sábado, 11 de diciembre de 2010

100 historias secretas de la Segunda Guerra Mundial

100 historias secretas de la Segunda Guerra Mundial   (Jesús Hernández)

¡Magnífico libro! De lo mejor que he leído últimamente. Un buen puñado de anécdotas, secretos e historias acaecidas por todo el planeta a lo largo de la Segunda Guerra Mundial es lo que le aguarda al lector de este libro. Un fabuloso anecdotario, pues, narrado  de forma tan interesante y amena que atrapa la atención y te deja siempre con ganas de más.

La Segunda Guerra Mundial -leemos en la contraportada- encierra todavía muchos secretos. Millones de documentos esperan todavía a ser desclasificados, pero poco a poco vamos conociendo historias impactantes y sorprendentes que se han mantenido ocultas durante décadas.

En esta obra, el lector podrá conocer los planes aliados para secuestrar a Hitler, asesinar científicos enemigos o atacar las ciudades alemanas con bombas bacteriológicas. También descubrirá los esfuerzos realizados para ocultar a la luz pública accidentes y tragedias que se saldaron con centenares de muertos, así como el turbio pasado de colaboración con el régimen nazi de marcas comerciales que hoy gozan de un gran prestigio.

Un velo de silencio cayó también sobre la vida personal de los grandes protagonistas de la contienda; la imagen virtuosa de Roosevelt, Eisenhower o Patton quedó salvaguardada durante años al encubrir sus relaciones extramatrimoniales. Pero en otros casos menos frívolos, como las muertes de Mussolini o Himmler, el misterio sobre las extrañas circunstancias en que se produjeron -y que siguen archivadas bajo el sello de "Alto Secreto"- continúan alimentando todo tipo de especulaciones...


7 comentarios:

Bate dijo...

¿Es lícito ajusticiar, ejecutar, dar matariles, aplicar la pena de muerte a un asesino confeso que gestionó la orden de la matanza metódica y sistemática de millones de judíos, polacos, gitanos, homosexuales, comunistas y enfermos mentales, muchos de los cuales fueron usados en experimentos, como Himmler?

Quizá esta trascendente pregunta merece abrir de nuevo la interesante etiqueta De/Bate.
Estoy dispuesto a retarme con quién mantenga lo que sea. ... ahí está el tío.

S. Cid dijo...

Yo no tengo nada que rebatir ni que decir en esta noche en que estoy a punto de caerme de sueño, pero sí que estoy dispuesta a abrir una nueva entrada para el De/Bate, así que avisadme, que la abro de inmediato.

Ah, por cierto, querido Bate, es lícito siempre y cuando se le dé oportunidad de un juicio justo (salvo que te pille en caliente, claro, y le des el matarile sin pensar) ;-)

¿Hay De/Bate?

Jajajajajaja.

Hasta mañana, amigo. Me voy a zzz, que lo necesito.

Bate dijo...

Antes de irte al catre dormilona..(así no levantamos España!!)

Ya estás tardando en consultar con el concejo editorial de Finis Terrae sobre la firme propuesta de abrir un nuevo De/Bate.

GUIDO FINZI dijo...

Viene bien leer estos libros, sobre todo para escapar de la amnesia impuesta.

Un saludo

S. Cid dijo...

Bate: Sorry, tu mensaje de ahí arriba llegó demasiado tarde (ya estaba durmiendo) y acabo de verlo.

Siento no haber abierto este espacio hasta estas altas horas de la tarde, pero he tenido a comer en casa a mi santa madre y los menesteres domésticos me ocuparon por completo. Sorry.

Guido: Sí, está bien leer estos libros por no olvidar, y también por aprender. Al menso en mi caso, porque se cuentan tantas cosas que no sabía, que ha sido un placer leerlo.

caraguevo dijo...

El listado de libros para Reyes se sigue alargando con vuestras propuestas.

S. Cid dijo...

Caraguevo: Jajajajaja, aaaaahhhhh, se siente... ;-)

Belén 2013

Belén 2011