sábado, 31 de julio de 2010

Por qué no soy cristiano

Por qué no soy cristiano (Bertrand Russell)

Compré este libro porque, al leer el título, de repente sentí una gran curiosidad por conocer las razones que alegaba Bertrand Russell para no ser cristiano. Sin extenderme mucho en el comentario, simplemente diré que esperaba mucho más de este filósofo. Las razones que alega no son muy… profundas y muchas de ellas puede echarlas abajo cualquiera que haya leído la Biblia con un poco de atención. Sí me pareció muy interesante, sin embargo, el debate entre Bertrand Russell y el padre F. C. Compleston, S. J. sobre la existencia de Dios.

En este amplio volumen -311 es el número de sus páginas- se recogen otros muchos ensayos, además del que da título al libro, tales como ¿Ha hecho la religión contribuciones útiles a la civilización?, o ¿Sobrevivimos a la muerte?, o La vida en la Edad Media. Incluye, además, un apéndice en el que se narra la polémica que suscitó el hecho de que la madre de una alumna que estudiaba en la Universidad de Nueva York se opusiera (consiguiendo no sólo que su petición se escuchara, sino que se aceptara) a que Russell fuera profesor de tal universidad por considerar sus teorías perniciosas para la educación de su hija.

13 comentarios:

Guido Finzi dijo...

Yo, aún siendo agnóstico (en la medida que puede llegar a serlo un judío), guardo un recuerdo inmejorable de mi paso por un colegio católico. Y en cuanto a los filósofos, la verdad es que nunca ha logrado comprender cuáles son sus pretensiones.

Un saludo

posodo dijo...

Por el contrario, Chesterton tiene Por qué soy católico.

Sue dijo...

Bueno, Cid, creo que para hacerse una idea más completa del pensamiento de Russell lo mejor es leer parte de su filosofía en la que no habla de religión (que es mucha). En realidad su crítica al cristianismo tiene que ser leída dentro de un contexto histórico y, sobre todo, epistemológico que sería muy largo de exponer aquí, pero tampoco es justo sesgar su pensamiento.
Tú comentas el libro que has leído y es obvio que no te convencen las razones de Russell para no ser cristiano, pero eso no significa que no sean válidas, igual que las de un cristiano para serlo.
Yo no puedo comentar este libro porque no lo he leído, pero sí puedo decir que la filosofía de Russell está cargada de una conciencia social que siempre fue más allá de la tinta.
Era, ante todo, un matemático que además apoyó el voto de la mujer y su libertad en la sociedad en un momento histórico en el que ni muchas mujeres lo hacían. De hecho se le prohibió dar clase en cierto colegio por exponer sus ideas sobre la libertad sexual, la individualidad y por arremeter contra la moralidad de la época (tan castrante, sobre todo, para la mujer) y contra la religión.

En fin, que no quiero ponerme en plan profesora, porque no lo soy, solo digo que Russell, a parte de no ser cristiano, es otras muchas cosas.

En cuanto a Chesterton... uff. No lo soporto.

posodo dijo...

Sue, entiendo que no soportes a Chesterton, ya que era un rato obeso.

Lo que no recuerdo bien ahora es si Bertrand Russell formó parte de esos grupos de intelectuales que en su momento apoyaba al régimen estalinista, o si decía que no era para tanto cuando se le criticaba.

Sue dijo...

Un gordo muy plasta, sí.

En cuanto a Russell, en efecto simpatizó con ideas comunistas y conoció a Stalin, pero no estaba de acuerdo con los métodos de la Rusia Soviética. De hecho criticó mucho el régimen estalinista y el bolchevismo.

S. Cid dijo...

Guido: Yo también guardo un buen recuerdo de mi paso por un colegio religioso cuando era estudiante..., desde luego mucho mejor que el que tengo ahora como profesora... En cuanto a los filósofos, odié profundamente la Filosofía de 3º BUP y, sin embargo, me gustó mucho la de COU. Eso es todo lo que puedo decir al respecto :-)

Posodo: Sí, ése es uno de los libros que leeré a lo largo de mi vida. No está anotado en mi lista de libros para comprar de forma inminente, pero sí lo está en mi cabeza. Me gusta mucho Chesterton. Esta pasada Feria del Libro estuve en un tris de comprar una biografía suya. No lo hice porque ya había adquirido demasiados libros y hay que guardar un cierto equilibrio entre lo que se compra y el ritmo de lectura que una tiene. Pero caerá. También caerá.

Por otra parte, llevo toda la tarde intentando recordar el título de un libro y el autor (español) que trata este tema y que me gustó mucho, pero no he logrado traerlo del fondo de la memoria (y eso me ha costado 9.000 neuronas). Tengo el libro, así que cuando vuelva a casa lo miraré. Pero eso no será hasta finales de agosto. Si alguien está interesado en conocerlo, que me lo recuerde porque para entonces ya me habré olvidado de que tengo que mirarlo, jajaja.

Sue: ¿Epistemo... qué? Ay, Sue, hace demasiado calor para ni siquiera intentar pronunciar la palabra. No dudo de los méritos de Russell (aunque Posodo, en su 2º comentario, menciona también alguno de sus rincones oscuros). Simplemente dije que, según mi parecer (subjetivo y personal, por supuesto) las razones que alega para no ser cristiano no me convencen: me resultaron demasiado manidas y un tanto pueriles, además de ser susceptibles de una fácil refutación. Esperaba más de él.

