martes, 12 de abril de 2011

Curiosidades matemáticas

Curiosidades matemáticas

Leo en El secreto de los números, de André Jouette, algunas curiosidades referidas al cuerpo humano. Una de ellas habla concretamente del material del que estamos compuestos que es el que sigue:

Un individuo de 70 kg tiene 30 kg de músculos, 7 kg de huesos, 1 kg de pulmones, 5 litros de sangre y 27 kg de órganos varios, lo que desde el punto de vista químico se detalla así:

45,500 kg de oxígeno.
12,600 kg de carbono
         7 kg de hidrógeno
  2,200 kg de nitrógeno
  1,050 kg de calcio
770        g de fósforo
245        g de potasio
175        g de azufre
105        g de sodio
100        g de cloro
    3        g de hierro
    3,5     g de magnesio
    2        g de zinc
    0,2     g de manganeso
    0,15   g de cobre
    0,03   g de yodo
y trazas de flúor, cobalto, níquel, plomo, silicio...

Resumiendo, un cuerpo de 70 kg son 55 litros de agua que se mantienen en pie gracias a la combinación de los demás elementos.

También son curiosas las cuentas genealógicas que nos presenta el librito: 

Intentar identificar todos los antepasados es, en teoría, sumergirse en un pozo sin fondo.

Suponiendo que haya tres generaciones por siglo y mencionando tan sólo a los parientes ma´s directos, una persona nacida en 1990 tiene a sus padres naciodos en 1957 y podrá enumerar:

  4 nacidos en 1924          ---            64 nacidos en 1792
  8 nacidos en 1891          ---          128 nacidos en 1759
16 nacidos en 1858          ---          256 nacidos en 1726
32 nacidos en 1825          ---          512 nacidos en 1693

y, gracias a una progresión geométrica de razón 2,

              1.024   nacidos en 1660 (bajo el reinado de Luis XIX)
              8.192   nacidos en 1560 (bajo el reinado de Francisco I)
            65.536   nacidos en 1460 (bajo el reinado de Carlos VII)
          524.288   nacidos en 1360 (bajo el reinado de Juan el Bueno)
       4.194.304   nacidos en 1260 (bajo el reinado de San Luis)
     33.554.432   nacidos en 1160 (bajo el reinado de Luis VII)
   268.435.456   nacidos en 1060 (bajo el reinado de Felipe I)
2.147.483.648   nacidos en   960 (bajo el reinado de Lotario)

¡Basta ya! No es posible: esta cantidad supera la población mundial y América todavía no había sido descubierta. La teoría matemática carece de valor en este campo: sin continuáramos la serie, llegaríamos a más de un millardo de millardos de antepasados en época de Antonio (1.000 años antes).

La verdad es que hubo muchos cruces porque se viajaba poco. Todos somos algo primos.

Y la atmósfera... Mira que es ligera, ¡eh!, ¿pues sabéis cuánto pesa?

Según los cálculos realizados por Franco Vergnani, del laboratorio de astrofísica de la Universidad de Cambridge (Massachussets), la atmósfera terrestre pesa 5.136  · 10 elevado a 21 g, o dicho en román paladín: 5.136.000.000.000.000.000

- - - - - - - - 


PD: y entre tanto número, un recuerdo para Yuri Gagarin porque hoy se cumple el quincuagésimo aniversario del primer viaje espacial con un ser humano dentro de un frágil cacharro metálico. Entre tanto gramo de zinc y de manganeso..., ¡qué maravillosa esa masa gris que nos ocupa el craneo!, ¿verdad?


Google: quincuagésimo aniversario del primer viaje espacial

11 comentarios:

Ana Laura dijo...

Jajaja, Cid. Esos datos en cifras servirán para que maraville a mis hijas casi tanto como la magia numérica.

Ahora, algo debe estar mal en mi cabeza, porque cuando te leí me imaginé a Hannibal Lecter visitando a su vecino y pidiéndole una tacita de calcio. ¡Mira que forma de desperdiciar esa maravillosa materia gris que nos ocupa el cráneo!

Que te cuento que pesa 1.400 gramos y alberga 100.000 millones de neuronas. Cada neurona establece entre 1.000 y 10.000 conexiones con sus células vecinas. Lo cual equivale a construir una red neuronal intercomunicada por 100.000.000.000.000 de conexiones. La corteza cerebral extendida, cubriría entre 1.800 y 2.300 centímetros cuadrados y hay unos 160.000 km de vasos sanguíneos en el cerebro.

;)

caraguevo dijo...

Lo del plomo me asusta.
Haría falta que nos pusieran una etiqueta como en las botellas de vino: Contiene sulfitos, o como leí una vez: este producto ha sido envasado en una atmósfera compartida con avellanas por lo que puede contener trazas de este producto.
Una idea para la niña Pajín.
.
¿100.000 millones de neuronas? Eso será en los cerebros femeninos, yo tengo una y a veces lo dudo, ¡cómo se esconde la condená!.
La cifra del peso de la atmósfera me ha mareado. La comentaré con Chuck Norris, el ¿actor?, que dicen que es la única persona que ha contado dos veces hasta el infinito, y debe saber de números, digo yo.
Respecto a las cuentas genealógicas, pienso en Chaves y su familia y me asusto con lo que nos queda por descubrir.

S. Cid dijo...

Ana: No, espera un poco para maravillarlas. Estoy en ello. De hecho, los datos de esta entrada los encontré ayer mientras buscaba algunos de los trucos matemáticos que te prometí, y me parecieron tan curiosas, que las publiqué.

