domingo, 26 de septiembre de 2010

Espacio para el... De/Bate

Hala..., ya está preparado un Espacio para el... De/Bate

Y tras un sueño reparador, vamos a llenarlo ;-)

¿Decías...?

- - - - - - - - - - -

A quien se haga preguntas, viene este espacio a cuenta de esto: Alberto Manguel II.

16 comentarios:

bate dijo...

Decíamos ayer....

Que quizá a Manguel le hubiera sido más propicio (¿se creía el librero bacilón que los abogados (de oficio) del diablo descansamos alguna vez?, ¿que no nos íbamos a dar cuenta de sus rimbombantes palabras?) -en consonancia con su profunda inteligencia que no pongo nunca en duda- expresar, incluso afirmar, que lo que nos hace persona intelectualmente profunda es pensar y leer, meditar y observar.

Este hombre ha mezclado churras con merinas, en un ejercicio, cuando menos, poco humilde.
Y ya que estamos en faena..., andan pastando por mi cerebelo un par de frases que me chirrían y mosquean aún más:

............
-¿Cuáles son los principales cambios en el mundo del libro durante las últimas décadas?
- Bla bla bla y bla (...) La función principal de los editores hoy parece ser crear objetos de consumo y los responsables de eso, que son los jefes de las grandes editoriales del libro son, en mi opinión, criminales.

-¿Criminales? (en ese preciso momento el periodista saca la petaca de coñac Soberano y le pega un gran trago...-¡hip!)
-Son culpables de un crimen contra la humanidad, como si hubiesen cometido un genocidio.
............

Bueno, ya está bien de bromas...
Que no es usted tan importante, merluzo.

En esta casa, uno, y más de uno, hemos denunciado la esquizofrénica facilidad que tienen algunos iluminados en sacar la palabra genocidio a pasear.
Hace poco, un Cardenal de mi Iglesia católica comparó la expulsión de ilegales (da igual que fuesen gitanos rumanos, coreanos, o budistas; no cumplián las normas del país, punto) que está acometiendo el gobierno francés con el genocidio nazi. Tras su declaración, vino la de una Comisaria (¿?) de la UE llamando poco menos que racista al Estado Francés.
El pequeño Sarko -que gran marido tienes, Carla- estuvo rápido y mandó a freir monas a la repintongada señorona, y de camino, la conminó a llevarse a todos los romaní a su pulcra Luxemburgo.

Más. Tenemos que aguantar día si día también a los capullos de Amnistía Internacional acusando a quién a ellos les salga del carajo de genocida, y ahora llega este ..lo que sea, y se queda tan ancho llamando a unos currantes que se dedican a vender libros, de genocida.

(Seguiremos, aquí no acaba el De/bate...)

Carlos dijo...

Es cierto que los editores de los grandes grupos editoriales piensan en el dinero que van a ganar, despreocupándose de la cultura, sino observando cuánto va a ganar con los libros vendidos.
También hay que recordar que las editoriales, aparte de ser un escalón más en la aportación de cultura, también son empresas, y al ser empresas, miran por su dinero para vender ejemplares, y quizá puedan meter la pata al sacar escritores que no valgan mucho literariamente, pero que les reporta grandes beneficios a sus arcas...
Pero de ahí a llamarlos "Genocidas" y "criminales" me parece de un absurdo total.
Saludos a los dos.

S. Cid dijo...

Bate-Fray Luis: Anoche..., después de apañar el espacio para el De/Bate (estoy pensando en abrirte una etiqueta propia en el blog: me le das una vidilla a este Finis Terrae... que es impagable ;-); pero después de apañar el espacio, decía, y apagar el ordenador, me fui a la cama dándole vueltas al asunto. Y llegué a una conclusión: creo que en mi argumentación hay un error, debido a que no sé leer. Sí, porque yo defendía la frase de marras: "Para ser profundamente humanos necesitamos ser pensantes y lectores" habiéndola leído-entendido con unos elementos que le faltan: "Para ser profundamente humanos una de las cosas que necesitamos (es) ser pensantes y lectores". Sobre esta base, ya sí le doy validez total a mi argumentación.

