domingo, 23 de diciembre de 2012

Premios literarios

Premios literarios

Hace unos días, en estas mismas páginas, se me preguntó si tenía en mente presentar alguno de mis relatos a un premio literario y mi respuesta fue negativa. 

Tres veces lo he hecho: 

-La primera, hace mucho tiempo, creo que acababa de salir de la universidad, a instancias de una compañera de facultad. Me presenté con una relato de mediana longitud (el segundo que había logrado acabar), nacido al albur de una conversación filosofico-teológica-epistolar mantenida con MGae. Aprovechando la frase bíblica, y adaptándola a las necesidades del texto, titulé el relato como El amor os hará libres. No estaba nada, nada convencida de querer participar y, de hecho, recuerdo perfectamente lo mal, horriblemente mal, fatal fatalísimo que me sentí diez milésimas de segundo después de echar el sobre al buzón de correos. Veinte milésimas de segundo después de haberlo hecho me prometí que jamás volvería a participar en un concurso: mi pequeño engendro había salido de mis brazos para ir a caer en los de sabe Dios quién.

-La segunda ocasión tuvo lugar hace uno o dos años y si con ella rompí mi promesa fue sólo porque, navegando por ahí, me encontré con un premio literario que proponía un tema tan absolutamente ininteligible (de esos que pretenden ser profundos y bla, bla, bla) y absurdo, que  no pude sino decirme que aquello merecía una buena tarde de pitorreo. Y, hala, gasté una tarde de mi vida en escribir un texto, con el tema que se pedía, compuesto de befa, burla, guasa y choteo general. Y me quedé más a gusto...

-Mi tercera participación fue hace poco, animada por Posodo, en un concurso literario que promovía InfoCatólica. Espero que Posodo me perdone por lo que voy a decir (aunque debe saber que agradezco mucho, mucho, muchísimo su interés), pero participé en ese concurso precisamente sólo por eso que aparece entre los paréntesis: agradecimiento por su interés. Un interés, el de Posodo, que el mío no igualaba ni de lejos, pues no tengo absolutamente ninguno por los concursos literarios. En este tercer caso supe de los ganadores (cosa que no había ocurrido en los dos anteriores) y me satisfizo bastante saber que 3 ó 4 de ellos eran miembros de InfoCatólica y promotores del concurso; y otros tantos, asiduos lectores y comentadores de los blogs de InfoCatólica. Todo lo cual, no quita un ápice de mérito a sus relatos que, según Posodo* (yo no puedo opinar, pues no los he leído), eran bastante majos.

He oído por ahí que la mayor parte de los concursos literarios están amañados, pero son rumores que una oye porque en realidad nada sé sobre ello (aunque parece que eso es lo que ocurre en muchas ocasiones). Yo no tengo muy claro si uno debería enfadarse por ello o no porque, al fin, cada cual puede premiar a quien le venga en gana. 

Lo que sí tengo claro es que:
1º.  tengo muy poco tiempo y no puedo perderlo en hacer de comparsa, 
2º. me da mucha vergüenza lanzar a mis chiquitines por el mundo, lejos de mi protector regazo y 
3º. el mejor premio literario que hay en el mundo (y del que siempre resulto ganadora) es lo mucho que disfruto escribiendo mis relatos y la satisfacción que siento cada vez que los termino.

PS: recordadme que he de borrar esta entrada si alguna vez gano uno... ;-)

- - - - - -
*Posodo, si tienes a bien darme la URL de la anotación donde comentaste los relatos la enlazaré con mucho gusto (es que no recuerdo en qué etiqueta guardaste tu anotación).

5 comentarios:

posodo dijo...

La reseña está, entre otras, con la etiqueta Alit lectio, que es la que recoge las reseñas de libros leídos.

(No pienso recordarte nada cuando ganes el Nobel, pero por si acaso, ya tengo guardada en pdf esta anotación tuya.)

(¡Ah! Y no se te ocurra apuntarlo en tus "Cuadernos de notas", que son para otros apuntes.)

Un saludo

S. Cid dijo...

Posodo: Ya está enlazada la reseña (gracias por la info).

Y, no, tranquilo, en mi Cuaderno de notas sólo apunto cosas importantes, como Nuevos métodos para asesinar silenciosamente, jajaja.

Saludos.

Alawen la Arquera dijo...

Querida S. Cid, debes esperarte, como yo estoy esperando, a que se nos reconozca post mortem, como a todos los grandes...
(Toma ya, las cosas que me inspira la cerveza...)

Besos y abrazos, que ya sabes eso de los grados de la borrachera... ;)

Dama Camelias dijo...

Jajajajaja... S. Cid, pues yo sí me la voy a guardar y cuando ganes los premios (porque habrá más de uno) al mismo tiempo que los celebramos con una cerveza (o lo que caiga) sacaré mi cuaderno de notas y te recordaré esta... jejejejeje... no te lo voy a decir.

;-)

caraguevo dijo...

Muchas gracias por el enlace.

Un saludo

Belén 2013

Belén 2011