miércoles, 23 de febrero de 2011

El idiota

El idiota   (Dostoiewski)

Hace algunos meses, escribí una entrada a la que puse por título Tipos zumbados. En ella expresaba mi queja porque, en algún lugar de ciertos libros (de forma muy visible, a poder ser) no se incluyera una advertencia  que exhortara al lector del peligro al que se expondría de consentir en su lectura. Aquella entrada, por cierto,  que omitía el título y autor del libro que me había llevado a escribirla, dio lugar a un juego en una segunda entrada, Pistas para encontrar al tipo zumbado, de la cual se colegía que el culpable de mi desazón mental por la lectura era Las fuerzas extrañas. Y, sin embargo, lo cierto es que aquélla no era toda..., toda la verdad. 

Se conjuraron los astros (ahora ya no lo dudo) para que coincidiera mi lectura de esta obra de Lugones con otra de Dostoiewski, Crimen y castigo, que fue la verdadera culpable del desaguisado. Bien es verdad que Lugones, con una de sus historias en Las fuerzas extrañas, contribuyó grandemente e hizo saltar las alarmas de desastre mental, pero el auténtico culpable... fue Dostoiweski con su inefable Rodion Raskolnikov. No voy a negar que la novela me gustó, pero sí señalaré que me sacó de quicio. El protagonista, la situación, los personajes, el ambiente..., todo el conjunto de elementos que componen la narración de esta obra exacerbaron mis nervios hasta irritarme por completo, desde la más despreciable neurona (ésa que se ocupa, por ejemplo, de hacer crecer las uñas de los pies) hasta la más excelsa y exquisita.

Será cosa de los rusos, me digo, y que su condición eslava choca frontalmente con la mía meridional. No los entiendo. Su mundo queda más allá de mi, probablemente, débil comprensión. No fue Crimen y castigo la primera obra de Dostoiewski que leí, ni siquiera fue la primera novela rusa que cayó en mis manos, pero con todas ellas me ha pasado algo parecido. Y así también ha sucedido con El idiota. Es una novela magníficamente escrita, pero, sin llegar a los límites demenciales que se alcanzan en Crimen y castigo, ha conseguido confundirme hasta extremos inconcebibles. ¿Les pasará a ellos algo parecido con Galdós, Clarín o cualquier otro de nuestros extraordinarios escritores?

25 comentarios:

Sue dijo...

Le regalé a una amiga "El idiota" y no deja de enviarme citas del libro. Le apasiona Dostoiewski precisamente por la calidad de su literatura.
Yo creo que entenderlo no es lo importante. O no siempre. La literatura también es interpretación (y clima).
Yo tengo al ruso en la línea de salida, pero aún no he disparado y no puede salir, pero todo se andará.
Como dice mi madre "soplar y sorber no puede ser".

Bate dijo...

"...desde la más despreciable neurona (ésa que se ocupa, por ejemplo, de hacer crecer las uñas de los pies)". Jajajaajaj...., dime que es mentira. Lo es. Pero es que lo has dicho tan convencida.

Entiendo tú desesperación con los clásicos rusos. Si quieres leer algo bueno y grande y tal vez menos denso de la literatura rusa apuesta por Iván Turgueniev.

Recuerdo haber leído de Dostoievski hace años "El Jugador": Un cielo y un infierno que quizá hunden sus raíces en una experiencia terrible que tuvo el novelista, tras haber sido declarado culpable de atacar a la iglesia y al Estado. Dostoievski fue condenado a muerte y padeció un simulacro de fusilamiento. El pelotón ya estaba a punto de disparar contra él cuando conmutaron la pena por cuatro años de trabajos forzados en Siberia. si uno se sitúa en el momento en que se llevó a cabo aquel simulacro que estuvo a punto de convertirse en realidad, reconocerá que fue como si la vida jugase con Dostoievski a la ruleta rusa.

Con semejante material humano es imposible que sus textos no sean densos, pesados. Incluso algo mareante. Es lo que tiene conocer hasta el último recoveco del alma humana, que puede cargar las entendederas más de lo debido.

Musicalmente, algunas piezas de Shostakovich, como por ejemplo este concierto para violín, se asemeja bastante al fondo sedimentado de zurrapa helada que hayamos en el alma rusa.


Ps: Muy bueno el comentario de Sue: "La literatura también es interpretación (y clima)".
Exacto.

S. Cid dijo...

Sue: A mí me gusta mucho la prosa que tiene, su manera de escribir. Pero me desquicia por completo la sociedad que describe y a eso es a lo que me refiero cuando digo que no le entiendo. Por ejemplo, de repente te encuentras una reunión social de "alto copete", con príncipes, generales, damas de la alta sociedad y en mitad de la reunión va y escribe una trifulca estilo verdulera de mercado. Y allí todos los personajes son representados como si tal incidente fuera normal. Luego, las relaciones entre unos y otros... No sé, si la literatura (en este caso) refleja la realidad, a mí me deja fuera de juego esa realidad rusa, con unas normas y comportamiento social tan, tan, tan radicalmente diferente al mío.

