostrado su capacidad como mandos policiales."

Paco Gómez Escribano dijo...

Desde que ZP gobierna este país no reconozco a este país. Saludos.

Ana Laura dijo...

No te van a caer maldiciones, S.Cid, lo que te caerá será el cielo. Sobre tu cabeza. Que por suerte aún va con zeta (yo también me niego... me resulta inexplicable ese cambio, los demás tal vez enarbolen la bandera de la simplificación, pero cambiar zeta por ceta... no tiene pies ni cabeza).

Ahora sí, no creo que eliminen la ñ mientras tu país siga llamándose España. Pero si hoy o mañana escuchamos que la van a rebautizar Espania, empecemos a preocuparnos.

Señor De bate dijo...

a partir de ya, Cetapé.

Descojonante.

S. Cid dijo...

Bate: Enredar, ésa es la palabra. ¿No tendrán cosas más importantes de las que ocuparse?

Guido: Pero debe de ser un virus puramente español o, al menos, que se está cebando especialmente en esta pobre tierra. ¡Un antibiótico antinecedad ya!, por favor.

Sue: Pues mira que siempre he sido pro Academia y estoy de acuerdo en que está dentro de sus competencias hacer cambios cuando sean necesarios, pero es que estos que propone... Y, sobre todo, lo que más me ha llegado al alma: esa ye. ¿Pero qué les ha hecho la pobre i griega? Leí en el periódico que serían necesarias 6 promociones de Primaria para que esa ye les resultara natural a los futuros hablantes. ¿Pero qué necesidad hay de que, dentro de 6 promociones, o sea, 36 años, los hablantes digan ye en vez de i griega?

Bate: Tienes mi permiso para cambiar los tercios que quieras ;-)

Paco: Irreconocible e insufrible, Paco.

Ana Laura: Pues no descarto la llegada de esa Espania (en realidad lo que no descarto es que el nombre de mi país desaparezca junto al propio país. Vamos camino de ello -por los nacionalistas o por la economía, y gracias al desgobierno que tenemos, estamos al borde del abismo-).

De ahora en adelante, merced a los enredos de la RAE, si quiero deletrear el nombre de tu país, tendría que decir: U-r-u-g-u-a-ye. Claro que eso de "tendría" es un decir, porque no me da la real gana de seguir sus consignas: ¡i griega, i griega, i griega! ;-)

Señor De bate dijo...

Dado el tufo anticlerical que impregna la miserable política de éste gobierno me ha sorprendido que ataquen la i griega en vez de la i latina.

S. Cid dijo...

Bate: Jajajajajaa, será que no han caído en ello ;-)

Miguel Baquero dijo...

Sobre todo es eso, hortera decir "ye", salvo que seas asturiano. Hay que hacer boicot: "ye no ya", "ye no ya"...

Señor De bate dijo...

¿Qué pasa aquí, dónde está la dueña del blog, porqué no publica nada?. Tenemos una pregunta para usted.
Queremos saber, coñe..

S. Cid dijo...

Miguel: Sí, lo de la "ye" es lo que más me ha tocado las narices...

Bate: Aquí, aquí estoy, señor don-de-Bate. Tuve un fin de semana agitado. A ver..., qué pregunta tienen ustedes para mí. Denme ideas, porque no sé hacia dónde orientarme.

Señor De bate dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Señor De bate dijo...

Bienvenida a su casa, señora. A sus pieses, siempre a us pieses.¿

¿Qué le parece doña S.Cid (es que estoy viendo Los Gozos y las Sombras; por eso éste trato tan reverencial) el tipito que se gasta nuestro mequetrefe en mallas?

S. Cid dijo...

Bate: Parecerme, parecerme..., no me parece nada. Lo que sí mehago es una pregunta: ¿dónde se ha dejado el tutú?

Señor De bate dijo...

Jajajajajajajaj.....¡Grande señora!
¿Y las hombreras?. Este tipo no tiene hombros, coñe...

Señor De bate dijo...

Ni hombría, claro.

S. Cid dijo...

Bate: Pero mala leche..., mala leche tiene un rato, el maldito.

Señor De bate dijo...

De mala leche va sobrao sobrao el prenda.

Lleva demostrándola concienzudamente desde que nos mataron a 191 compatriotas. Más malo que el dolor, S.Cid.

Belén 2013

Belén 2011