lunes, 13 de diciembre de 2010

Autoestima

Autoestima

¡Crash!
El último espejo de la casa tampoco sobrevivió. Tan grande era el desengaño vital.

7 comentarios:

Bate dijo...

¿Un mal día S.Cid?

S. Cid dijo...

Bate: No, por el contrario, bastante tranquilo (a pesar de la tediosa reunión de los lunes). Simplemente otra pincelada que cruzó mi mente hace unas semanas y estaba ahí, en el Borrador, almacenada. Sin embargo... (y quizá éste sería tema para otro De/Bate en el futuro), bien es verdad que hoy apariencia externa y autoestima van íntimamente ligadas (tenemos en el colegio cada vez más alumnas -y también ya alumnos- anoréxicas y bulímicas)

No obstante, cuando escribí el micro, no era ésta la idea (la del aspecto físico) sino algo peor: alguien que no se soporta (intelectual y espiritualmente). Solo que no supe escribirlo :-(

Sue dijo...

Me ha recordado un poco a Dorian Grey.
(Cid ¡no me ha salido ningún anuncio! claro que eso es porque en el cadalso tengo casi todo capado)

S. Cid dijo...

Sue: Vaya, me has sorprendido. No se me había ocurrido asociarlo con la eterna juventud... Hummmm, curioso, muy curioso. Me resulta sumamente interesante este comentario... Pensaré sobre él..., a ver si se me ocurre algo nuevo. Hummmm (cerebro pensando). Hummmm (neuronas procesando ideas). ¡No, no, no...! Más ideas no (de momento, no), que estoy saturada de ellas y no tengo tiempo para escribir más: estoy empezando otro crimen y tengo que concentrarme. Archivo la eterna juventud para otra ocasión, pero recordádmela. ;-))

Como me has recordado lo de los anuncios. Bueno, si ya no salen, me quedo más tranquila. Aunque si es porque los has bloqueado tú, a lo mejor a otras personas sí les están saliendo. Información del personal, please...

¡Qué rollos te endoso, Sue! Jajajaja.

Saludos.

Sue dijo...

Sí, la eterna juventud y también el hecho de que las malas acciones tienen una repercusión en el alma de por vida.

Uff, todo muy triste, mejor piensa un crimen que mola más :)

En realidad los anuncios no sablen siempre, solo a veces. Unas veces uno, otras dos... no sé de qué depende. YO es que en informática estoy pez.

Un saludo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Hay un tipo dentro del espejo que me mira con cara de conejo. A veces lo pienso. Aunque el espejo todavía no se ha roto..., de momento. Me ha gustado mucho la concreción y lo que da para reflexionar. Enhorabuena. Saludos.

S. Cid dijo...

Paco Me alegro de que te haya gustado :-). Gracias ;-)

Belén 2013

Belén 2011