miércoles, 22 de diciembre de 2010

Minar

Minar

La tercera acepción que da la RAE a este verbo es: consumir, destruir poco a poco. Pensando sobre ello, he llegado a la conclusión de que a los jefes les deben de dar un cursillo de técnicas de mina del espíritu humano, de manera que, con trabajo y tesón, como un topo con las entrañas de la tierra, lleguen a tener la moral de sus empleados totalmente destruida, los hayan convertido en unos guiñapos (4ª acepción) y puedan, así, hacer con ellos lo que mejor les plazca. 

Un ser humano con el alma destruida es el mejor esclavo que hay: no se pregunta, no se plantea, no duda, simplemente actúa, trabaja, se desloma, produce beneficios a cambio de un salario que le dé de comer y le mantenga con vida para continuar laborando en pro de la empresa que le mantiene y los incentivos y productividades que el jefe se gana con ello.

¡Qué asco de mundo es éste que se ve regido no por las grandes mentes, los corazones generosos y la piedad, sino por los mayores HP!

Os dejo. Me vuelvo a mis asesinatos. 

Qué entretenido es matar... sobre el papel, siempre sobre él... ¿A que no me pilláis? ;-)

13 comentarios:

posodo dijo...

Lo que desmoralizaba siempre al ejército sitiador era observar con las luces del alba, que los sitiados habían reconstruido los tramos de la muralla que aquéllos, con esfuerzo, sangre y vida, habían llegado a dañar el día anterior.
En resumen, no hay como saludar al jefe los buenos días con una hermosa y alegre sonrisa; y si te despides de él de igual modo, ya lo hundes definitivamente... aunque tardes quince o veinte años (no hay que desanimar, recuerda Troya -si eres un aqueo, claro).

S. Cid dijo...

Posodo: Me costó encontrar la solución que tú propones hoy tan acertadamente (¿por qué no llegaste antes a mi vida internáutica?), pero lo hice ya hace unos años y aunque da resultado, un poquito de mina siempre consigue.

Esta tarde tuvimos el claustro final de trimestre, y la directora aprovechó para minar la moral de su tropa. Una está tranquila: jamás se me ha llamado al despacho porque realizara mal mi trabajo. Tampoco se me ha llamado para felicitarme, aunque ya se me felicita por agenda y de viva voz por parte de padres y alumnos. Natural, trabajo mucho y muy bien (no me echo flores. Es la realidad). El problema es que no me quedo en el colegio hasta las 9 de la noche a vender libros o uniformes, por ejemplo. No cuido comedor a cambio de comida porque prefiero pagármela de mi bolsillo y descansar esa hora. Lo cual les supone tener que pagar a una persona un sueldo que les cuesta mucho más que la comida que yo podría consumir en cien años. No hago ese tipo de cosas y, como yo, muchos otros profesores. Pues eso, querido Posodo, es aprovecharnos del trabajo de los que sí lo hacen (eso ha dicho). Eso (amenaza directa) es poner en peligro nuestros puestos de trabajo. En fin, para qué te voy a resumir el claustro...

Salí de él con una hermosa y alegre sonrisa, por supuesto, contándole a una compañera la graciosa ocurrencia que había tenido uno de mi tutoría esta mañana. Hay compañeros que han salido cabizbajos.

Llámame al despacho, directora, si crees que no hago bien mi trabajo. Ah, ¿no lo haces...? Razones tendrás.

Sue dijo...

Vaya post y comentario Cid, me has dejado pensando porque... bueno, porque yo hace mucho tiempo que siento que mi moral (laboral) está minada y bien enterrada en el suelo. Ni siquiera sé por qué me levanto cada mañana...
EN fin, que hacer bien el trabajo siempre es una garantía con la que puedes dar en las narices a quien sea. Moral minada o no.

Sue dijo...

Por cierto: a mi tampoco me gustó la peli de Tobi. Es muy deprimente en el fondo y en la forma.

José Antonio del Pozo dijo...

Yo creo, por lo que cuentas, S Cid que es que tu Directora no sabe separar el grano de la paja y entonces desbarra: sólo falta que tengáis que probarles y cogerles los bajos y las sisas y en fin todo eso de los jodidos uniformes d los niños y las niñas a las que desasnáis. Cuánto mejor no probarle el Uniforme a esa directora desalmada y pincharle un poco con la aguja: huy, perdón, señora Directora, son las sisas, que la tiran un poco.