- Con lo de la palabra genocidio, te doy la razón. Cuando algo se usa demasiado, acaba por ablandarse ante el manoseo y pierde el sentido. La palabra "genocidio" está demasiado en boca últimamente. Pero quiero entenderla, en este caso, como una licencia poética con la que pretende referirse a la muerte intelectual de media humanidad. No exagero en absoluto. Veamos un ejemplo de lo que se cuece con nuestra juventud:
Diálogo que tuvo lugar el pasado viernes en una de mis clases:
YO: Bla, bla, bla... y es imprescindible que penséis (no viene ahora al caso el asunto sobre el que yo les recomendaba pensar).
ALUMNA: (Pone gesto de desagrado) Puffff....
YO: (La miro) ¿No te gusta pensar?
ALUMNA: No.
YO: ¿Te parece una tarea pesada, tediosa, cansada...?
ALUMNA: Sí.
YO: ¿Prefieres que piense yo por ti?
ALUMNA: Sí.
YO: Es más fácil, ¿eh?
ALUMNA: Sí.
YO: Y descansado...
ALUMNA: Sí.
YO: ¿Y entonces qué habrá en tu cabeza?
ALUMNA: ¿Eh?
YO: Digo que, si yo pienso por ti, ¿qué habrá dentro de tu cabeza?
ALUMNA: Ah... (cambia el gesto y lo muda por uno de interés)
YO: ¿No te das cuenta? Si yo pienso por ti, lo que habrá en tu cabeza será lo que yo ponga en ella.
ALUMNA: Asiente con la cabeza y me mira con interés
YO: Es decir..., serás mía.
OTRO ALUMNO: ¿Cómo?
YO: Digo que será mía: se habrá convertido en un robot en cuyo cerebro sólo estará aquello que yo quiera que esté y como yo quiera que esté. (Mirando a la alumna) ¿Serás libre?
ALUMNA: (Niega con la cabeza)
YO: Claro que no: harás todo lo que yo diga. Serás mi esclava.
Luego vino un largo speech sobre la necesidad de amueblar bien nuestro cerebro para poder ser verdaderamente libres (entre lo cual metí el papel importantísimo que juega la sintaxis -a ver si me la estudian- en esto, jajaja).

Traigo hasta aquí esta pequeña muestra de cómo funcionan muchos cerebros jóvenes hoy en día: nada de esfuerzo para utilizar la mente propia, nada de reflexión... Y gran parte de la culpa de esta situación la tiene lo que ahí arriba dice Manguele: han llenado el mundo con distracciones fáciles que parecen dejar satisfecho, pero que en realidad no aportan nada. El cerebro es como un músculo (muchas veces utilizo esta comparación para que mis alumnos lo entiendan) que si no se utiliza, se atrofia.

Carlos: Sobre lo que dices, estoy también bastante de acuerdo: las editoriales son empresas y tienen que ganar dinero. Por ello creo que los best sellers no deben ser puestos en la picota: entretienen al lector y hacen ganar dinero a las editoriales. Ambas partes satisfechas. Ahora bien, si uno quiere, puede encontrar buena literatura y obviar la literatura de masas. Hay donde elegir, para todos.

Dentro de unos días publicaré (a ver si tengo tiempo) el estracto de un artículo publicado por Francisco Nieva en La Razón el pasado 15 de julio, donde defiende la lectura incluso hasta la de novela de mala calidad.

bate dijo...

Carlos: También hay que recordar que las editoriales, aparte de ser un escalón más en la aportación de cultura, también son empresas, y al ser empresas, miran por su dinero para vender ejemplares,

Exacto. Que levante la mano quién de los que visitan éste interesantísimo blog -y más hoy con este De/bate- no tiene acceso a un libro de un autor que le interese.

