viernes, 1 de abril de 2011

Relevos blogueros

Relevos blogueros

De paseo por Erisada, el blog de Ana, me topo con que me ha pasado el testigo en una curiosa experiencia literaria (iniciada en el blog Vinividivinvi): la de escribir entre 20 personas una historia.. Éstas son las bases (que Ana tomó de Vinividivinvi y que yo me permito copiar directamente de Erisada):

Relevos blogueros

Voy a comenzar un relato y pasaré el testigo a otro blogger para que lo continúe. A su vez, éste tendrá que pasarlo a otro citando a los anteriores y sus narraciones correspondientes para que se entienda la historia. Para no hacerlo muy complicado y que no se convierta en una tortura, habrá que escribir un mínimo de 5 líneas y un máximo de 20.

También habrá que poner un punto y final alguna vez, así que iremos numerando a los participantes hasta un máximo de 20; el último tendrá que resolver la papeleta y ponerle un final.

El haber participado, no excluye que te puedan volver a pasar el testigo, así que estad atentos...

Es muy importante citar a los anteriores bloggers (enlazando su blog),numerar las aportaciones (para que sepamos en que punto está la historia) y explicar de manera clara y concisa los pasos a seguir. Si un nominado no puede o no quiere participar sería conveniente que lo comunique para que el que lo nominó elija a otro.

Espero muy ilusionada vuestra participación y creatividad.

Estos son los blogs que ya han participado:

1. Creatibea
2. Rubo
3. Su
4. Bee
5. Escarcha
6. Mimosa
7. Ana
8. Quino
9. Julie
10. Camy
11. Creatibea
12. Meg
13. Mimosa
14. Escarcha
15. Creatibea
16. Ana Laura

Y, bien, una vez aceptado el testigo que entregó Ana, me toca escribir. Espero satisfacer, con el capítulo 17, las expectativas de todos.


1.
La agorafobia de Lucía había hecho que llevase años confinada en lo que ella llamaba su búnker. Vivía de noche y dormía de día. Era una de esas mujeres por las que el tiempo pasa cruel y devastadoramente. Una aureola púrpura rodeaba sus ojos tristes, sin brillo, que se encajaban en un rostro descolorido y marchito. Tenía una nariz perfilada que sostenía unas anticuadas gafas.

Sus labios agrietados pedían a gritos menos nicotina, el pelo cano y desaliñado le llegaba casi a la cintura y la extrema delgadez de su cuerpo no podía casi sostenerla en pie.

Su partida de nacimiento confirmaba que tenía 35, pero los años de aislamiento elegido, la dejadez y el descuido habían hecho que pareciese una anciana.

Como una noche más, Lucía abrió su portátil, para asomarse por esa pequeña ventana y contemplar, indagar, husmear por entre las callejuelas de esa gran ciudad virtual que le tenía completamente fascinada. Mientras se desplegaba automáticamente la persiana azul de Microsoft, preparaba, como otras tantas veces, sus cigarrillos, el viejo cenicero sucio, y su té. El turquesa del mar de una playa desconocida le daban la bienvenida.

Y a partir de ahí, su conexión con el mundo.

-¡Clic!-


( Autora: BEA )

Leer más...

17.
De no ser por el cuerpo inerte de Elisa, oculto ahora dentro de un saco negro que Lucía no acertaba a imaginar de dónde podría haber salido, nada hubiera hecho presagiar que allí se había cometido un asesinato. Olga se afanaba en meter dentro de una de las bolsas de supermercado que Elisa había traído los paños con que habían limpiado la sangre. Lucía la observaba asombrada, preguntándose qué hacía su hija allí, quién había matado a Elisa y, asustada aún por su presencia, quién demonios era el hombre al que Olga había abierto la puerta y que les había ayudado a colocar el cadáver dentro del saco.
-¡Vamos!

La voz de Olga sonó urgente y demasiado imperativa para lo que debería corresponder a una hija dirigiéndose a su madre. Lucía obedeció como un autómata y la siguió. El hombre cargaba con el cuerpo de Elisa. Lo vio desaparecer tras la puerta del apartamento, seguido de su hija. Ella… vaciló. "Salir? ¿Ahí fuera? ¡Oh, Dios mío!
-¡Madre! –se escuchó la voz de Olga desde el descansillo.
Lucía reaccionó y salió. Se había avivado en ella el instinto materno que antes la embargara. Escuchó el ruido sordo que hizo la puerta al cerrarse tras ella y sintió como si, con aquel mínimo acto, todos sus miedos hubieran quedado encerrados dentro de la horrible cárcel en que se había convertido su apartamento.