¿Hannibal Lecter pidiendo una tacita de calcio? Ana..., debes mirártelo. Si es que escribir tanta historia sobre vampiros no puede sino afectar irremediablemente... ;-)

Lo del cerebro humano es maravilloso. Cada vez que alguien me cuenta algunas de esas cifras, me quedo ojiplática. Mira lo que encontré esta mañana: curiosidades sobre el cuerpo humano.

Caraguevo: Pues yo lo que últimamente vengo echando de menos es tener una especie de salpicadero incorporado, como el del coche, en el que se encendiera una lucecita cada vez que algo anduviera mal: ¡Zas!, lucecita naranja: "tiene usted colesterol, vaya al médico". ¡Zas!, lucecita marrón: "al lorito con la tensión, la tiene demasiado alta".

¿Una sólo? Andaaaa, xagerao, ya será alguna más... ;-) En cuanto a lo de Chaves..., jajajajaja. ¿Te imaginas que le descubrieran malversación de fondos para ayuda de la familia hasta la época del Antiguo Egipto?

Saludos mañaneros a ambos.

Sue dijo...

Me quedo con la primera parte, la de la anatomía, que al menos relaciona los aburridos números con algo atractivo (los riñones, el fósforo, el calcio, el yodo...). Imagino que las proporciones pueden variar según el indivíduo ¿no? y no me refiero a variaciones de peso.
¿Sólo 5 litros de sangre? No sé, me parece poco. Yo creo que tengo más porque sino me moriría en cada menstruación.

En cuanto a los parientes, la verdad es que no los cuento, pero las cifras marean.

De todas formas es muy curioso todo esto que cuenta André. Sí.

S. Cid dijo...

Sue: En esta ocasión no estamos de acuerdo: los números pueden ser muy, muy divertidos... y ¡absolutamente sorprendentes! Una amiga que estudió Exactas me propuso una vez un problema: si rodeamos el planeta con una cuerda, necesitamos una longtitud X de cuerda. Si rodeamos una pelota de tenis con una cuerda, necesitamos una longitud x de cuerda. Si ahora queremos rodear el planeta con la cuerda, pero a una distancia de un metro y hacemos lo mismo con la pelota de tenis, ¿cuánta longitud extra de cuerda necesitamos para cada uno de los casos? La respuesta es increíble: ¡la misma! Y la demostración matemática facilísima (aunque a mí no se me ocurrió, tuvo que contármela ella).

He leído muchos casos de estos y, de hecho, desde hace tiempo tengo ganas de incluir (ya lo hice, con la entrada del año 2011) una etiqueta dedicada a los números para contar cosas de éstas. A mí me encantan.

Y, sí, lo de los parientes marea... Al final, todos somos primos de todos, jajaja.

Sue dijo...

O todos somos primos, sin más.

Me alegra que no estemos de acuerdo, porque entonces sí que sería aburrido. En realidad me gusta escuchar historias sobre números, pero depende quién me las cuente me gustan más o menos. Para eso, como para todo, hay gente amena y gente coñazo. Tú eres amena, mi profe de mates del instituto era coñazo, por eso terminé en Letras.

Es como lo de la Feria de San Fernando (que ya casi mejor te cuento otro día que hay sueño).

Buenas noches.

S. Cid dijo...

Sue: Te daría las buenas noches también, pero ya es por la mañana, así que no puedo sino desearte buenos días.

Yo, desde luego, bastante prima sí soy. Y así me moriré. Pero vivo tranquila, eso sí. Ya me contarás lo de la Feria de San Fernando, que me has dejado con la curiosidad.

Saludos matinales.

Bate dijo...

Eso que cuenta tu amiga de Exactas es exacto, como no podría ser menos. Haber quién le dice a una persona que ha estudiado Exactas que algo que dice no es exacto.

Tú amiga: Mire usted, Zapatero ha sido un buen gobernante para la nación.

Interlocutor: Sí sí, exacto, sobre todo bueno, lleva usted razón...



Ha empezado por aquí abajo a pegar la calor en plan serio, se nota, no? ;-)

S. Cid dijo...

Bate: Se te nota el calor, sí... ;-) Por aquí también empezó a dar fuerte, aunque ayer y hoy viene soplando un vientecillo que me refresca las piernas demasiado cuando salgo a caminar. ¡Seré debilucha!

posodo dijo...

Resulta curios, entre tods los líos matemáticos y familiares, que sean precisamente los números primos,... los que no tengan parientes.
(Vale, es una forma de decirlo, porque tienen infinitos, sí - pero menos, que son infinitos numerables, no como los chanchullos de otros, que sí son infinitos infinitos).

Sobre lo del vientecillo, a ver si es porque vas demasiado rápido... y te acaban multando por exceso de velocidad.
(O sea, que de debilucha, nada: ¡S.Cid, recuerda al Cid!)

S. Cid dijo...

Posodos: Números primos: los que son únicamente divisibles por sí mismos y por la unidad. Fin de mi conocimiento acerca de los números primos. Bueno, también sé que son infinitos y que hay matemáticos locos que se empeñan en encontrar uno nuevo, y otro, y otro... Lo cual debe de ser muuuuuyyyyy entretenido.

En cuanto a lo del vientecillo..., pues mira tú que va a ser que tienes razón. Según dicen, la velocidad del paso humano es de 3 km/h, ¿no? La mía, en mis paseos vespertinos, es de 4 km por hora con 4 minutos, lo cual es más rápido que el paso humano normal. Ergo..., ¡es verdad!: no soy debilucha y, además, tienes razón, he de mirarme el velocímetro, no sea que vaya a venir Rubal y me multe. Menos mal que al menos no fumo en el vehículo, jajajaja.

Belén 2013

Belén 2011