viernes, 12 de marzo de 2010

Erasmo de Rotterdam

Erasmo de Rotterdam (Stefan Zweig)

Sentada ante el ordenador, dispuesta a escribir sobre este libro, me planteo que…, en realidad, no sé muy bien por qué optar: si por el libro en sí, y por tanto alrededor de la figura de Erasmo, o del autor, Stefan Zweig. Ambos personajes me llaman poderosamente la atención. Del autor mucho habría que decir, aunque un simple bosquejo se quedaría en que fue un escritor austriaco y judío al que le horrorizaron los nacionalismos y las guerras europeas, en principio; mundiales, al final, que asolaron el pasado siglo. Tal fue su pesimismo respecto de la naturaleza humana y del futuro europeo, que acabó por suicidarse con su segunda mujer.

Con respecto al primero, me queda en la mente una idea después de haber leído el libro: Erasmo fue un gran humanista que atizó a diestro y siniestro…, mas sin comprometerse nunca. Evitó aparecer en momentos cumbre de la Historia, cuando tal vez su palabra hubiera cambiado el curso de ésta. Él, que estaba entre mis héroes intelectuales, ha bajado algunos escalones en mi estima después de leer la autobiografía que Zweig compuso. Sin embargo, el libro está maravillosamente escrito y me alegra infinito haberlo leído. Se trata, sin duda, de un libro que te reconcilia con la lectura, hoy que tantos bodrios se publican por ahí.

9 comentarios:

posodo dijo...

Stefan Zweig es famoso por las numerosas biografías que publicó, aunque debo decir que no he leído ninguna de ellas. Visto lo leído, será cuestión de arrancarse.
Sí tengo otras obras, muchas de las cuáles las está recuperando desde hace un tiempo la editorial Acantilado

Guido Finzi dijo...

De Stefan Zweig no sólo me gustan sus biografías, sino también otras obras suyas, como novelas cortas del tipo "Venticuatro horas en la vida de una mujer" o "Novela de ajedrez". Además, hay algo muy literario en su trágico final en Brasil.
En cuanto a Erasmo de Rotterdam, siempre lo encontré más aburrido que un deshielo.

Un saludo

PD: Otro especialista en biografías fue André Maurois (né Herzog). Un día, en la Cuesta de Moyano, me encontré una suya sobre Benjamín Disraelí.

bate dijo...

Buenas tardes S.Cid y compañía. De Steafn Zweig leí hace un par de meses La lucha contra el demonio, Hölderlin, Kleist, Nietzsche. Una apasionada biografía sobre estos tres genios. Zweig me acercó a Horderlin, del que me sonaba su nombre y poco más. Ahora pienso que Horderlin es uno de los mayores poetas que ha dado Europa en su historia. Y no tengo dudas que Zweig es de lo más interesante que ha dado las letras.


¿No es más bella la vida de mi corazón
desde que amo? ¿Por qué me distinguíais más
cuando yo era más arrogante y arisco,
más locuaz y más vacío?

¡Ah! La muchedumbre prefiere lo que se cotiza,
las almas serviles sólo respetan lo violento.
Únicamente creen en lo divino
aquellos que también lo son.

(Holderlin)

Perdona que haya acabado hablando de otro autor -;)

Paco Gómez Escribano dijo...

Stefan Zweig fue un tipo interesantísimo. Erudito, culto, viajero y... judío, lo que era un condicionante en la segunda mitad del periodo de entreguerras. Buen novelista y mejor biógrafo, aunque no he tenido el gusto de leer la de Erasmo de Rotterdam. Con Erasmo ocurre lo que con otras personalidades, que es un gran teórico. Sin embargo, sus ideas influyeron a muchas personas y a toda una época. No estoy seguro de que, de haber sido él un hombre pragmático, sus ideas hubieran influido más en su época. Otro ejemplo es Karl Marx, nunca participó en casi nada, pero sus ideas cambiaron el mapa de Europa y de buena parte del mundo.
Buen post.
Un saludo.

S. Cid dijo...

Posodo: Mi caso es justo el contrario al tuyo: he leído algunas de sus biografías (recogidas en la biblioteca materna) y, sin embargo, ninguna de sus novelas. Si bien en lista de espera está un volumen titulado "Calidoscopio" que recoge varias de sus novelas cortas y relatos.