Bueno, amigos, voy a hidratarme porque me va a dar algo. ¡¡¡Qué calor hace esta noche!!! ¿Me licuaré y apareceré por la mañana convertida en un charquito?

S. Cid dijo...

Guido: Yo también guardo un buen recuerdo de mi paso por un colegio religioso cuando era estudiante..., desde luego mucho mejor que el que tengo ahora como profesora... En cuanto a los filósofos, odié profundamente la Filosofía de 3º BUP y, sin embargo, me gustó mucho la de COU. Eso es todo lo que puedo decir al respecto :-)

Posodo: Sí, ése es uno de los libros que leeré a lo largo de mi vida. No está anotado en mi lista de libros para comprar de forma inminente, pero sí lo está en mi cabeza. Me gusta mucho Chesterton. Esta pasada Feria del Libro estuve en un tris de comprar una biografía suya. No lo hice porque ya había adquirido demasiados libros y hay que guardar un cierto equilibrio entre lo que se compra y el ritmo de lectura que una tiene. Pero caerá. También caerá.

Por otra parte, llevo toda la tarde intentando recordar el título de un libro y el autor (español) que trata este tema y que me gustó mucho, pero no he logrado traerlo del fondo de la memoria (y eso me ha costado 9.000 neuronas). Tengo el libro, así que cuando vuelva a casa lo miraré. Pero eso no será hasta finales de agosto. Si alguien está interesado en conocerlo, que me lo recuerde porque para entonces ya me habré olvidado de que tengo que mirarlo, jajaja.

Sue: ¿Epistemo... qué? Ay, Sue, hace demasiado calor para ni siquiera intentar pronunciar la palabra. No dudo de los méritos de Russell (aunque Posodo, en su 2º comentario, menciona también alguno de sus rincones oscuros). Simplemente dije que, según mi parecer (subjetivo y personal, por supuesto) las razones que alega para no ser cristiano no me convencen: me resultaron demasiado manidas y un tanto pueriles, además de ser susceptibles de una fácil refutación. Esperaba más de él.

Bueno, amigos, voy a hidratarme porque me va a dar algo. ¡¡¡Qué calor hace esta noche!!! ¿Me licuaré y apareceré por la mañana convertida en un charquito?

S. Cid dijo...

¿Y yo por qué digo las cosas dos veces? ¿Estoy tonta o qué...? Si va a ser verdad que este calor me está licuando...

Guido Finzi dijo...

S.Cid:
Por cierto, en la Cuesta de Moyano hay una cantidad tremenda de libros a unos precios incomparables (se ve que la gente, con esto de la crisis, se anda deshaciendo de sus bibliotecas). El otro día, sin ir más lejos, me compré unas Memorias de Moshe Dayan, en tapa dura, por sólo dos euros. También adquirí uno de relatos de Alan Isler (un magnífico escritor fallecido este año), otro de Esther Bendahan por cinco euros cada uno (completamente nuevos) y "Rencores de provincia", del argentino Carlos Bernatek, por tres euros (impecablemente editado por Adriana Hidalgo). Ah, y además me encontré con un ejemplar de "El rufián moldavo", no recuerdo si a 3 o 5, pero que no me llevé porque hace rato que lo tengo. Para rematar, me hice con "Los indiferentes", de ALberto Moravia, para regalar a mi primo, al fantástico precio de 1 euro.
Así que aprovecha, y dáte una vuelta por los puestos. No te vas a arrepentir.

S. Cid dijo...

Guido: Sí, la Cuesta de Moyano (salvo por la señora esa que es medio bruja y gasta un mal genio que asusta) es un chollo. Con lo que me has contado, me has puesto los dientes largos. De momento no podré pasarme (mañana me voy de vacaciones y largas), aunque a la vuelta, lo haré. Eso sí, también yo te voy a poner un poco los dientes largos: en el sitio al que voy, siempre hay una pequeña feria del libro en el que encuentras chollos tipo Moyano. De hecho, me llevo sólo 3 libros para leer porque sé que compraré más allí ;-))

Lady Boheme dijo...

Cid! Te he dejado un regalín en mi blog. Pásate cuando puedas :P (te dejo el enlace por si actualizo antes o te vas unos días a asesinar a alguien...): http://besidesbooks.blogspot.com/2010/08/una-de-premios.html

S. Cid dijo...

Lady Boheme: Pues muchas gracias, Lady. Muchas, muchas gracias. Hoy, día especialmente morriñoso, por no decir algo peor, me viene especialmente bien recibir este gesto.

Muchas gracias, de nuevo. :-))

Lady Boheme dijo...

La verdad es que me ha costado decidirme... he dejado fuera un par de blogs (o más de un par) que me hubiera gustado que se llevasen un premio también, así que si recibo alguno, probablemente no repita ganadores (lo he dejado apuntado en un word, porque mi memoria no es de fiar...). Tenía claro que tu blog, y tú, os merecíais el premio. Es una delicia leer tus palabras.

Belén 2013

Belén 2011