Bate: Sí, Bate, lo decía en serio. Me desquicia este tipo. No lo hizo,sin embargo, o lo hizo con menos intensidad precisamente en El Jugador, al que ya tuve por estas páginas.

Prefiero mil veces la literatura inglesa o francesa. Por supuesto la española. La americana, la italiana, incluso la alemana... Pero la rusa...

Lady Boheme dijo...

Uy, a mí me molan los rusos, son taaan depresivos, jaja!! Pero entiendo que te desquicien, al fin y al cabo, es otra cultura y no tenemos por qué compartirla. Me gusta tu reflexión final, sobre si a ellos les pasará lo mismo con nuestros autores patrios...

Besines!

GUIDO FINZI dijo...

Para mí, Dostoyevski es el más grande novelista de la Edad Moderna y la lectura de sus libros nunca me dejó indiferente. Recuerdo que, cuando leí "Crímen y castigo", me quedé en estado de shock mental durante una semana. Creo que debería ser un libro que todos los estudiantes de secundaria deberían leer, porque esto sí que es Literatura, y no Antonio Gala.

Un saludo

S. Cid dijo...

Lady Boheme: Pues de verdad que me lo pregunto. Si a mí me deja así el retrato de su sociedad, ¿cómo les dejará a ellos el de la nuestra?

Guido: Tú lo has dicho: "en estado de shock", así me dejó también a mí. La novela es buenísima, pero me produjo un mal rollo que..., bueno, ya viste lo que provocó cuando, encima, se juntó con Lugones.

Bate dijo...

Pues a mí me gusta Antoñito Gala, Guido...
cuando lo imitan los de Inteerconomía.
Por cierto, conocí al tipo que lo imita hace poco en Madrid, y le eché, de cachondeo (yo estaba muy serio) una bronca por mofarse de él.
Ná, acabamos riéndonos, y me dijo que si quería colaborar con su pograma

- Soy un poco payaso, pero no tanto como tú, le dije de cachondeo.

S. Cid dijo...

Bate: ¿Cómo? ¿Conoces al tipo de los Clones que imita a Gala? Preséntamelo, preséntamelo, preséntamelo. Me encanta ese tío.

Bate dijo...

El tipo tiene un Mercedes.
Tengo un amigo que lo conoce porque es comercial de la Mercedes de las Rozas y lleva allí su cochecito, y me lo presentó.
A la rubia que sale con el también la conocí.
A ella no le gasté bromas, ya que me impone y perturba su presencia.
A parte de que soy un caballero, of course, y no gasto bromas a las damas hasta que me dan su confianza.

Un día que esté por los madriles cojo el teléfono, llamo a mi compadre y haber qué podemos hacer por ti.

Sue dijo...

Cid, la prosa rusa en general no es mi fuerte, así que me reservo el derecho de opinión hasta más ver. Lo que sí te puedo decir es algo en relación a lo que te preguntas al final del post, sobre la impresión que causan nuestros escritores entre los rusos. Bueno vale, entre todos los rusos no sé, pero conozco a una rusa (amiga de mi hermana) que imparte literatura española a los amish en la Universidad de Lancaster. Está especializada en el Siglo de Oro español (Lope de Vega en particular) y viene a España en breve a seguir investigando sobre ello. Le preguntaré pero hasta donde sé adora la literatura española. Sobre todo el Siglo de Oro.
Ahí es ná.

Bate dijo...

¡Guau!, los amish. Me mola ese pueblo. Dicen que -esto lo vi en un documental de la 2- les dan a los jóvenes de la comunidad una especie de año sabático para que golfeen todo lo que tengan que golfear y conozcan el mamoneo que se cuece en el exterior. Nada de vida aséptica, nada de normas, nada de reglas. Pura y dura anarquía. Sexo, droga, rocanrol, alcohol, etc..., la cosa es que los nenes acaban tan tan agotados, exangües y macilentos que desean volver al nido y nunca más salir del cascarón. Que hace mucho frío afuera, qué carajo.
Me gustaba la rubia que salía en la peli de Harrison Ford. Creo que se llamaba... no me acuerdo.

ROBER dijo...

Muy buena tu presentación del tema S.Cid, aunque no coincido con tu opinión. Hece años lo leí, y me pareció genial.La novela que mencionas, una de las más grandes de la literatura universal, contiene la relación entre la culpa y el castigo y la idea de la fuerza redentora del sufrimiento humano, planteando el conflicto entre el Bien y el Mal, dualismo constante en su obra. Observa Dostoyevski que el castigo no intimida al criminal, 'pues éste de por sí pide ya moralmente un castigo'
Como sea aprecio tu opinión porque sé que eres muy buena lectora, y me admira la pulcritud con que presentas el tema.

