sábado, 14 de noviembre de 2009

Los 36 hombres justos

Los 36 hombres justos (Sam Bourne)


Thriller protagonizado por un periodista recién llegado a The New York Times, Will Monroe, que se verá obligado a realizar una investigación de cuyo resultado final, al parecer, depende la vida de su mujer. Con la ayuda de un padre al que apenas conoce, pues su trato con él se redujo al propio de un hijo de divorciados, Will Monroe emprende una carrera contrarreloj para descubrir el paradero de su mujer.


Las cosas no son como parecen, sin embargo, y la trama de esta novela nos llevará por vericuetos diversos en los que el protagonista habrá de resolver enigmas basados en fragmentos bíblicos, enfrentarse a fanáticas sectas religiosas y comprender, al fin, que el juego no sólo concierne a su mujer sino que interesa, y mucho, a la humanidad en pleno, cuyo destino se desliza por el borde del abismo, demasiado fino y escarpado, quizá, para las fuerzas de un periodista bisoño. Un sorprendente hallazgo espera a Will Monroe al final de esta aventura: los lazos de sangre… no siempre son tan fuertes como dicen.

10 comentarios:

Kericolo dijo...

Guapa, tienes premio en mi blog...ya sabes donde verdad? Un besazo

bate dijo...

A ver cuando comentas un libro que yo haya leido. Que tal una crítica del Drácula de Bram Stoker? Ah..que no lo has leido?. No puedes dejar de hacerlo, es una obra cumbre. Ahh... que si lo has leido?..., pues ya tienes trabajo. ;-)

Un beso.

S. Cid dijo...

Kericolo: Muchas gracias por acordarte de nuevo de mí, Kericolo. Ya me he pasado por allí :-).

Bate: Pues Drácula es una novela que sí he leído, Bate, pero para hacer un breve comentario sobre ella tendría que volver a leerla, porque hace ya demasiado tiempo que pasó por mis manos como para que la recuerde bien. Por cierto, he oído que un vástago de Stoker ha escrito, está escribiendo o va a escribir una secuela...

Los libros que voy comentando aquí son los que voy leyendo este año (ésta, en concreto, cayó en el verano -así de atrasada voy en los comentarios con respecto a mis lecturas). Ahora estoy con "Erasmo", de Stefan Zweign, "La gramática descomplicada", de Alex Grijelmo, "La rebelión de los machos", de un tipo español cuyo nombre no recuerdo; "Utopía", de Tomás Moro y un par de enciclopedias: una sobre historia y otra sobre biología. ¿He dado con alguna de tus lecturas? Si no..., no te preocupes, que te tengo prometida la saga del Señor del los anillos y algún día les llegará el momento. En cualquier caso, sugiéreme títulos y seguro que alguno cae. :-)

Saludos a los dos.

S. Cid

Guido Finzi dijo...

Nuevamente, citas a un autor del que no tengo noticias. Esto es como los colores; hay mucho donde elegir.
Un saludo.

posodo dijo...

Es el nieto, un tal Dacre Stoker, y la obra se intitula "Drácula, el no muerto", en Roca Editorial.
Es al que hice referencia, sin citarlo, en mi anotación sobre, natrualmente, la donación de sangre.

http://platoporplato.blogspot.com/2009/10/el-regreso-de.html

S. dijo...

Guido: Yo tampoco había oído hablar de ese tipo antes de comprar el libro y, de hecho, es tal la impronta que la lectura de su novela ha dejado en mí..., que probablemente si mañana me preguntaras por su nombre... no sabría decírtelo. Novelita para pasar el rato.

Posodo: Entonces cambió el "he oído" de ahí arriba por el "he leído". Probablemente fue en tus "Platos" donde supe de ello. Sorry por no citar la fuente, pero no la recordaba :-( Sorry, sorry and sorry again ;-)

Saludos a ambos.

S. Cid

posodo dijo...

Yo en este momento no recuerdo dónde oí (esta vez sí) lo del nieto, e hice uso de ello antes de ver por mí mismo mismamente, ejemplares de la obra en varias librerías.
Es decir, que como no hay certeza de la fuente, no hay nada que "sorrear", mujer ;-)

Dejemos el sorry para la tilde ;-)

S. Cid dijo...

Caray, Posodo, me has tenído extrañada media mañana con lo de la tilde... Venga a pensar en la tilde y el "sorrear" y no había manera... Por fin se ha encendido una lucecita por ahí arriba, en mi cerebro: "¿Será que me he comido un tilde en algún sitio?". Vuelvo a mi comentario... y ahí veo el feo "cambió", que de inmediato cambio por "cambio" ;-)

posodo dijo...

Bueno, también podía ser un ejemplo de economía sostenible en el lenguaje, queriendo decir con una sola palabra:
"el cambio de Cambó"
"¡Vaya cambio el de Cambó!"
"¡Cambó cambió!"
o, más recientemente,
"Comandante Cambio, cambio" and so...

S. Cid dijo...

on..., yes... Y mientras tanto, yo "on", que te "on", que te "re-on" con las tildes... Mira esa tan bonita que he puesto ahí arriba: "tenído". ¿Se me van los dedillos al teclear? ¿Acaso pienso en otra cosa mientras escribo...? ¿O quizá sea que le echaba un ojo al ordenador del aula y otros dos mil ojos a la clase mientras escribía". Ay...

Saludos ("cambio" y corto..., de momento) ;-)

S. Cid

Belén 2013

Belén 2011