jueves, 20 de diciembre de 2012

Estoy leyendo...

Estoy leyendo...

...cosas no muy bonitas sobre los españoles.

Pirate Latitudes, Michael Crichton está resultado un libro tan predecible que aburre sólo por eso. Luego, además, está el tedio a que conduce la propia historia, tan manida, tan oída, tan mortalmente plomiza. A saber: un pirata inglés se hace con un galeón español cargado de tesoros. El pirata inglés es un caballero, culto y versado en lenguas clásicas (hasta el punto de que pretende utilizar las teorías bélicas ideadas por Leonardo para, con un puñadín de magníficos marineros británicos que no les da para manejar más de un cañón en el galeón atrapado, acabar con una nave de guerra española bien armada y con su tripulación al completo). Los españoles, sin embargo, son crueles, sucios, holgazanes, fanáticos religiosos y, además, se de ellos se dicen lindezas como ésta: The Spaniards were notoriously bad seamen. ¡Toma, chúpate esa! y el Crichton se queda más fresco que una lechuga campestre al relente en una serena y estrellada noche invernal.

 
La sanción de Loo, Trevanian

Esta novela no me está resultando tan tediosa como la anterior, aunque es quizá un poco lenta. No obstante, me están gustando los personajes y los diálogos, entre los cuales se pueden leer cositas tan monas como ésta: [...]. Sí, los ingleses han sido líderes mundiales en muchos aspectos, pero ya no lo son. Ahora se acogen al Mercado Común y se convierten en los enfermos de Europa. Dentro de quince años, tan sólo España y Portugal gozarán de un nivel de vida más bajo. Y es culpa suya. Con una dirección miope y con los obreros más gandules y menos competentes de Europa, sufren de deficiencia congénita. No es la plácida y feliz ineficacia de los latinos, con su mentalidad "del mañana" y su languidez hedonista. No, la clase de incompetencia británica es intrincada y elaborada.

Ea, en un parrafito nos han puesto como chupa de dómine: miopes, gandules, incompetentes, deficientes congénitos, ineficaces, lánguidos y hedonistas.

Venga, españoles de España, agachemos la cabeza y entonemos nuestra letanía: soy una pig por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

6 comentarios:

Alawen la Arquera dijo...

Envidia. Todo es envidia. E ignorancia.
El Crichton, que Dios le haya perdonado, debería haber seguido con lo que mejor se le daba: escribir cuentecillos sobre dinosaurios, que no hace falta saber Historia.
Y de Trevanian, qué decir, excepto que siempre se ha rumoreado que no era él quien escribía sus libros...

En fin, que mucho hablar, mucho hablar, y luego vienen a España y se ponen ciegos de paella (sin pimiento) y de sangría...

(Off topic: Los sindicatos beleneros se han puesto en huelga y, al final, lo he tenido que poner yo. Ya tenéis excusa para venir a verme, aunque no esperéis una maravilla con huevos fritos y eso :P )

posodo dijo...

S.Cid:
Pues como no hay dos sin tres, ¿para cuándo el de César Vidal?

Alawen:
Los de la huelga no habrán puesto silicona en la cerradura del portal, ¿verdad? Porque los hay capaces.
Maravilla seguro que es (los 'ingredientes' no alteran el resultado cuando hay voluntad).

Un saludo.

S. Cid dijo...

Alawen: Pero siempre metiendo el dedo en el ojo, oye, ¡cómo les gusta!

Respecto del belén..., el mío sigue ahí, metido en las cajas y apilado en la cocina. Pensaba montarlo hoy (porque la semanita ha sido de aupa y no he tenido un segundo), pero creo que con las mismas lo voy a bajar al trastero de nuevo. Este año voy sin aliento. No llego.

Y, sí, le hablaré a Mac, a ver si podemos ir a verte (y a ver si este año subimos a Patones).

Posodo: Jaja, ¿me has leído el pensamiento? A medida que iba escribiendo la entrada, se iba apareciendo el señor Vidal en mi cerebro. Pero no aparecerá por aquí (al menos de momento).

Saludos, amigos.

posodo dijo...

Ya sabía que tu cerebro es privilegiado, pero ¿tanto como para merecer una visita de CVM, en perjuicio de este superlativamente maravilloso diario?

MGae dijo...

Estoy con Alawen: puritita envidia, por un lado; pero, por otra, esa especie de complejo tonto que se traduce en no saber valorar lo propio.

Y, sí, claro, por supuesto que me apunto a ver el Belén. Ya cuadraremos el día.

Y, como supongo que mañana no tendré tiempo de andar por estos lares, aprovecho para desearos a todos una ¡Feliz Navidad!

Abrazos y buena Noche para todos.

caraguevo dijo...

Bueno, bueno, hubo algunos españoles que sí sabían lo que se hacían, como Blas de Lezo, otra de las historias de Fernando Díaz Villanueva que merece la pena rescatar, y perdón por la autocita.
Un saludo

Belén 2013

Belén 2011