jueves, 14 de octubre de 2010

Absurdos nacionales

Absurdos nacionales

Se me echó la tarde encima y cuando llegué al supermercado hacía ya tiempo que había oscurecido. Se me cayó el alma al suelo cuando vi las colas infinitas ante las cajas registradoras. La ciudad entera acudía a abastecerse ante la hora adversa que se aproximaba. En el cielo, advertí que de la Luna emanaba aquella noche un brillo inquietante, y un escalofrío me recorrió el espinazo. Resoplé y aceleré el paso o tendría problemas, y no estaba dispuesta a pasar ni una hora en el calabozo de ninguna sórdida comisaría.

Apuré los minutos en la compra y volví presurosa al coche. A lo lejos, distinguí un camión del ejército. Aceleré. Cuando, por fin, cerré la puerta de casa a mi espalda, aspiré con ansia bocanadas de vivificante oxígeno mientras el toque de queda sonaba fuera. ¡Conseguido! El Presidente tendría su día de la Fiesta Nacional sin abucheos.
- - - - - - - - - - -

6 comentarios:

posodo dijo...

Yo iba a decir que el próximo desfile lo 'subirían' a YouTube.
Pero me has ganado.
Y muy bien, por cierto. Enhorabuena.
Ya quedaremos para el año que viene.

GUIDO FINZI dijo...

A mí, casi todo lo que pasa últimamente por aquí (por el país) me parece ficción.

Un saludo

caraguevo dijo...

¡Uf!, el miedo me había calado el cuerpo al leerlo y menos mal que Guido ha dicho que era ficción, o eso he querido entender.
Lo del camión del ejército me ha recordado los carros de combate (que no tanques como dicen algunos) en estas calles hace 29 años y el ruido que hacían al pasar por la Avenida del Puerto, antes Avenida de Lenin.
El desfile, como dice posodo, lo podremos ver sólo en YouTube. Lo rodarán en una pista de Torrejón, por la mañana claro, por la noche la pista es utilizada por los aviones que traen a nuestros muertos en "accidente de trabajo" en Afganistan. Ya se sabe que eso de repartir chuches tiene su riesgo.
Por cierto, lo del pensamiento único al vamos o estamos ya lo tenías en el supermercado, sólo pudiste elegir entre Hacendado o Hacendado, ¿no?.
Un saludo

Sue dijo...

Yo salí de casa y me topé con la muchedumbre y ya en el metro fui aplastada, aunque hubiera sido peor tomar el bus. Nunca he asistido al desfile, y seguramente nunca lo haré, para muchedumbre prefiero un concierto con buchito de vino, pero allí había gente emocionada por la cuestión. ¡Personas que habían visto al rey (creo que hay que ponerlo en mayúsculas) y a las infantas que relataban el acontecimiento con una ilusión tremenda.
Lo achaco a que eran personas jóvenes y de fuera, es decir, personas que aún no han tenido tiempo de saber lo poco útiles que son borbones, los desfiles y los disfraces en un país que pretende ser Europa.
O quizás es que no lo pretende, entonces está todo más que claro.

Carlos dijo...

A veces la fición, supera a la realidad.
Muy bueno el relato.

S. Cid dijo...

Posodo: Si Chacón no ha impuesto el toque de queda para entonces, sí, quedaremos. Si lo ha hecho..., habrá que encontrar la forma de burlarlo, jajaja.

Guido: Sí, ficción... pero de la que atemoriza. Cada vez están más nerviosos y empieza a asomarles el plumero autocrático.

Caraguevo: Jajajaja, muy bueno lo de la pista de Torrejón. Pues, mira, me parece mejor solución, así el señor ZPaf no tiene que escuchar que lo abucheen, y el personal podrá salir a la calle sin que los arrinconen tras las vallas.

Sue: Si los inventos chaconiles siguen adelante, el próximo año no tendrás problemas con el metro, porque estaremos todos encerrados en casa. Ah, no..., tú también tendrás que estarlo... Bueno, a lo mejor si firmamos una declaración jurada con promesa solemne de que no abuchearemos ni haremos nada parecido, nos dejan salir, jajajaja.

Carlos: Gracias, Carlos ;-)

Saludos, amigos.

Belén 2013

Belén 2011