Vale Guido, que te veo venir, podemos estar esperando (yo llevo aguardando más de un mes un libro que encargué en una papelería de Galapagar)un tiempo, pero al final, lo leeremos.

Los editores también tienen que comer todos los días, llevar a sus hijos a las escuelas, comprarse una casa, pagar la hipoteca, pagar impuestos para que esa pandilla de politicastros que ocupan el poder puedan seguir llevando la vida padre, etc...

La actitud del señor Manguel me recuerda la de un comerciante de muebles antiguos que critica a la gente que compran sus cachivaches en el IKEA.

A quién debe criticar duramente Mr. Manguel si quiere tener futuros lectores de calidad son a los gobiernos de izquierda como el nuestro que llevan casi tres décadas carcomiendo con una voracidad inaudita las bases de una buena educación.

bate dijo...

¿Cuántos años tiene tu alumna, S.Cid-Manguel?

GUIDO FINZI dijo...

Bate:
Yo coincido contigo en lo del genocidio. Es un término que se utiliza con ligereza e irresponsabilidad. COmo otros cuantos, desgraciadamente.
Y también me gustó tu comparación entre Manguel y un comerciante de muebles antiguos.

Un saludo

bate dijo...

Que conste en acta Guido que yo prefiero hacer Sillónboll en un Luis XV que en un triste
sofá de eskay

posodo dijo...

La ventaja de estas entrevistas, con alguien inteligente, es que dan para mucho, y casi seguro, para más de lo que el entrevistado llega a suponer.
Por ejemplo, la degeneración del lenguaje. Con el uso de la palabra criminal y especialmente genocidio, otro más que cae en la trampa, ¿o no?
ítem más. La reflexión y la rapidez al pensar. ¿Cabe deducir, por tanto, que las respuestas que da al entrevistador son 'sin pensar'? Por que no creo yo que lo tenga esperando un buen rato en cada una de las preguntas. No, claro. Simplemente, es porque lo que le preguntan ya lo tiene pensado y repensado de entrevistas anteriores, y en principalmente, por su propia actividad intelectual. Y, por supuesto, juega con la ventaja de que los entrevistadores, casi en un 100%, son previsibles, y salvo que haya alguna cosa muy ¡de titular' (lo de los criminales) no adaptan la entrevista a las respuestas que se le ofrecen (sin ir más lejos, no le mostró esta 'aparente' contradicción).
Y el gran problema, que es por donde se generan los problemas, es que no leemos o escuchamos al otro, sino 'del' otro. Leemos o escuchamos, en cierto ambiente o entorno propiciatorio, lo que nos gusta que haya querido decir, decidiendo que, bueno, no se ha terminado de expresar bien. Por eso S.Cid le añadiste de tu cosecha "una de las cosas...".
Y acabo. En su día, uno de los best-sellers fue El Quijote. Dejemos que best-seller diga simplemente lo que dice: mejor (o más) vendidos. es cuestión de cantidad en ventas, no de claidad de escritura o lectura. Esto, de momento, no se puede cuantificar, gracias a Dios.
Un saludo.

GUIDO FINZI dijo...

Posodo:
Borges casi siempre se excedía en sus entrevistas, y soltaba lo que le venía en gana. Cuando le preguntaban, por ej., por "Cien años de soledad", contestaba que, "por lo menos le sobraban cincuenta". Y los ejemplos son de lo más numerosos. Creo que disfrutaba creando polémicas y respondiendo de modo no previsible.

bate dijo...

¿Eso dijo Borges de "Cien años de soledad"?
¡Jajajaja....!. Borges era un genio tan brillante e inabarcable como su obra.

Fijaros si es grande su herencia que un parapléjico intelectual como Zapatero lo tiene de autor de cabecera.

GUIDO FINZI dijo...

Bate:
Recuerdo que otro presidente nefasto, en este caso argentino, declaró que Borges era su novelista favorito...

