miércoles, 16 de febrero de 2011

Tal vez

Tal vez

De vez en cuando, me gusta darme una vuelta por ahí y escribir en otros blogs cuyas páginas se me brindan gracias a la generosidad de sus administradores.  Soy afortunada porque, hasta ahora,  siempre me han acogido muy bien y han publicado mis textos. 

Es el caso, en esta ocasión, de la Editorial C&M cuyo administrador, Carlos, ha tenido a bien publicar un pequeño relato mío que, si interesa al lector de Finis Terrae, se halla ansioso de lecturas tras el enlace que da título al cuentecillo: Tal vez.

Muchas gracias, Carlos.

31 comentarios:

Carlos dijo...

Gracias a ti S. Cid por colaborar en el Rincón cultural, que es tuyo, ya lo sabes.
El relato es muy bueno.
Besos.

S. Cid dijo...

Carlos: Es un placer participar en el Rincón cultural del blog. Gracias por permitírmelo y, por supuesto, por tus amables palabras.
Un beso.

posodo dijo...

Efectivamente, tal vez.
Pero lo que sí resulta seguro es lo bueno que es.
Un saludo.

P.D. Con permiso de C&M, ¿a formar parte del tercer volumen del microrrelato?

Bookworm dijo...

Me voy a leerlo ahora mismo. Es que hoy ando lenta con la lectura de los blogs amigos.
Un beso

ofilia dijo...

Ya lo leí. Me encanta como escribes. Hasta tengo la angustia del protagonista!

Un saludo

José Antonio del Pozo dijo...

Uff, es angustioso. Magnífico SCid, ese terror cotidiano.

S. Cid dijo...

Me alegra mucho que os haya gustado el relatín, amigos, y me satisface pensar que os he hecho pasar un buen rato. Lo cual me lleva a considerar que el tiempo que empleé en escribirlo fue bien utilizado :-).

Muchas gracias por vuestros comentarios y vuestras afables palabras para con el relato.

Un abrazo a todos.

Bate dijo...

¿Te puedo hacer una pregunta técnica?

S. Cid dijo...

Bate: Pues claro... Pero, caray, a ver si es difícil, no sé responderla... y me pones en un compromiso ;-)

Bate dijo...

Lo primero es contarte que me ha gustado el relato. Mucho.
Olvida la pregunta técnica.
Te haré una pregunta que me gustaría que llegase al núcleo duro donde reposa tu creatividad.
Soy consciente, y tú también, que tu prosa gana con los días (nada de remilgos ni alharacas, S, es la verdad).
Este esplendoroso hecho, ahí va la pregunta -rauda y veloz-, se lo debemos a que es la palabra la que amplia tu campo de conocimiento, o es al revés, es decir, es la sabiduría la que agranda tu literatura.

Y acabo. ¿Me firmarás el primer ejemplar del primer libro que salga a la calle?

Gracias

Bate dijo...

Buenísimo, de verdad:

Estoy hecho a los usos antiguos y soy, pues, renuente por completo a cualquier cambio en mi existencia que altere un solo átomo en el rutinario correr de mis días. Aunque, ¿quién soy yo para dictar los designios del Señor? Sea, pues, lo que Él quiera.

Miguel Baquero dijo...

Ya visité la página y me gustó tu relato. Me alegro que, poco a poco, vayas sacando cosillas, eso te animar a escribir más, estoy seguro, y te darás cuenta de que no lo haces nada pero que nada mal.

S. Cid dijo...

Bate: En primer lugar, sí que debo hacer algún remilgo a tus palabras, porque me hacen sonrojarme, y porque tu amistad para conmigo te nubla hasta perder la objetividad ;-)

En segundo lugar, en cuanto a cuál es la base donde aposenta sus reales la creatividad, te diré que yo nací así..., imaginativa e ingeniosa, qué le voy a hacer... ;-), jajajaja. Ahora en serio: no voy a negar que tengo mucha imaginación (parte innata, parte tomada de las lecturas que hago). En cualquier caso, observar ayuda mucho (Miguel lo explica muy bien en su Blogger Power), aunque confieso que yo no soy especialmente observadora, más bien al contrario: siempre voy en mi mundo. Sin embargo, estoy aprendiendo. Quizá no tanto a observar mi alrededor, sino lo que pasa por mi cabeza o lo que yo misma experimento (así, de hecho, nació ese Tal vez). Pero esta auto-observación quizá es el primer paso y acabe, con el tiempo y la práctica, sacándole mucho más juguillo al mundo exterior. No obstante, creo que lo que verdad ayuda a llenar tu cabeza de historias es leer, leer muchísimo.

