viernes, 29 de octubre de 2010

De tarugos y... "tarugos"

De tarugos y... tarugos

No, no, no…
–¿Eso dijo?
–Sí, fueron las últimas palabras razonables que pronunció. Después, se volvió loca.
–¿Pero por qué?
–Tras la promulgación de la ley, los niños quedaron sin juguetes ante la posibilidad de que nuestros infantes incurrieran en la nefanda diferenciación de los géneros.  Pero ella creyó encontrar la solución…
–¿Eso? –preguntó despectivamente mientras señalaba un burdo taco de madera.
–Sí, eso –corroboró el otro–,  pero no lo desprecies. En su momento fue el juguete estrella de la Navidad. De hecho, fue el único juguete. Todos los demás se prohibieron: balones, muñecas, arcos y cocinitas… Eso fue lo único que tenían nuestros niños para jugar. Una idea increíble, en el fondo: el juguete unisex. Y ella… se forró.
–¿Pero, entonces…, su locura?
–La acometió el día en que comprobó que las niñas acunaban el tarugo y los niños probaban a meter goles con él.

21 comentarios:

caraguevo dijo...

Este juguete sí que es la Legión, jaja.
Muy bueno, enhorabuena.
Este fin de semana, a ponerse bien.

Señor De bate dijo...

Excelente texto, te felicito.

Conozcamos como piensa el impulsor de esta Ley que el Congreso aprobó el martes pasado, el socialista José Alberto Cabañes (quédense con el nombre, este tipo promete tardes gloriosas), "se trata de realzar e impulsar el principio de igualdad entre mujeres y hombres" en la educación Primaria, "especialmente durante el recreo en los patios de los colegios, ya que constituyen instrumentos de transmisión de valores y principios en esta etapa educativa" y (ojito con lo que escupe el jodido mamarracho)"casi todos los juegos y actividades de ocio están impregnados de violencia y sexismo".
Ahí quedó eso...

Este tio es un enfermo mental, y por su puesto, toda la piara progresista que le acompaña y tienen la poca verguenza de decirle a los padres cómo y con qué deben jugar sus hijos.

Son unos hijos de puta, no me canso de decirlo.

En definitiva, otro paso más para el adoctrinamiento definitivo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Excelente relato, S.Cid, indicativo de la poca sensatez de las gentes que nos gobiernan. A ver si se piran a su casa de una vez. Saludos.

Miguel Baquero dijo...

Esta escena cada vez se va a parecer más a la realidad, por ese estúpido empeño de uniformarnos a todos, de querer ver sexismo y de indignarse por cualquier cosa. Y lo malo es que, en el fondo, más que estúpido, es todo tan hortera y tan cursi...

Señor De bate dijo...

Esta escena que magistralmente narra S.Cid ya ha llegado a nuestras escuelas, Miguel Barquero, está con nosotros, forma parte del paisanaje, al enlace que he subido me remito.

En el fondo, lo que prevalece tras esta ley es un nuevo ataque a nuestra intimidad y nuestra sacrosanta libertad para educar y formar a nuestros hijos según nuestras legítimas convicciones.

Es la insoportable e intolerable doctrina socialista de querer meter sus sucias narices en nuestros asuntos privados lo que siempre me hace pensar que este partido, aún no ha renegado del marxismo, al menos, de cara a la galeria.

GUIDO FINZI dijo...

Esto, la polémica de Sánchez Dragó, ser penúltimos en consumo per cápita de vino (en Europa), Belén Esteban cono como icono social, el maltrato anima, la obesidad infantil, el consumo de cocaína, etc. Si no estamos ante un país analfabeto, que alguien me demuestre lo contrario.

Un saludo

Señor De bate dijo...

Guido, amigo, te puedo asegurar que yo pongo todo de mi parte para que el consumo per cápita de vino en España suba pocisiones en Europa.

GUIDO FINZI dijo...

