martes, 12 de octubre de 2010

El cartógrafo de la reina

El cartógrafo de la reina    (Javier Tazón  Ruescas)

Éste es el último libro que he leído (hace tan sólo dos días que lo acabé) y el traer la reseña  hasta estas páginas con tanta premura obliga a que el título en cuestión salte muchos números en la lista de los que aguardan su turno pacientemente. No dudo en hacerlo, sin embargo, aprovechando el día que es hoy y la efeméride que cumple en esta fecha 519 años. Y es que El cartógrafo de la reina lleva como subtítulo el muy clarificador: Memorias de Juan de la Cosa, pues no de otra cosa se trata sino de la vida de este cartógrafo y navegante, figura importante en el descubrimiento de América, que narra su vida bajo la forma ficticia de unas memorias dictadas por el santoñés a su escribano, Lope de Haro, en respuesta a una petición, también ficticia, de Arias Pérez Pinzón, hijo de Martín Alonson Pinzón, quien pretende interponer demanda contra Colón por ser su familia injustamente preterida en favor de éste.

¿Quién descubrió América? ¿Fue Colón, como las conveniencias de la Historia nos hicieron creer? ¿Por qué los Reyes católicos apoyaron la empresa? ¿Qué oscuros intereses se escondían tras las Capitulaciones de Santa Fe? Juan de la cosa, marino de Santoña afincado en Puerto de Santa María, científico, navegante pionero, hombre de confianza de la Reina Isabel I de Castilla y protagonista de aquellos hechos, tiene las respuestas.

A petición de la familia Pinzón, Juan de la Cosa redacta sus memorias para usarlas como testimonio en un juicio. Quieren que se reconozca a Martín Alonso Pinzón el mérito de haber sido él quien en verdad descubrió las Indias Occidentales. El cartógrafo de la Reina, espía de la Corona, autor del primer mapamundi moderno de la Historia, cumple el encargo y narra la conspiración de los banqueros italianos con don Fernando de Aragón, que se las ingenian para que doña Isabel de Castilla firme unas capitulaciones en las que se conceden extraordinarios poderes al oscuro Cristobal Colón.

Describe también el viaje de 1492 con todos sus incidentes, incluido el motín de a bordo, la búsqueda alocada de Babeque y del oro, el contagio de la sífilis a la marinería, los sabotajes en las Canarias y las penalidades del tornaviaje. El cartógrafo es crítico en extremo con el comportamiento del Almirante, quien resulta, más que un navegante, un conspirador de salón, hábil propagandista de sí mismo, hombre dispuesto a pasar por encima de todos para lograr sus fines. Tras la muerte de Juan de la Cosa, su escribano y amigo Lope de Haro toma la pluma para narrar el fin heroico del gran marino en la selva de Turbaco, el 27 de febrero de 1510.

Una nueva visión del Descubrimiento, basada en las más modernas investigaciones. Todo lo que aquí se cuenta es novedoso: la ruta del Descubrimiento, el lugar del desembarco, el origen de Colón, las intrigas y asesinatos previos al Viaje. Nadie quedará indiferente ante la Historia tras leer esta obra. Conspiraciones políticas y palaciegas, espionaje, el mapa perdido de Al-Idrisi, traición, amor y muerte se dan la mano en esta trepidante novela, que nos acerca a Juan de la Cosa y su época.

Desde luego, la novela, además de estar bien escrita, es tan sorprendente que invita a una lectura continua: poco más de un día he tardado en leerla. Y es sorprendente porque la visión que presenta sobre el Descubrimiento de América demole la narración que sobre este hecho nos han contado desde el colegio. La figura de Colón es vituperada, de forma que prende en el lector un novedoso sentimiento de desden, y depreciada hasta volverla inane en tan magno acontecimiento.

11 comentarios:

Paco Gómez Escribano dijo...

Buenas son las novelas que, aparte de ser amenas, aportan datos e invitan a la reflexión. La Historia siempre se ha escrito en base a intereses oscuros. Me la anoto. Saludos.

posodo dijo...