Miguel Baquero dijo...

Es cierto lo que dices, pero también es verdad que hay gente que parece ir con el botón de autodestrucción incorporado

S. Cid dijo...

Sue: Hacer bien el trabajo es una garantía para la satisfacción personal, pero no para mantener el puesto de trabajo. Hay empresas idiotas por completo que prefieren la cantidad a la calidad: mejor un tipo allí 17 horas al día, aunque su productividad sea igual a cero. En fin... Arriba ese ánimo ;-)

José Antonio: Hoy, hablando con un ex alumno que ha venido al festival de Navidad sobre por qué este año han retrasado un día las vacaciones (siempre las daban el 22), me decía que así era mejor porque cuidábamos a los niños ya que, si no, ¿qué iban hacer los padres -que están trabajando- con ellos? No he querido polemizar (que luego todo se sabe en el despacho directoril), pero uno de los problemas que hay con la Educación en España es precisamente ése: que los colegios se han convertido en aparca-niños. Yo soy profesora, no cuida-niños. Mi función es instruir desde el punto de vista académico, única y exclusivamente (odio esa nueva manera que tienen de llamarnos: educadores). Yo no educo, yo, si acaso, mantengo y refuerzo la educación que dan (o deberían dar) los padres en casa.

En fin..., para eso vamos quedando: para guardaría de niños (de 3 a 18 años) mientras los padres trabajan. Y, mira, sería capaz hasta de aceptarlo (me hago un cursillo on-line de monitor de tiempo libre y en paz), pero entonces que no me pidan resultados académicos.

Miguel: Tienes mucha razón. Uno puede pasar una época anímicamente baja, pero debe poner de su parte para recuperarse cuanto antes. Sin embargo, parece que hay gente a la que le gusta sufrir. No soy de esos, afortunadamente, porque se tiene que pasar mal.

Saludos, amigos, y aunque la felicitación del blog vendrá mañana, me adelanto a ella: Feliz Navidad.

Bate dijo...

Oye S.Cid,¿Y tú que opinas de que los padres puedan educar a sus hijos en casa?

S. Cid dijo...

Bate: A mí me parece muy bien, más aun en la España actual, tal y como tenemos el sistema educativo. Los niños que hacen home-schooling salen mucho mejor preparados (en general) que nuestros mastodontillos. Y en cuanto a los problemas de socialización que dicen los expertillos de tres al cuarto que tendrán estos niños, me echo una buena carcajada al respecto. Hay muchas formas de socializar a un niño sin necesidad de que el pobre tenga que sufrir un colegio español.

Bate dijo...

A mí me parece muy acertada tú respuesta S.Cid, debido principalmente, a la trágica situación actual de los colegios españoles.
También me parece muy penoso para los niños ingresar en una guardería a tan corta edad. Creo que este tema, en general, merece una etiqueta de De/Bate.

Otro De/Bate que podríamos abrir para más adelante es la indulgencia plenaria de la que disfruta la Izquierda cuando se pone golfa.

S. Cid dijo...

Pues me parece bien abrir ese nuevo De/Bate. Veamos..., en concreto versará sobre:
-la temprana edad en que los niños son arrojados a la guardería.
-el home schooling.
-el nefasto y destructivo sistema educativo español.

¿Cuál de ellas, Bate? ¿O nos despachamos a gusto con todas y alguna más que propongas?

Espero tu respuesta y abro el nuevo De/Bate.

PD: dejamos el golferío izquierdil para otra ocasión, porque ese De/Bate requiere una entrada para él sólo.

Bate dijo...

OK, nada más me recupere del patético gripazo que llevo en lo alto, daré orden a mi equipo asesor para que ese interesente De/Bate comience.

Con la esperanza de arrojar algo de luz ante tan complicado y oscuro asunto.

S. Cid dijo...

Pues a recuperarse cuanto antes, que ya voy calentando motores. Anda que no voy a despotricar sobre este asunto, jajajaja.

Belén 2013

Belén 2011