Señor De bate:
jaja, yo y mi entorno, hacemos lo propio. Además, yo soy de los que, además de obsequiar libros, también regalo vino

S. Cid dijo...

Con respecto al asunto que trata el cuentecito de hoy, he querido tratarlo con sorna (aunque no sé si lo he conseguido del todo), porque ya empiezo a pensar que o nos reímos de estas cosas o moriremos por el llanto, porque lo que está ocurriendo en España en los últimos años supera el drama.

Parece jocoso, la verdad, eso de que ahora las niñas no van a poder jugar con muñecas, no sea que les afecte y haga de ellas lo que al parecer, según la visión necia de estos que nos gobierna, hiceron con las niñas de mi generación y todas las anteriores hasta el inicio de los tiempos. ¿Y qué es eso tan terrible que hicieron las pobres muñecas conmigo?, me pregunto. Me estudio en profundidad y, de verdad, amigos, que no encuentro nada raro en mí. Creedme, creedme. Soy un ser normal.

¿Nuevamente de guasa? Ya lo decía arriba: o me río o perderé la vista por el llanto derramado. Sin embargo, de jocoso no tiene nada. Miro un poco más allá de la noticia y veo que nos dirigimos a pasos agigantados hacia un control total del ciudadano por parte del Estado. Con vaselina, pero nos las van metiendo una detrás de otra: no puedes fumar, no puedes beber, no puedes hablar tu propio idioma en tu país, no puedes educar a tus hijos como quieras, sino como el Estado dice; ellos, además, no pueden jugar con los juguetes que quieran, y tú ni siquiera puedes contarles un cuento como te dé la real gana sino como quiere el Estado: Bibinieves.

Visto el camino por el que nos van empujando, al final la única solución para sobrellevarlo va a ser la que propone Guido: el vino.

posodo dijo...

Mejor, el fué.
Ya que esta estupidez 'vino', que podamos decir, 'fué' (con o sin tilde, que la Academia también está ya empezando a marear la perdiz con la ortografía).

Pero lo dudo. Estos 'tarugos' no son de las ramas, sino de las raíces.

Sue dijo...

Je,je, muy bueno Cid. De qué sirve prohibir cuando el bombardeo de mensajes sexistas sigue en la calle. Cada niño que juegue con lo que apetezca y pueda, sobre todo, pero ¿prohibir?
A mi lo que me preocupa es que muchos padres no están dispuestos a tomarse tiempo en la educación de sus hijos y le dejan esa labor a otras personas o máquinas.
En fin, que me quedo con el vino, sí. Con un blanco siciliano que probé el otro día, por ejemplo.

S. Cid dijo...

Sue: Lo dices cristalino: hoy en día muchos padres dejan la eduación de sus hijos en manos de otros y gran parte de los males que nos aquejan vienen por ahí. En vez de prohibir lo que hay que hacer es legislar para que conciliar vida laboral y vida familiar (parezco un político, jajaja). Pero en serio creo que si los padres pasaran más tiempo con sus hijos, las cosas irían mejor (entre otras, la eduación -me refiero sobre todo a la académica; pero a la otra, también)

Ana Laura dijo...

El tema de los juguetes y el 'condicionamiento' está pasando las fronteras. Hace poco tiempo llevé a mis alumnos a una exposición de los afiches ganadores de un concurso que se llamaba: 'la igualdad no es un juego', donde se intentaba reflexionar sobre rol, juguetes y género. Los afiches eran muy creativos y realmente llevaban a la reflexión, y me pareció una buena forma de hacerlo... pero por suerte por ahora no hay normativas al respecto. Una cosa es promover la reflexión y otra legislarla...

Tu minicuento está muy bueno, logra expresar tu punto perfectamente.

Saludos!