Suena interesante. Habrá que saber, no obstante, hasta donde llega la realidad y dónde empieza la ficción.
En todo caso, me has hecho modificar parte de una anotación, y te lo pago... enlazándote.
Un saludo.

Editorial Kattigara dijo...

Estimado S.Cid:
Muchas gracias por su reseña. Nos alegramos sobremanera de que haya disfrutado de "El cartógrafo de la reina".
Un cordial saludo,
EDITORIAL KATTIGARA.

S. Cid dijo...

Paco: Sí, verdaderamente, la Historia está llena de rincones oscuros desde los que, con frecuencia, se dictan los renglones que la escriben. Me ha gustado la novela, sí. No sé si se debe a cómo está escrita o a la mucha sorpresa que me ha causado (quizá también en parte por el atractivo retrato que hace de Juan de la Cosa), pero es una novela que me ha dejado muy buen regusto. Espero que a ti también.

Posodo: Respecto a realidad y ficción, la novela también incluye, al final, un apartado del autor precisamente que trata este asunto. Muy interesante, también, por cierto. Léela y danos luego tu opinión en una de tus provechosas anotaciones. ¡Ah, y gracias por el enlace! ;-) Voy en seguida a leerte.

Editorial Kattigara Gracias a ustedes por su visita y su comentario. Dice mucho del interés que muestran por sus autores.

Saludos.

GUIDO FINZI dijo...

Este sí que me lo apunto, porque la figura de Cristóbal Colón, y sus vicisitudes, siempre me resultó de lo más interesante.

Un saludo

caraguevo dijo...

Me lo apunto yo también. Tengo uno de parecido tema pero no recuerdo el título. Hablando de apuntar, el que apunta y señala es Colón en Barcelona pero hacia el sitio "equivocado" pues apunta a Oriente, ¿o es que señala las Indias que es donde realmente quería ir?.
Hablando de Colón, hay que comprar detergente.
Un saludo.

Sue dijo...

Me gustan los mapas y los cartógrafos (que pudieran hacer mapas con los pocos medios de los que disponían me resulta fascinante), así que anotado queda.

Carlos dijo...

Los libros históricos suelen gustar y surgen muchas obras, de las cuales podemos aprender de la historia, a la vez que nos sumergimos en la narración en forma de novela. Yo me enganché hace muchos años a las novelas de Carlos Fisas y no me desagradron en absoluto.
Besos.

S. Cid dijo...

Guido: Pues te sorprenderá la imagen de Colón que se da. ¿Fue así en realidad? Desde luego, la anécdota con Rodrigo de Triana ya dice mucho de él. Por cierto que, leyendo hoy un libro sobre la lengua española, se recordaba que "¡Tierra!" fue la primera palabra española que se oyó en aquel continente.

Caraguevo: Lo de las estatuas de Colón tiene su aquel. En Madrid la cambiaron de sitio. A mí me gustaba más donde estaba antes. Por cierto, que algo ha tenido que ver este cambio en el hecho de que el desfile de ayer se celebrara más arriba, ¿no?

Sue: Pues éste te encantará. No sé si verdaderamente la figura de Juan de la Cosa fue tan atractiva como se la retrata en el libro, pero, de serlo, es para sentir gran admiración por él.

Carlos: A mí me suelen gustar, aunque hay algunas novelas históricas que dejan bastante que desear. No es el caso de ésta. En realidad, no sé hasta que punto es histórica. Hay mucho de ficción en ella. En cualquier caso, me gustó bastante.

Saludos, amigos.

Hispalois dijo...

Hola. Te agradezco los enlaces a los dos artículos en Wikipedia sobre Juan de la Cosa y su mapa, en los que he participado activamente. Me ha gustado mucho tu reseña, espero poder leer esta novela la próxima vez que pase por España.

S. Cid dijo...

Hispalois Gracias a ti por tu visita y tus artículos en Wikipedia. Le eché un vistazo a tu perfil. Curioso el origen de tu apodo :-)

Saludos.

Belén 2013

Belén 2011