sábado, 20 de junio de 2009

Un jour ensoleillé I

Un jour ensoleillé I

Dice Lázaro Carreter que la expresión “un día soleado” es un galicismo tomado de un jour soleilleux o ensoleillé, lo cual en franchute quiere decir que es un día en el que brilla el sol. Como ayer en Madrid… ¡Qué día más ensoleillé que tuvimos! Me refiero, naturalmente, al aspecto que mostraba el cielo…, con esos cuarenta grados cayendo sobre mí en la ratonera de la M-30, porque en todo lo demás, el día se mostró más bien negro, negro…, pero negro renegrío. Lo narro por puntos:

A las 3:30 tenía hora en el taller para la revisión de los 45.000 km. Salí un poco justa, bien es verdad, pero jamás pensé que los hados se conjurarían tan cruelmente contra mí…

· La A-42 está a tope. ¿Qué hace toda esta gente aquí, hirviendo en sus coches? Parón repentino. Cola que aparenta ser larga, larga… Ambulancia que viene pitando. Todos nos apretujamos como podemos para dejarle pasar. ¿Qué hago?, dudo… ¿Tomo la M-45? ¿Sí? ¿No? ¿Sí? ¿No?... Buah, ya se me ha pasado la salida. Vale…, todavía me quedan opciones…

· Mucho rato después… De lejos oteo la salida hacia la M-40. Parece que hay atasquillo… No veo bien… ¿Lo hay o no? De nuevo la duda: Hummm…, pienso, ¿sigo hasta Santa María de la Cabeza y tomo la M-30 o me desvío por la M-40? Hummmm, de nuevo, aunque no lo parezca, pienso: la M-30 estará a reventar. Mejor tomo aquí la M-40 y salgo a la M-30 por Méndez Álvaro, así me ahorro un buen trecho de Calle 30, como la ha hecho llamar ahora el cursi de nuestro alcalde.

· Decisión equivocada: la M-40 es un infierno… Son las 3:35. Ya me retraso 5 minutos y… todavía estoy tan lejos… Hala…, no te distraigas… Hay que cambiar de carril. Tic, tic, tic, tic… El intermitente parpadea, pero aquí no hay nadie amable. Vale, entonces por las bravas: burrrrummmm, acelerón y me cuelo. Aún queda otro carril… Tic, tic, tic… Esta vez lo tengo más fácil. Uppsss, parón de nuevo. Cola eterna en el desvío hacia la M-30. ¡Joder! (permítaseme un taco). Golpeo con las manos en el volante. Vamos, vamos… Las 3:45. Buah…, veremos si al final me cogen el coche… El tío de la furgoneta de al lado me mira comprensivo… ¡Me ha pillado! Disimulo como si estuviera cantando. Lo miro de reojillo… Él también habla solo.

Y como dicen en las teleseries: Continuará.

3 comentarios:

flavia dijo...

se te nota un pelín estresada!!!!!y eres un pokito capullina no????ya que lo narras......hazlo del todo!!!!!!!!!

S. Cid dijo...

Jajajaja...

¿Estresada? Es final de curso... ¡Cómo no!

Y, no..., no lo narro del todo. Lo divido en partes, cada una de las cuales se interrumpe en un momento clave. Así me aseguro de que mañana vuelves y engulles la siguiente ración. ;-)

Ah, por cierto, recuerda que esto es un blog serio. Deja esos "pokito" con "k" para mandar sms a tus amigos. Aquí: ponme mayúsculas, abre (además de cerrarlos) los signos de exclamación e interrogación, utiliza los signos de puntuación correctamente y separa las frases... ¿Es que voy a tener que seguir siendo tu profesora toda la vida? :-p

Saluditos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Calor y tráfico es una combinación estresante.

Un saludo.

Belén 2013

Belén 2011