Por cierto, tal vez publique algo al respecto (del concurso, digo)

S. Cid dijo...

Ana Laura: Siempre estaré a favor de la igualdad: iguales deberes; iguales derechos. Otra cosa es que me quieran confundir con un hombre y a un hombre lo quieran confundir conmigo. No soy hombre, ni lo quiero ser. No porque tenga nada contra ellos, claro, sino simplemente porque estoy muy a gustito conmigo misma (supongo que igual de a gustito que estaría siendo hombre si hubiera nacido así). Pero es que eso de los juguetes y el sexismo... De verdad que en esta pobre España estamos ya rozando la imbecilidad suprema. Aquí sí se legisla, Ana. Ahora puedes reírte... ;-)

Espero tu comentario sobre el concurso. Lo leeré con gusto, como todos tus textos.

Saludos :-)

Ana Laura dijo...

Eso sí, me quedé con la duda... ¿cómo controlarán los juegos en las escuelas y los patios de los edificios? ¿Instalarán cámaras tipo Gran Hermano (el Orwelliano, no el televisivo)? Asusta.

S. Cid dijo...

Ana Laura Muy sencillo, Ana: el control lo realizarán los profesores, como controlarán también cuántos bollicaos se come cada niño, hecho que tendrán que comunicar a sus padres en el momento en que la cantidad supere un número determinado que pueda llegar a ser peligroso para la salud del infante. Son también los profesores (en este caso catalanes) los que tienen que denunciar a los niños que hablen español en los recreos o se comuniquen su temor ante el próximo examen de mates en el pasillo.

Como ves..., los profesores estamos hasta el cogote de trabajo..., de trabajo de cualquier tipo en detrimento de nuestra verdadera labor: la académica. Este es mi país.

PD: ¿Qué hay que hacer para ser profe en el tuyo? A lo mejor me exilio ;-)

Ana Laura dijo...

Es increíble, lo peor es que algunos seguro denuncian a los niños nomás.

Acá solo nos piden enseñar... por ahora. Serás bienvenida cuando te canses de ser espía del estado :)

Señor De bate dijo...

Ana Laura dijo...

"Acá solo nos piden enseñar... por ahora. Serás bienvenida cuando te canses de ser espía del estado :)"

Me parece absolutamente acertadísimo y exacto eso de espía del estado.

Y me parece genial que una persona no española que aún no está inoculada -entiéndeme- por la locura que están generando y se vive en esta patética España, opine.

"¿Instalarán cámaras tipo Gran Hermano (el Orwelliano, no el televisivo)?

Llevan años instalada, ya están con nosotros. Incluso están elaborando una neo-lengua estimada Laura.

S. Cid dijo...

Ana: No sólo los denuncian, los animan a irse. Hace unos meses, una profesora gallega le sugirió a una niña, alumna suya, que si no estaba dispuesta a estudiar en gallego y se empeñaba en hacerlo en español, lo mejor que podía hacer era irse de Galicia.

Pues si me decido a marchar, ya te avisaré porque, después de tu texto sobre "la ciudad del amor" y la foto que subiste de Piriápolis, investigué sobre tu ciudad y me gustó mucho, mucho todo lo que leí y vi. Así que no descartes que algún día pida asilo político (sobre todo para mantener mi cordura) en tu país y acabe siendo vecina tuya en Piriápolis, jajajaja.

Bate: En cuanto a lo de "espía del estado", aclárese que de espiar, espío al estado, no a su servicio, jajajajajaja. Aquí Bond, SCid Bond ;-)

Señor De bate dijo...

¿Piriápolis..??, vaya, A.Laura, eres paisana del gran Ladislao Mazurkiewic, que callado te lo tenías.

______

Y a ti, agente Scid Bond... a ti..mejor me callo....si, me callo...

S. Cid dijo...

Bate: ¿Qué te callas? ¿Eh, Bate? (saco pecho y gruño). ¿Qué te callas..? Hummmmm. Toma burla y mofa de tus calladas: :-P

Belén 2013

Belén 2011