S. Cid dijo...

Sue: Sí, pregúntaselo. Pero no en el sentido de si le gusta la literatura o el autor, sino si le resulta chocante la descripción social y psicológica de un país tan alejado y diferente del suyo.

Bate: Yo no sabía que les daban ese año sabático. Por cierto, esa peli de Harrison Ford.

Rober: Quizá no me he expresado bien, Rober, pero en ningún momento he querido dar a entender que no fuera una excelente novela. Con mi comentario, hacía referencia al estado mental en que deja al lector tras su lectura y a lo muy chocantes que me resultaron los pasajes en que se describe la sociedad rusa y su manera de pensar y comportarse, tan alejada de aquellas en las que he vivido desde que nací.

Saludos y buen día a todos.

Sue dijo...

Lo haré Cid, pero te adelanto que al tener abuelo gallego esta rusa ha salido muy "española" y creo si le chocan las descripciones sociales y psicológicas es para muy bien. La miras y es rusa, la escuchas hablar en castellano y parece gallega (tiene acento gallego) aunque en realidad lleva en USA media vida y tiene costumbres muy yanquis. Pero le preguntaré, claro.

Lo del año sabático de los amish es cierto Bate. A mi me parece muy bueno que les den la opción de corretear por ahí antes de decidir si seguir o no en la comunidad. Eso sí, si deciden no volver no les dejan tener contacto con la familia que dejan allí.
Yo creo que por ello la mayoría vuelve. Bueno, y por la compota tan rica que hacen jajaja.
A lo mejor.

Bate dijo...

Estimada Sue, es que donde se ponga una compota*, que se quite lo bailao.




*¿Qué coño es una compota?

Miguel Baquero dijo...

Seguramente por eso Crimen y castigo es una novela tan buena, una novela decisiva, porque no te deja indiferente, para bien o para mal. En mi caso, recuerdo que la leí fascinado... siempre me cuestan los libros rusos, donde a los protagonistas se les llama de varias formas, por el nombre, por el apellido, por el patronímico, por el mote... pero me impresionó. Sobre todo la escena en que mata a la vieja... hoy es hasta pacata, pero en su día fue tremenda, seguramente la primera escena de ese estilo que se escribió. Aturulla un poco, es cierto, el ir y venir de la mujer, pero eso es lo de menos.

Un libro comparable a ese sólo es, para mí, "El rojo y el negro", otro libro que te marca.

José Antonio del Pozo dijo...

A mi Dostoievsky me produce sensaciones encontradas: a veces admiro su fuerza y la terrible desesperación de que llena a sus protagonistas, a veces resulta cargante tanto atormentado tan atormentado, y su escritura un poco lo mismo. Memorias del subsuelo, que no la recuerdo tan voluminosa, me gustó. Es verdad, Dost te remueve hasta los jugos gástricos. Pero en su grandeza es imprescindible leerlo.
Ahora no sé si hoy se apreciará bien. Esos terribles remordimientos de Crimen y castigo los resuelve ahora un minimalista del dirty realism en cuatro palabras y al siguiente y asqueroso crimen, véase Easton Willis y tal.
Saludos blogueros

Sue dijo...

Es una especie de puré de frutas, Bate.

Bate dijo...

SUE: ¿Esas bonitas piernas son tuyas?

Bate dijo...

Sue: "A mi me parece muy bueno que les den la opción de corretear (a los amishh) por ahí antes de decidir si seguir o no en la comunidad."



Pues yo pienso todo lo contrario, ¡ea!

Bate dijo...

Sue, no tienes por qué contestarme.
Mira la hora en la que te hice la pregunta, y lo comprenderás todo.

Sue dijo...

Lo comprendo, Bate. La madrugada te confunde.
Y sí, son mis piernas.

Bate dijo...

Sue dijo...

Lo comprendo, Bate. La madrugada te confunde.
Y sí, son mis piernas.
________

Pasarme tu móvil.... jeej jejejeje jejejej

jeej jejejeje jejejej

jeej jejejeje jejejej

jeej jejejeje jejejej jeej jejejeje jejejej
jeej jejejeje jejejej

jeej jejejeje jejejej jeej jejejeje jejejej jeej jejejeje jejejej
jeej jejejeje jejejej jeej jejejeje jejejej

Bate dijo...

solomillo al queso picón..

¿¿Qué significa esto en vuestro mundo de mujeres hispanas??

-;)

Sue dijo...

Bate, solo tengo un móvil (afortunadamente), si te lo paso ¿con qué llamo yo?
Ays!

Lo del solomillo es algo entre Cid y yo. Je,je.

Belén 2013

Belén 2011