El ascensor los llevó hasta el sótano. En el garaje, un coche aguardaba con el motor en marcha. Olga abrió la puerta y la invitó a entrar. Lucía no dudó. Mientras se acomodaba en el asiento trasero, oyó un doloroso golpe que retumbó en el portaequipajes. El hombre desconocido había colocado allí el cuerpo de Elisa sin demasiados miramientos.
-Toma- le dijo Olga mientras le tendía un vaso con té que había servido de un termo-. Te sentará bien.
Lucía bebió y sintió que un ingobernable sopor la invadía. El coche tomó la desviación hacia la autopista y se introdujo entre el denso tráfico.
-¿Se ha dormido ya? –preguntó el hombre desconocido.
-Sí –contestó Olga-. Ya está dormida.



Hasta aquí llega mi encargo. Es el turno de Sue, a quien le paso el testigo...

13 comentarios:

CreatiBea dijo...

Genial!!!! Estoy con los pelos de punta ( y no exagero). Me encanta.

¿Quién es ese hombre? ¿Qué va a pasar ahora? ¿Por qué se han cargado a Elisa? Y Lucía dormida...
Sue es tu turno!!!! Queda poquito...

Muchas gracias por participar, tu aportación ha sido de diez.

Besos.

S. Cid dijo...

Bea: Gracias por la nota ;-), me alegro de que te haya gustado.

Y, sí; las cosas se van poniendo crudillas... y hay que resolverlas ¡en 3 sólo capítulos! Veremos qué nos cuentan Sue y los dos últimos participantes. ¿Quién es ese hombre? ¿Adónde se dirige el coche? ¿Por qué Olga habrá narcotizado a su madre...? Hummmm ;-)

S. Cid dijo...

Quise decir: ¡en sólo 3 capítulos!

¿Por qué habré cambiado el orden...? Toc, toc..., eh, cabeza, ¿en qué estás pensando? ¡Ordénate, hombre!

Julie dijo...

Se está poniendo muy interesante. Ya quiero leer el final ... Lucía ¿está realmente dormida? ¿Qué pasará? Intriga. Muy bien. Besos.

Ana Laura dijo...

¡Me encantó! Lo seguiste maravillosamente, ¡y ahora hay más elementos en el juego! Y tantas preguntas... veremos como se dan esas respuestas :)

Estoy ansiosa de leer el resto, seguramente Sue hará un maravilloso trabajo también.

Saludos!!!

Ana Galindo dijo...

¡Genial! La emoción de esta historia va in crescendo y el desenlace se pone durillo para quien lo tengo que cerrar.

Me ha gustado mucho conocerte,

Besos

Sue dijo...

Haré lo que pueda pero, sinceramente, ya me estoy arrepintiendo de haber aceptado el reto. No trabajo bien bajo presión y tampoco sé crear emoción y suspense escribiendo...pero bueno, no me rajo. No me rajo.

Eso sí, dadme unos días.

S. Cid dijo...

Me alego de que os haya gustado :-). Veremos cómo se resuelve el asunto, sí, porque está que echa humo.

En cuanto a ti, Sue, tómate esos días, pero no te sientas con presión ;-) Y gracias por no rajarte. Seguro que le encuentras una salida airosa.

Gracias por vuestra visita y comentarios.

Saludos.

Sue dijo...

Ahora que he leído toda la histora ya puedo decir: "eso digo yo, por qué se han cargado a Elisa".
En fin, haré lo que pueda, pero el misterio no es lo mío, aviso.

Muy buena tu parte Cid. Muy buenas todas (la de Quino me ha impresionado especialmente).

S. Cid dijo...

Sue: Eso, eso..., ¿por qué? Pues, hala, tú tienes la respuesta... ;-) Jejejeje.

Gracias por tus palabras sobre mi parte y ánimo para la tuya. Me come la impaciencia por saber cómo lo vas a encauzar la historia para que se dirija hacia una solución.

CreatiBea dijo...

Sue, nada de presión, que esto es para divertirse un poco. Tú a tu marcha.

Un saludo!!!!

Quino dijo...

Cada vez esto se pone más interesante... Sigo la cadena, que cada vez la cuestión está con más presión para el siguiente.

Encantado de pasar por tu blog.

Un fuerte abrazo dende Lucus Augusti.

S. Cid dijo...

Quino: Sí que se está poniendo interesante y hoy, Sue, ya lo ha bordado.

Encantada de verte por aquí y un fuerte abrazo para ti también.

Belén 2013

Belén 2011