sábado, 11 de septiembre de 2010

Inventos

Inventos

Para la persona enfrascada en la limpieza general de la casa -ésa que se hace una vez al año y no deja centímetro cuadrado sin bruñir-, este milagro que se muestra en la foto es el mejor de los inventos, el arma más eficaz, el prodigio entre los prodigios con que la afanosa limpiadora puede contar.

Luego, hay un invento más que trasnsforma la triste vida de la pobre limpiadora en un nuevo mundo: un mundo fresco y relajante, parecido a ese que tan famoso se hizo bajo el auspicio de los limones del Caribe... Un invento sin el cual, la desgraciada mujer que tan esforzadamente ha trabajado no sería sino una masa imprecisa que parece apuntar a lo que se espera que sea un ser humano, pero sólo eso: "parece apuntar". Ese invento del que hablo es, naturalmente:


Aaaahhhh, con tanto invento..., qué suerte tiene la condená, ¿eh?

13 comentarios:

Carlos dijo...

¿?
Perdona no sé leer entre líneas...

caraguevo dijo...

¿Limpiar?. ¿Això que vol dir? que dicen mis sobrinos. Lo de la ducha sí lo he pillado.

posodo dijo...

Yo creo que es una sugerencia al famoso Profesor Franz de Copenhague. Lo que no sé yo es si al final éste hombre nos saldrá con una especie de ducha portátil para usar mientras se limpia, o acabará uno duchándose directamente con el KH-7.
¿Y si lo dejamos en una instancia para conseguir alguna que otra subvención, antes de que la Ministra de la rama de la Ciencia haga por fin algo, es decir, irse?

Sue dijo...

Sí, la verdad es que limpiar es un rollo, aunque a veces relaja. Pero solo a veces. En cualquier caso siempre es mejor que planchar. Uf. ¿Quién inventaría los trapos?

S. Cid dijo...

Pero, vamos a ver, ¿vosotros no limpiáis o qué? ;-) Parece que la única que me entiende es Sue...

A ver:
-el KH7 le soluciona la vida a toda mujer, amita de su casa: una pasadita y haces lo mismo que con cualquier otro limpiador en 10 pasadas;
-la ducha es la merecida recompensa a un duro día de limpieza;
-la frase final es mi queja personal al universo: a pesar del KH7 y de la ducha, hay que jorobarse con la #$&@&* de la limpieza general.

¿Planchar? Aaaahhhhhh, odioso verbo. Estoy lavando las fundas de los sofás y ¿tú sabes, Sue, lo que cuesta planchar eso? Las cortinas también están pasando por la lavadora, pero esas las cuelgo húmedas y se quedan primorosas ;-)

En fin..., ya me queda menos. Ahora lo que más temo es el armario de los cachivaches que tengo en el patio... Pero eso será el sábado. Carpe diem, pues.

Saludos, amigos.

Sue dijo...

Solo de oírte me canso, maja.
Qué bueno que yo no tengo patio!

(y lo bien qué huele la estancia cuando cuelgas las cortinas limpitas y húmedas)

Pd. Yo no plancharía las fundas.

S. Cid dijo...

Sue: Sí, lo de las cortinas húmedas (como cuando cuelgas la ropa en el tendedero dentro de casa) es mejor que cualquier ambientador, que yo no uso, por cierto, porque eso de los olores en fu-fu... no me va.

Lo que se me ha ocurrido es fabricarme un ambientador casero con la peazo mata de hierbabuena que tengo en una maceta gigante... o con el romero que tengo en otra. Sé que mis tías-abuelas le echaban melisa al agua del lavabo y que llenaban bolsitas con no sé qué otra hierba olorosa y la mentían en los armarios. Voy a preguntarle a mi madre, a ver si se acuerda, y lo mismo me dedico a volver a principios del siglo XX y me perfumo la casa con olores de mi propia cosecha jardinera :-)

PD: a lo mejor tienes razón con lo de las fundas... Total, para tirarse luego encima... ;-)

S. Cid dijo...

Perdón: "metían en los armarios", no "mentían en los armarios".

S. Cid dijo...

Ah, ¿y sabes, Sue? Aprendí a hacer jabón casero y tengo una remesa de jabón hecho por mí misma de colores, formas y tamaños a cuál más peculiar (hasta lo intenté hacer para que oliera a vainilla -pero no me salió). Lo de los olores no lo conseguí. Bueno, no lo conseguimos, porque el invento lo llevamos a cabo una amiga y yo, que nos buscamos la receta en internet. Aunque, al final, el que mejor salió fue el que hicimos siguiendo las indicaciones maternas. Las madres, como siempre, llevan razón guste o no, jajajaja.

GUIDO FINZI dijo...

Supongo que en la vida de una mujer, pocas cosas deben ser mejores que eos días en que toca plancha, limpiar los baños, y además se tiene el periodo...Algunas, no saben la suerte que tienen ¡

Un saludo

PD: Es ironía (por si acaso)

Sue dijo...

Mi abuela hacía su propio jabón(bueno, imagino que como todas) y mi madre también lo hacía en tiempos, sobre todo para evitar que los químicos deterioren la epidermis, que es lo que hacen a la larga.
De hecho, lo mejor para bañarse (y para lavar la ropa) no son los geles (ni siquiera neutos) sino los jabones naturales tipo lagarto, o de glicerina.
Cualquier dermatólogo te lo dirá.

S. Cid dijo...

Guido: Calla, Guido, calla... No mentes a la bicha... ;-)

Sue: Sí, en mi casa también se hacía. Yo recuerdo rallar el jabón casero de mis tías para echarlo luego en una lavadora prehistórica que tenían. Era muy divertido. Rellenábamos botes de colacao (de esos antiguos que eran de lata) con la ralladura de jabón.

Mi madre también hacía mantequilla casera y jamás en mi vida he vuelto a tomar una mantequilla tan rica como ésa.

En fin..., qué tiempos aquellos en que todo era tan... casero :-)

Sue dijo...

Por cierto, quise decir geles "neutros".

Yo probé en Soria una mantequilla buenísima. Descubrí que tiene cierta fama. Normalmente no la tomo ni la compro, pero en Soria incluso me hizo ignorar la mermelada.

Belén 2013

Belén 2011