¿Me das más información sobre la publicación de las obras de Zweig que está haciendo la editorial Acantilado? En mi biblioteca personal sólo tengo estos dos títulos que menciono aquí. Todo lo demás lo he leído de la biblioteca materna.

Guido: Acabas de recordarme un título que ya he leído y que me obliga, en sólo unas líneas, a rectificar lo que acabo de decir en la contestación a Posodo: también yo he leído una de las novelas de Zweig, precisamente la de "Veinticuatro horas en la vida de una mujer" (también de la biblioteca materna).

Jajaja :-), chistosa comparación: Erasmo de Rotterdam quizá fuera más aburrido que un deshielo, pero el tipo tenía una cabeza muy bien amueblada.

En cuanto al tal André Maurois que mencionas, confieso mi ignorancia: jamás he leído nada suyo, pero estaré atenta y picaré, si encuentro uno de sus títulos :-). Espera..., ahora que lo pienso..., de repente me suena este tipo... Sí, creo que algo suyo sí he leído (una vez más de la biblioteca materna). Lo comprobaré.

Bate: No hay nada que perdonar, Bate, aquí cada cual habla de lo que le parece. Además de que... finalmente en esta entrada están saliendo diversos autores y así se aprende más -si no se sabe o se recuerda si ya se había olvidado- :-). Aprendo mucho de vosotros, ya os lo he dicho en otras ocasiones :-) y es una suerte para mí. :-))

Paco: Bienvenido por estas páginas :-), me alegro de verte por aquí. Y sí, sí que lo fue. Yo sabía poco de él, pero hace poco, cuando retomé la lectura de sus biografías con esta de Erasmo, investigué un poquito sobre la del propio Zweig y me maravilló de principio a fin (en especial el fin que, tal y como dice Guido, es digno de ser novelado). En cuanto a Erasmo, estoy de acuerdo contigo en que influyó notablemente hasta el punto de que fue un pilar en el pensamiento de su época y posterior. Su bronca con Lutero (narrada en este biografía) fue memorable y sumamente interesante, y ahí es donde dice Zweig que mantuvo una postura cómoda que, y siempre según la opinión del biógrafo, hubiera pintado las cosas de color muy distinto si la hubiera dotado de aires más briosos. No sé... Tal vez sí, tal vez no. Fue como fue y así se quedó (bah, perdona estas últimas líneas de filosofía barata... :-)))

Saludos a todos.

S. Cid

Guido Finzi dijo...

El Acantilado, y alguna otra editorial, han tenido el buen criterio de reeditar obras de esos magníficos escritores judíos del período de entreguerras, tales como los hermanos Zweig, Arthur Schnitzler, Franz Werfel, Lion Feutchwanger, Alfred Polgar, Antal Szerb, Joseph Roth, Hugo Von Hofmannsthal y también otros como Isaac Bashevis Singer, Italo Svevo, Irene Némirovsky, Alexander Tisma, Danilo Kiss o Imre Kertész, por citar los que acuden ahora mismo a mi mente.

Un saludo

sue dijo...

Yo también me quedo con Zweig y Hölderling. A este último le conocí a través de una asignatura de teatro alemán (en mi época de "servilismo" alemán en la Universidad) y de Heidegger. A Zweig por lo que han escrito otros de él.
De Erasmo solo se que no se nada, o lo he olvidado...

Fran dijo...

Hola, pasaba por aquí y no puedo evitar hacerte un comentario porque S. Zweig es uno de mis escritores preferidos. Sus novelas apasionadas se leen fácilmente. Pero sus ensayos o biografías también atrapan por su forma de escribir emocionante. Estoy leyendo "Momentos estelares de la historia" que tiene cada capítulo sobre un episodio histórico y me parece fantástico.

S. Cid dijo...

Guido: Chico, eres una enciclopedia. Yo no conozco a ninguno de los escritores que mencionas. Será cuestión de empezar a hacerse listas :-)

Sue: Te digo como a Guido: no he leído a Hölderling, así que seguiré tu consejo y el de Bate y lo añadiré a la lista.

Fran: Bueno, pues me alegro que vinieras a pasear un rato por aquí :-). En cuanto a lo que cuentas, fíjate que en varias ocasiones he estado a punto de hacerme con ese libro (la última hace poco, en la Cuesta de Moyano), y siempre me he dicho: "bueno, estás en mi lista. Te compro la próxima vez". Ahora me arrepiento, porque de repente me han entrado muchas ganas de leerlo.

Belén 2013

Belén 2011