sábado, 8 de diciembre de 2012

41.027 palabras

41.027 palabras

Seguramente, tras leer el título de la entrada, Caraguevo habrá llegado resollando desde las Afoticas, con su modo de ironía ON puesto y frotándose las manos, imaginando ya lo mucho que se va a reír al creer que el número en cuestión se refiere a las palabras que pronuncio cada día (no sé de dónde se habrá sacado eso de que soy una charlatana: así se crean las leyendas urbanas, ¡ja!), pero no, 41.027 no son las palabras que pronuncio en un día (por cierto, ¿alguien tiene idea del promedio de palabras que se dicen en un día? -Caraguevo, abstente de contestar esta pregunta en referencia a mi persona: ¡no me voy a reír! ;-p-. Es que me ha entrado la curiosidad al respecto).

Pero, sigo con lo mío: digo que no, que no tiene nada que ver ese número con el de palabras pronunciadas por nadie. De hecho, 41.027 (y seguimos avanzando) eran, a 5 de diciembre de 2012, las palabras que llevaba escritas en Quadrivium (al que todavía le queda algo de trabajo creativo por delante y mucho, mucho, mucho de desbroce y mejora), y esa cifra supone la mejor de mis marcas. Nunca antes había llegado tan lejos. Con Gamma alcancé las 35.000 (y sabe Dios cuántas le quedan por delante, si algún día la continúo), pero esos cuarenta millares..., ¡uufffff!, esos cuarenta millares suponen casi 120 páginas de un libro. ¡Estoy ojiplática!

Igual llego a las 150 páginas (sólo hay que escribir 10.500 palabras más, y no es difícil, con lo que aún me falta por contar) y, entonces, se me plantea un problema... ¿Qué hago con esta historia? En principio, iba a ser la 5ª y última de los cinco relatos con que iba a componer mi primer librito del Atrápame. Pero cada historia estaba pensada para contarse con una media de 10.000 a 15.000 palabras. Et alors...?

La verdad es que es una pregunta retórica. Me importa un comino que la 5ª historia llegue a las 150 páginas mientras las otras se plantan en las 30, 40 ó 50. Las cosas se quedarán como están. Salvo que la 3ª y 4ª historias (que aún están por escribir) alcancen un volumen palabreril tal. Entonces habrá que repensarse el asunto.

Pero, en el ínterin, ya he tenido palique para endosar una nueva anotación al personal y acercarme a esas 650 entradas que pienso alcanzar para el 31 de diciembre.

Números, números..., ¿qué sería de la vida sin ellos? Tedio y hastío sin fin. ¡Menos mal que tenemos números!... y palabras para hablar de ellos ;-)

8 comentarios:

posodo dijo...

Enhorabuena.
Es múltiplo de 7, así que, ya sabes, tocaba descanso, por lo que, cambia la cara del día, mujer.

Un saludo.

Dama Camelias dijo...

Eso, eso, otra carita de felicidad por haber cumplido el objetivo, jejejeje... Me encanta, me encanta...

Tenemos números para endosar a las palabras y palabras para jugar con estos y así poquito a poquito una novela con un número... de palabras...

­Ánimo, que el 31 está a la vuelta de la esquina.

;)

S. Cid dijo...

Posodo: Nada, nada: ayer no escribí, así que no se cambia. Que quede ahí, bien a la vista, para sonrojo propio.

Dama: :-) Sí, estoy contentita por cómo va. Aunque hay puntos del texto que no me convencen nada y simplemente aguardo esperanzada a que las correcciones y revisiones los mejoren. Si no lo logro entonces, a lo peor escondo la historia en la papelera del ordenador. ;-)

Saludos dominicales, amigos.

Editorial CM dijo...

Al final se te va a convertir en una novela corta éste último relato, y se puede separar de los otros relatos, pero eso es bueno para tu creatividad.
¡Enhorabuena!

caraguevo dijo...

S. Cid: No creas que se me ha pasado esta anotación, sigo pensando una respuesta a tu altura, je, je.

Un saludo

S. Cid dijo...

Editorial C&N: Aunque procuro trabajar todos los días, voy muy poco a poco. Ya veremos en qué queda el asunto al final.

Caraguevo: Tranqui, tú piensa.

caraguevo dijo...

Nunca he sabido, y sigo igual, la diferencia de longitud entre un relato y una novela.

¿Tienes en mente presentar alguno de los relatos a algún premio? El miércoles hay una mesa redonda sobre los premios literarios y, como supongo que te volverás a escaquear, me tocará ir a mí, otra vez.

Un saludo

S. Cid dijo...

Caraguevo: Algo leí al respecto hace tiempo, pero no recuerdo bien el número de palabras/páginas que diferencia a uno y otra.

No, no tengo intención de presentar un relato a ningún concurso. Pero seguiré con interés tus anotaciones, como siempre.

Saludos.

Belén 2013

Belén 2011