En tercer lugar, y yendo a tu pregunta, hay una frase curiosísima que conocí porque aparece en una taza de café que me regalaron los de SM y que fue dicha por un tal Wittgenstein: "Los límites de mi lenguaje son los de mi conocimiento". Estoy totalmente de acuerdo con ella. Así pues, ¿qué fue primero, la gallina o el huevo?, es decir: la palabra mejora mi comprensión del mundo y aumenta mi conocimiento; pero cuanto más sé (y sé muy poco) mejor me apaño para entenderlo y expresarlo en palabras.

He ahí una ecuación irresoluble que quedará grabada para la posteridad, de modo que, cuando sea una escritora célebre (por supuesto que te firmaré un ejemplar), los estudiosos podrán decir: ¡pero mira que era profunda este chica, eh! ;-)

Eso sí, gracias por tu comentario, porque me has dado una idea para una nueva entrada: hablar sobre los entresijos del relato. Veremos si soy capaz de ponerla sobre el papel.

PD: ¿y ves?, no siempre estoy acertada: releo la contestación y encuentro que está llena de ideas a medias. Necesitaría mucho más tiempo para organizar mis ideas en una secuencia lógica y elegir palabras adecuadas que las expresen. Luego, he ahí otro ingrediente para la creatividad: el trabajo.

S. Cid dijo...

Miguel: Se cruzaron nuestros comentarios y no vi el tuyo, de modo que no pude responderte en el anterior.

Bueno, leerte a ti también ayuda, porque se aprende mucho. Hay que ver lo bien que le das a la tecla ;-)

Gracias por tu comentario: anima mucho :-)

Sue dijo...

Acabo de leerlo y me ha gustado, aunque he echado de menos un crimen :)
No en serio, una escritura fina. Un relato trabajado...
Solo una pregunta ¿al final el tipo se convierte en agua? ¿por qué? o no hay por qué...

S. Cid dijo...

Sue: Es verdad..., ¡no hay crimen...! Pero, al menos, ¡sí muere alguien! Aunque de una forma un tanto rara, jajajaja.

Sí, el tipo se convierte en agua. ¿Por qué? No hay respuesta. Al menos yo no la tengo. Nunca me lo planteé. Buscaba sólo una historia de "terror" extraña (y absurda, claro, porque nadie se convierte en agua). Es decir, buscaba el "qué", pero no atendí al "porqué".

Pero gustó, ¿no? ;-)

Bate dijo...

Muchas gracias por tu respuesta, eres muy buena conmigo.
Espero que cuando llegues a la celebridad de la mano de tus libros necesites un yaque.

Bate dijo...

Jo!!, ¿no me vas a preguntar que demonios es un yaque?.

S. Cid dijo...

Bate Yaque nos conocemos desde hace tanto...(¿?)

Bate dijo...

Es que es tan profundamente tonto, se me ocurrió antes, y creo que no es nada original:

Ya sabes, un chico de los mandaos: Yaque estás ahí acércate a comprar el pan, yaque estás ahí has las fotocopias, yake vienes de allá llevaté al Boby al veterinario..

S. Cid dijo...

Bate: Pero es que no tengo perro, así que ¿cómo vas a ser mi yaque, si no hay Boby a quien llevar? ;-)

De momento, aquí la única mandá que hay soy yo: me hiciste una pregunta sobre la imaginación y no sé qué, y me he pasado media tarde escribiendo un testamento sobre cómo surgió la historieta. Así que yaque, yaque, lo que se dice yaque, aquí, una servidora ;-)

Bate dijo...

Ya tenemos perro!!.

posodo dijo...

Mirad cómo se va siguiendo, si empezáis con los yaques.

S. Cid dijo...

Posodo: ¿Ya que según dicen aquellos que, a falta de arrestos suficientes para llamarme viejo, esgrimen el arte de la perífrasis sin respeto alguno a mi inteligencia?

¿?

Bate dijo...

Vale, me he perdido.
El enlace que subes, no furula Posodo. ¿Es así, hecho a conciencia, o es que hay una doble intención?.

El Boby

Ana Laura dijo...

Es excelente, S.Cid, realmente me atrapó totalmente (a pesar de que ya conocía la trama)

Me encanta la historia tan impactante, el estilo que usaste, tu elección de palabras... me gustó todo :D

posodo dijo...

Perdón, me he liado.
el enlace correcto es éste, y viene a cuento de que como empecéis con 'yaques',... ¡no vais a tener sitio donde pueda dejar mis libros!

posodo dijo...

¡Hala! ¡Otra vez!
¡Éste!

Bate dijo...

posodo dijo...

Perdón, me he liado.
el enlace correcto es éste...
__

Ay pillín!!, ésta vez ya no me la das...

Bate dijo...

Has llegado tarde, ea!!

S. Cid dijo...

Ana Laura: Gracias :-) Se te fastidió la trama porque leíste antes "Disecciónd de un relato". Mea culpa: debería haber puesto una advertencia en la entrada :-(

Belén 2013

Belén 2011