S. Cid dijo...

Pues según Manguele, en una de las entrevistas que os sugería (en los enlaces), y que no os habéis leído :-P, Borges le transmitió la libertad de que una obra de cierto prestigio puede no gustarnos. No le gustaba Balzac, ni Zola, ni Pérez Galdos ni Jane Austen, por ejemplo. Para un adolescente como yo, esa experiencia resultó extraordinaria porque me transmitió la libertad de elegir.

Mi alumna, señor Bate-que-todo-rebate (¿S.Cid-Manguel?), debe de tener unos 13 años. Pero no llego a entender qué importancia tiene eso... Un alumno de Bachillerato responderá igualito, igualito a como lo hizo esta pitufa adolescente.

En cuanto al tema del pensar y reflexionar, yo también creo que las respuestas que da en la entrevista ya las tiene pensadas y repensadas, pero tal vez no porque las haya pensado previamente para otras entrevistas, sino simplemente porque este tipo, gran lector, es también un gran pensador. ¿O acaso pasamos por la vida sin pensar? Yo no. Al menos no lo hacía. Antes me preguntaba mucho y sobre cualquier tipo de asunto, y trataba de responderme. Ahora menos, quizá por el mundo acelerado en el que vivo. Pero lo echo de menos: esos ratos en los que no hacía nada salvo pensar: en lo que había leído, oído o en lo que simplemente se me había ocurrido a mí. Escribía mucho sobre ello, además. Antes escribía mucho. Mi cerebro almacenaba más datos que estaban ahí, dispuestos para su uso. Ahora me he vuelto torpe o indolente (a saber), pero soy lenta pensando, reaccionando y respondiendo. Echo en falta ese silencio y ese tiempo del que habla Manguele. Quizá tras la jubilación... (¿Habrá jubilación?).

En cuanto a cómo leemos, que toca también Posodo, "leemos o escuchamos (...) lo que nos gusta que haya querido decir"..., no sé. Yo, como antes señalé, simplemente no sé leer. La frase dice una cosa y yo la torcí hasta que dijo otra. Estoy de acuerdo total con esa frase si se le añaden las dos o tres palabras que indicaba. Si no se le añaden..., está demostrado que yo yo y se las pongo. Obviamente, para mí un ser humano, profundamente humano, no es sólo el que lee, pero sí estoy de acuerdo en que leer y pensar acrecienta nuestra humanidad. Entonces, viene Bate y discursea al respecto, y yo abro los ojos y me digo: es cierto, a esa frase hay que añadirle unos cuantos ingredientes más para que cuadre con mi modo de entender este tema en concreto. Mi cerebro actuó mecánicamente. Entonces..., qué hace esa masa gris que controla todo mi ser: ¿adapta el mundo a mis necesidades propias, a mi visión personal? Yo que sé. ¿Es una chorrada todo esto que estoy diciendo? Yo qué sé... Necesito tiempo y silencio... para pensar ;-)

Saludos, amigos. Y, anuncio, abro una nueva etiqueta (te la has ganado don De/Bate ;-)

posodo dijo...

Guido: en ese caso concreto, ¿se excedió o se quedó corto?
Debo reconocer que, en cambio, para mí me faltan cien años. Quiero decir, que no lo he leído, al igual que esa carta que nunca escriben al coronel. Uso doble de la libertad de elegir: qué leer y a quién darle parte de mi dinero por derechos de autor.
Y me voy a ordenar unas cosas. O tal vez, sólo, a pensar cómo ordenarlas...

Señor De/bate dijo...

¿Os gusta mi nuevo alias?

GUIDO FINZI dijo...

Posodo:
A mí me gustó "Cien años de soledad" pero, del mismo autor, prefiero "Crónica de una muerte anunciada". En cualquier caso, ni uno ni otro figuran entre mis libros favoritos.

S. Cid dijo...

Señor De/bate Me encanta, jajajaja ;-)

Guido y Posodo: A mí me gustaron ambas, lo confieso. Aunque a él sigo sin soportarlo: "¿Quién va a confundir revólver con revolver...?" Hala, quitemos las tildes...

¡Será ridículo, el tío!

Belén 2013

Belén 2011