martes, 5 de octubre de 2010

Encuentre la diferencia

Encuentre la diferencia



9 comentarios:

García Francés dijo...

¿Será que Zapatero le ha regalado una corbata?

Por supuesto, como complemento fashion y sin menoscabo del habitual trinque a que nos tienen habituados los sindicatos.

Un saludo, amigo

caraguevo dijo...

En la foto de la izquierda está mejor acompañado, sin duda.

Señor De bate dijo...

¿A quién me recuerda a mi la parienta del Tojo....?

Con Zapatero va vestido con su uniforme oficial de sindicalista (prohibido llevar corbata, es una prenda capitalista y reaccionaria)), y con su gordi lleva corbata como manda el capitán del barco para las cenas.

S. Cid dijo...

Caraguevo probablemente tiene razón, sin embargo, el asunto iba por lo que apuntan García Francés y Bate: la corbata.

Hay que ser muy fresco y desvergonzado para, como dice Bate, ponerse el disfraz de sindicalista cuando va a entrevistarse con el Presidente del Gobierno y no tener reparo alguno, empero, en trocar el camuflaje proletario por la chaqueta y corbata del patrón cuando acude a una cena junto al capitán de un lujoso barco de recreo.

Principios, ya lo vemos, este tipo no tiene ni uno. Puño arriba frente a la masa, sumisión completa en privado a esa etiqueta social que publicamente denosta.

¡Caradura!

Miguel Baquero dijo...

Es que a la derecha lleva puesto el uniforme de sindicalista y a la izquierda se muestra como realmente es, de crucero con su corbata y del brazo de su señora a la mesa del capitán. Que hace bien, qué coño; lo que a mí me molesta es el disfraz

S. Cid dijo...

Miguel: Exacto: no critico el viaje (dejando aparte lo de que su sueldo procede de subvenciones obtenidas de mis impuestos), pero no, no lo critico. Tiene todo el derecho a irse de vacaciones con su mujer donde mejor les parezca. Ahora bien, no se puede nadar y guardar la ropa. Si eres tan rechulo como para ir a la Moncloa desencorbatao porque te lo prohibe tu manera de entender la vida, entonces no te la pongas tampoco para cenar con el capitán. Coherencia, caray. La cuestión es que, en realidad, este tío no cree en nada. Vive del cuento sindicalista.

Señor De bate dijo...

Exacto S.Cid, un poco de coherencia, coño.

El Tojo podría aprender un poco de su correligionario Cándido Méndez.

El compañero Cándi cuando tiene que ir (por cojones, eh..que conste) al restaurant de lujo asiático del hotel Villamagna se presenta con sus pintas de desharrapado decimonónico, joder, que hay que ser coherente, coño, Tojo, que no te enteras..., ni tú, ni tu gordi.

GUIDO FINZI dijo...

Yo pensé que este tal Toxo era de Bruguera. Como vive del cuento...

S. Cid dijo...

Guido: jajajajaj, siempre tan ocurrente ;-), jajajajajaja

Belén 2013

Belén 2011